domingo, 9 de agosto de 2020 Actualizado a las 17:16

Asistencia del mandatario no está zanjada y hay opiniones encontradas en Palacio

La Moneda no sabe qué hacer con Piñera para aniversario de tragedia en Juan Fernández

por 10 agosto, 2012

La Moneda no sabe qué hacer con Piñera para aniversario de tragedia en Juan Fernández
Todo apunta a que es al propio Presidente a quien habría que convencer de no viajar a Juan Fernández. Esto en concordancia con el modelo que se ha implementado los últimos meses de evitar que el Mandatario “esté en todos los temas, opinando de todo”, porque quedó comprobado que eso fomentaba el rechazo a su gestión.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

No es un tema fácil. En el gobierno lo saben y confiesan que están literalmente caminando “sobre huevos”, tratando de definir los detalles de lo que serán las actividades de conmemoración a un año de la tragedia de Juan Fernández, sin herir susceptibilidades ni menos abrir flancos de conflicto. Uno de los puntos más delicados y que aún está sin resolver, es precisamente si el Presidente Sebastián Piñera se trasladará o no al archipiélago ese primer fin de semana de Septiembre, a riesgo, si es que finalmente va, de quedar expuesto y en el epicentro de las críticas públicas por la utilización política de este drama.

Todos los detalles de las ceremonias conmemorativas, los preparativos, la logística, relación con los familiares de las 21 víctimas y demás aspectos en juego, están siendo manejados por el Ministerio de Defensa. A La Moneda le compete solamente la definición final de si Piñera asiste o no, aunque hay voces en el gobierno que ya han planteado en privado al Mandatario que si asiste “cambiará radicalmente el tenor de los actos, pues se quiere que sean los más sobrios posibles”.

Después de un 2011 complejo y un inicio del segundo tiempo del mandato marcado por tensiones políticas, críticas, baja aprobación ciudadana y de hecho en medio de una sistemática caída en las encuestas, finalmente los últimos tres meses La Moneda ha logrado estabilizar una estrategia que  permite blindar la imagen del Presidente Piñera. Ello se ha visto reflejado en las últimas encuestas, puntualmente la medición mensual de ADIMARK de junio y julio, donde si bien no ha logrado alzas estadísticamente significativas (34% y 36% de aprobación en cada uno), los aumentos de uno y dos puntos reflejan que se logró detener la caída.

Por lo mismo, el tema de Juan Fernández es visto casi como un posible paso en falso. Hasta hace dos semanas, en los patios de La Moneda se comentaba sin tapujos que Piñera estaba evaluando ir al primer aniversario, que casi estaba decidido y que de hecho, quería asistir.

Hoy es distinto. En Palacio afirman que “no se sabe”, que “no está resuelto”, otros que “hay que ver realmente qué se hace”, que “es difícil por los tiempos, tiene que viajar” y que “lo más probable es que no”. En agenda está el viaje a Rusia para participar en la Cumbre de la APEC que se realizará en Vladivostok y a la cual Piñera junto a su comitiva partirían el 3 de septiembre, lo cual se transforma en una razón de peso para no ir a Juan Fernández, por los tiempos tan ajustados.

El tema de Juan Fernández es visto casi como un posible paso en falso. Hasta hace dos semanas, en los patios de La Moneda se comentaba sin tapujos que Piñera estaba evaluando ir al primer aniversario, que casi estaba decidido y que de hecho, quería asistir. Hoy es distinto. En Palacio afirman que “no se sabe”, que “no está resuelto”, otros que “hay que ver realmente qué se hace”, que “es difícil por los tiempos, tiene que viajar” y que “lo más probable es que no”.

Cabe precisar que entre el entusiasmo inicial y los últimos días, estalló la última polémica con el informe de expertos de la Junta Investigadora de Accidentes de Aviación de la FACh, que concluyó que los pilotos recibieron información meteorológica errónea sobre los vientos en el área del aeródromo, que no tenían los protocolos suficientes para maniobrar en el archipiélago, que el CASA 212 voló por 38 minutos a más de 10 mil pies, lo que afecta al consumo de oxígeno de la tripulación.

Es más, en paralelo se conoció de las fotografías encontradas —supuestamente sacadas en los últimos segundos del vuelo— pertenecientes a la cámara de Romina Irarrázabal, una de las 21 víctimas, las que estaban en poder del ministro en visita Juan Cristóbal Mera, lo que molestó a varios de los familiares por no estar informados de ello.

Así, en Palacio hoy reconocen que en realidad “está aún por definirse” la participación de Piñera, pero que si bien sería mayoritaria la opinión de que debería restarse, reconocen que “está la puerta abierta aún”.  Se sabe que algunos ministros expusieron al Mandatario su punto de vista, lo inconveniente de asistir, que el escenario no es el más propicio, dadas las tensiones y diferencias con las familias de las víctimas y que lo mejor es actuar con mesura y bajo perfil.

Todo apunta, eso sí, que es al propio Presidente a quien habría que convencer de no viajar a Juan Fernández. Esto en concordancia con el modelo que se ha implementado los últimos meses de evitar que el Mandatario “esté en todos los temas, opinando de todo”, porque quedó comprobado que eso fomentaba el rechazo a su gestión.

Preparativos

Hasta ahora lo que se ha definido es que el viernes 31 de agosto se trasladará hacia Juan Fernández por barco el ministro de Defensa, Andrés Allamand, autoridades regionales de la V Región, los familiares que quieran asistir, periodistas y un equipo médico, que se hará cargo de los malestares físicos que pueden generar las casi 26 horas de viaje por mar.

El sábado 1 de septiembre en la tarde, una vez llegados a la isla, se realizaría una suerte de misa ecuménica y el día domingo 2, fecha exacta del accidente, se trasladaría en lanchas al llamado “Punto Loreto”, para lanzar ofrendas florales y realizar un minuto de recogimiento. Tal sitio corresponde al lugar exacto donde se estrelló el CASA 212 y al nombre que recibió la operación de rescate y recuperación de los cuerpos de las víctimas.

En el gobierno aún no saben cuántos familiares se trasladarán en total. El escenario con ellos ha sido complejo, porque muchos están enojados con la Fuerza Aérea, por el trato recibido, por la responsabilidad en el accidente y el mal manejo desde entonces. Otros no quieren ir y un grupo rechaza que asista la prensa, precisamente, porque quieren evitar cualquier tipo de utilización de una fecha tan dolorosa para ellos.

El mejor ejemplo de esto fueron las declaraciones hace sólo unos días de la viuda del periodista de TVN, Roberto Bruce: “No me interesa que mi pena se viva tan públicamente”, dijo Andrea Sanhueza, quien añadió que no le interesa ir a Juan Fernández, porque “para mí, que se cumple un año o dos da lo mismo. No me interesa ir a rencontrarme con él en el lugar donde murió, sí donde vivió, fue conmigo y con mis dos niñitas. No quiero ir para allá”.

La tragedia de Juan Fernández levantó al ministro Allamand en las encuestas y lo instaló como presidenciable, por el despliegue y trabajo en terreno que protagonizó esos días en la isla, en circunstancias que él también era un familiar, su cuñado, Felipe Cubillos, fue otra de las víctimas del accidente.

En el gobierno comentan que tienen asumido que “tendrán que comerse algunas críticas” por el acto de conmemoración, pero todo indica que sea Allamand quien las reciba y que ello no escale hasta Piñera.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV