sábado, 16 de enero de 2021 Actualizado a las 23:30

En antesala de inicio fase final de demanda peruana ante La Haya

Bolivia busca desesperadamente internacionalizar reivindicación marítima

por 1 noviembre, 2012

Bolivia busca desesperadamente internacionalizar reivindicación marítima
Morales, en una maniobra mediática, ungió a Penn con el rango de “embajador de las causas nobles de Bolivia ante el mundo”. Según el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, la idea es que “en el marco de la diplomacia ciudadana que alienta el actor, abogue en todos los foros internacionales por la reivindicación marítima, la despenalización de la hoja de coca y la extradición del "Goni".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En menos de una semana La Paz ha intensificado su presión para que Chile retome la “Agenda de 13 puntos” adoptando medidas como la intervención del río Silala. En tanto la Cancillería chilena sigue a la espera de un informe técnico que nunca llegará y que Bolivia no está dispuesta a entregar. “En el momento en que las aguas pasan la frontera, ahí hay que dialogar, pero en tanto a las aguas que están en nuestro territorio lo que hagamos con esas aguas no es de incumbencia de Chile sino de los bolivianos y somos los que decidimos que hay que hacer con esa agua”, sentenció el vicepresidente, Alvaro García Linera.

Este martes en La Paz, Bolivia, el Presidente Evo Morales, le pidió al actor estadounidense Sean Penn abogar por la reivindicación marítima, despenalización de la coca y extradición del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, más conocido como Goni.

Morales, en una maniobra mediática, ungió a Penn con el rango de “embajador de las causas nobles de Bolivia ante el mundo”. Según el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, la idea es que “en el marco de la diplomacia ciudadana que alienta el actor, abogue en todos los foros internacionales por la reivindicación marítima, la despenalización de la hoja de coca y la extradición del Goni”.

Morales fue enfático en su pedido a Sean Penn para que sea interlocutor frente a actores de la política internacional en la centenaria reivindicación marítima boliviana.

"El Presidente Evo le ha pedido con mucho respeto que este señor pueda llevar nuestras reivindicaciones, nuestra propuesta de retorno al mar a los distintos escenarios, en los que podamos avanzar de manera significativa en el contexto internacional", dijo el vocero del Palacio Quemado.

Este nombramiento más que un efecto real, busca sensibilizar y reponer en la agenda internacional la reivindicación marítima que ha sido bandera de lucha permanente de las autoridades bolivianas y que podría quedar sepultada por el fallo que La Haya dicte ante la demanda que interpuso Perú contra Chile por el límite marítimo, que según Perú no está definido.

Silala  intervenido

El sábado 27 de octubre, mientras en Chile el foco noticioso estaba puesto en las elecciones municipales, Bolivia daba inició a los trabajos de canalización del río Silala, lo que se traducirá en que dentro de los próximos 20 días se corte parcialmente el flujo del caudal —cerca al 30 % del cauce de las aguas— hacia el norte de Chile, explican autoridades paceñas.

En el edificio Carrera, en Santiago, siguen esperando el informe técnico que se solicitó a La Paz, el que nunca llegará. Sobre el tema la Cancillería ha guardado absoluto silencio.

Ese día los principales diarios del vecino país titulaban “Hoy, por vez primera, el Estado boliviano comenzará a sentar soberanía en la región (Potosí) con el primero de los cuatro proyectos que recuperarán el control del recurso hídrico que Chile se niega a pagar argumentando que se trata de un “río internacional de curso sucesivo”.

El inicio de obras para la instalación de un criadero de truchas comenzó formalmente el sábado, y contempla “una obra de toma, cuatro piscinas de alumbramiento, un canal general de distribución, 12 tanques para los alevines y desoves y una sala de administración. El costo de este proyecto es de Bs 409 mil que contempla una producción de 28.800 crías y una producción de 21.600 truchas al año que tendrán el peso promedio de 250 gramos”, señalaba en su artículo principal 'El Diario', el principal medio escrito paceño.

La disputa por el cauce de las aguas del Silala, que son fundamentales para las mineras de la zona altiplánica de la región de Antofagasta, han estado presentes en todo el proceso reivindicativo que lleva adelante el gobierno de Morales y es uno de los elementos de presión para que Santiago acepte negociar, sostienen las autoridades bolivianas. “Son 104 años que transcurre las aguas para el lado chileno y no genera ningún beneficio para el país, para el departamento y para nuestros compatriotas que viven en ese girón patriótico”, sostuvo el senador por Potosí, Eduardo Maldonado.

El Presidente Evo Morales junto al actor Sean Penn, luego de haber sido nombrado “embajador” jugó un partido de fútbol junto al mandatario. (Foto: EFE)

En los días previos a la intervención del cauce, el ministro de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno, señalaba: “A nosotros lo que nos interesa es conocer, para estar tranquilos, de que esto no va a causar un perjuicio aguas abajo, ya que este es un recurso que compartimos por lo tanto es de interés de ambos países”.

Moreno agregó además que “está en manos de Bolivia el camino que podemos seguir hacia adelante, porque Chile no va a poner en cuestión ni sus tratados ni su soberanía, pero sí tiene una tremenda disposición al diálogo”.

La respuesta oficial de La Paz no se dejó esperar y el vicepresidente, Alvaro García Linera, reiteró que el tema del uso del recurso hídrico en el país es de carácter soberano y por tanto Chile no tiene ningún derecho a pedir informes ni otras explicaciones que no corresponden, pero aclaró que existen negociaciones en el marco de la agenda bilateral diseñada desde 2006.

“En el momento en que las aguas pasan la frontera, ahí hay que dialogar, pero en tanto a las aguas que están en nuestro territorio lo que hagamos con esas aguas no es de incumbencia de Chile, sino de los bolivianos y somos los que decidimos qué hay que hacer con esa agua”, explicó García Linera.

En el edificio Carrera, en Santiago, siguen esperando el informe técnico que se solicitó a La Paz, el que nunca llegará. Sobre el tema la Cancillería ha guardado absoluto silencio.

Bolivia está apelando al acuerdo de abril 2009, cuando ambos gobiernos anunciaron que habían llegado a un preacuerdo respecto al uso de las aguas del río Silala. En el acuerdo se establecía que Chile debía pagar por el uso del 50 % de las aguas del cauce, para lo cual se instalarían medidores de los flujos que permitan cuantificar el uso del río.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Espiral de violencia

Envíada por Valentina Terra Polanco, Observatorio Niñez y Adolescencia | 16 enero, 2021

Cartas al Director

Noticias del día

TV