domingo, 17 de enero de 2021 Actualizado a las 01:19

Ministro activa redes y manda señales para tomar control político del Gobierno

Chadwick mueve sus primeras fichas y llena vacío de poder en La Moneda

por 9 noviembre, 2012

Chadwick mueve sus primeras fichas y llena vacío de poder en La Moneda
Pese a que es un UDI pasando a ocupar un puesto de RN en el gabinete, Carlos Larraín lo aplaudió en la ceremonia de juramento. Es que la principal habilidad política del discípulo y amigo de Jaime Guzmán es bajar las barreras de protección y sospecha hacia su persona. Así, ya avanza persuadiendo, negociando y haciendo sentir importantes a sus interlocutores. Un “Panzer” que se instala sigilosa pero sólidamente.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cuando el Presidente Sebastián Piñera parta el lunes 12 en la noche rumbo a su larga gira por Europa, su primo y ministro del Interior, Andrés Chadwick asumirá como Vicepresidente de la República. Eso es más que un título decorativo, porque el nuevo hombre fuerte de Palacio tras el cambio de gabinete de hace cuatro días, ha dado señales concretas que su tarea primordial es llenar el vacío de poder que imperaba en La Moneda y conducir las riendas políticas de la actual administración.

“Es como lo que hacía Insulza en su tiempo”, aseguró uno de los fundadores de la UDI y amigo de Chadwick para graficar el papel que jugará, aludiendo a lo que fue para el gobierno de Ricardo Lagos el hoy secretario general de la OEA. La comparación no es casual, porque Chadwick antes de entrar a la UDI coqueteó con el MAPU.

Prueba de ello fue la reunión que el martes en la mañana tuvo con el Presidente de la Corte Suprema, Rubén Ballesteros. Una cita protocolar, que duró solamente veinte minutos, pero que en sí reflejó el afinado ojo político de Chadwick, ya que uno de los flancos de conflictos permanente que ha tenido el gobierno este año ha sido, precisamente, la tensa relación con el Poder Judicial.

“He querido, durante mi primer día como ministro del Interior, venir a saludar, en primer lugar al presidente de la Corte Suprema (…) un intercambio de opiniones, de comprometernos a un trabajo de colaboración mutua (…) dar una señal a todos los chilenos que vamos a trabajar muy unidos”, dijo Chadwick ese día, quien después en La Moneda añadió que la cita fue para “fortalecer los lazos” entre ambos poderes del Estado.

En la casa de Gobierno comentaron que fue el propio Chadwick quien pidió que se le agendara la cita con Ballesteros, que quería que fuera una de sus primeras actividades y que además fuera en el Palacio de Tribunales. ¿La razón? Su entorno precisó que este ministerio del Interior “se va a llevar muy bien con el Poder Judicial”.

Su antecesor tuvo una conflictiva relación con el Poder Judicial, basta recordar el 'caso Bombas' y la querella contra Luciano Pitronello, cuyas resoluciones fueron cuestionadas por Rodrigo Hinzpeter.

En Palacio y en aras de la buena convivencia —una nueva estructura del comité político incorpora al Ministerio de Defensa y por ende a Hinzpeter a dichas reuniones— recalcan que la idea no apunta directamente al saliente ministro del Interior. De hecho, nadie habla directamente de Hinzpeter, por el contrario, se decidió “no hacer comparaciones explícitas” con el estilo de él, sino que las diferencias se marcarán con hechos. Cabe acotar, en esa línea, que también está en pauta que Chadwick se reúna en los próximos días con el Fiscal Nacional, Sabas Chahuán.

A buen entendedor, pocas palabras

Si las críticas al estilo Hinzpeter llovían de todos los sectores —oposición, Alianza, el Congreso y el Poder Judicial— precisamente por no ejercer como jefe de gabinete y abocarse al tema de seguridad y delincuencia, basta tomar nota de la agenda de reuniones que ha convocado Chadwick estos días para sacar cuentas de cómo viene la mano de ahora en adelante.

En La Moneda comentaron que fue el propio Chadwick quien pidió que se le agendara la cita con Ballesteros, que quería que fuera una de sus primeras actividades y que además fuera en el Palacio de Tribunales. ¿La razón? Su entorno precisó que este ministerio del Interior “se va a llevar muy bien con el Poder Judicial”.

Precisamente, todos aquellos que criticaban una ausencia de conducción política del gobierno, ahora ven con buenos ojos su designación. Ayer se reunió a almorzar con toda la directiva de la UDI, encabezada por el timonel, Patricio Melero, quien a la salida dijo con todas sus letras: “Esta es una reunión que habla por sí sola, una expresión de la necesidad de una mayor conducción”.

Hoy Chadwick desayunará con la directiva de RN que lidera Carlos Larraín, a las 11:30 de la mañana será el turno de la dirigencia DC y una hora después con la mesa del PS, que encabeza el diputado Osvaldo Andrade. Todos contactos gestionados por el ministro del Interior y que incluyen al resto de la oposición, con quienes tendrá reuniones durante la próxima semana.

“Reuniones políticas y diálogo”, precisan en Palacio como las premisas de Chadwick. Ese es el sello que quieren imprimir a su gestión, volver al verdadero y original concepto de Ministro del Interior, con lo cual podrá hacer gala de algunos factores que son claves para entender las razones de su poder.

En todos los sectores reconocen su “olfato y muñeca política”, destacan su carácter llano y nada conflictivo que lo hace llevarse bien con moros y cristianos. “Es inteligente, uno puede discutir con él, pero usa argumentos, al final nadie termina enojado con él”, precisan en la UDI.

En ese contexto, se añade que goza de vínculos políticos transversales gracias a sus años como diputado y luego como senador, lazos que son imprescindibles para que un jefe de gabinete tenga margen de acción. “Cualquier persona que se haya destacado en el Parlamento, genera vínculos con todos los sectores y él tiene ese capital político que no es menor”.

Pero aparte de todo eso, está su condición de primo del Presidente, Andrés Pío Bernardino es un Chadwick Piñera y en ese sentido, tiene una cercanía y el conocimiento para entenderse con el Mandatario mejor que nadie. Un ministro del Interior no tiene que hacer todo lo que dice un Jefe de Estado —cosa que se reclamaba a Hinzpeter—, sino que precisamente hacer el contrapeso si es necesario.

Para nadie es un misterio, que desde que Chadwick llegó a La Moneda en julio del 2011 fue el hombre más cercano a Piñera, no sólo fue su vocero —hasta este lunes—, sino que en términos políticos se transformó en un paso obligado de la toma de decisiones.

La confianza entre Piñera y Chadwick, por ejemplo, puede verse traducida en la práctica precisamente en que mientras el Presidente esté de visita por Bélgica, España, Inglaterra y Turquía toda la próxima semana, será su flamante Vicepresidente quien realice el cambio de subsecretarios, intendentes —al menos siete— y gobernadores que está pendiente.

El propio ministro dijo que todo indica que dicho ajuste será entre el 12 y el 16 de noviembre y no pudo evitar esbozar una sonrisa cuando se le recalcó que entonces los cambios los realizará él y no Piñera. “Bueno, el Presidente dejará todo listo antes de partir”, señaló diplomáticamente.

Otra de las reuniones que ha tenido Chadwick fue con su subsecretario Rodrigo Ubilla, con quien siempre ha tenido una muy buena relación. La conversación tuvo lugar el miércoles, comentaron, fue de bajo perfil, sin cámaras ni pautas, pero lo relevante es que fue más profunda que sólo hablar de las materias propias del ministerio. Habría sido “muy auspiciosa” y “tranquilizadora”  para Ubilla, considerando que aún rondan versiones que lo suman a la lista de subsecretarios que están de salida.

No apagar la luz

Era sabido y comentado que un sector de la UDI había criticado a Chadwick más de una vez durante este año, por considerar que desde que llegó a La Moneda velaba más por la agenda del Presidente que por los intereses del partido. Pero hoy el escenario es diferente, su llegada a Interior implica no sólo que llenará el vacío de poder que había en el gobierno, sino que es el gremialismo el que ahora tiene el poder en sus manos.

“Es cierto, a algunos les gustaría que en La Moneda alguien velara por los intereses partidarios como lo hace un timonel o un secretario general, pero eso es imposible, no va a suceder ni tampoco corresponde, eso ya se entendió”, comentaron en la UDI uno de sus antiguos críticos.

En el gremialismo saben que el 2013 es clave, está en juego la posibilidad de darle continuidad a la permanencia de la derecha en el poder y en ese contexto, consideran que las fichas que jugará Chadwick desde Interior ayudarán.

“Sí es cierto, las opciones de perder son altas, pero haber sacado a los ministros que trajimos del Congreso para que volvieran era hacer que la gente nos escupiera (…) para eso era mejor despedirse ahora y que el último apagara la luz”, añadieron en la directica gremialista.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Espiral de violencia

Envíada por Valentina Terra Polanco, Observatorio Niñez y Adolescencia | 16 enero, 2021

Cartas al Director

Noticias del día

TV