jueves, 21 de enero de 2021 Actualizado a las 16:08

La ANFP y el fracaso de la era post Bielsa

Jadue y los peces gordos del fútbol en la mira tras la salida de Borghi

por 14 noviembre, 2012

Jadue y los peces gordos del fútbol en la mira tras la salida de Borghi
"Hace unos minutos me junté con dos personas del directorio y me han pedido que dé un paso al costado. Ya se lo anuncié a los jugadores y a los dirigentes”, dijo Borghi en Suiza tras la derrota de 3-1 frente a Serbia y que puso fin a un proceso de poco más de un año y ocho meses, que se gestó luego de la operación de los clubes grandes para desbancar de la ANFP a la directiva encabezada por Harold Mayne-Nicholls.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Claudio Borghi fue removido este miércoles de su puesto de director técnico de la selección chilena. La gota que rebasó el vaso fue el partido disputado en Saint Gallen, Suiza, donde la oncena nacional -que en realidad terminó con 10 debido a la expulsión de Arturo Vidal- perdió inapelablemente por 3-1 frente a su similar de Serbia.

El escenario de todas maneras ya era preocupante, considerando que "La Roja" está actualmente fuera de la zona de clasificación al Mundial de Brasil 2014, y porque con este último resultado acumula cinco derrotas consecutivas.

"Hace unos minutos me junté con dos personas del directorio (de la ANFP) y me han pedido que dé un paso al costado. Ya se lo anuncié a los jugadores y a los dirigentes”, dijo Borghi al comunicar oficialmente que dejaba el cargo que asumió a principios de 2011, tras el polémico alejamiento de Marcelo Bielsa.

La salida del rosarino,  a su vez, fue resorte de la derrota de Harold Mayne Nicholls en la elección de la nueva directiva de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, que se gestó luego de una maniobra de los clubes grandes del fútbol y que se vio enturbiada por las acusaciones que apuntaban a una supuesta intervención política en la dirigencia del fútbol.

Antes de dicha elección, el propio Bielsa había advertido que no trabajaría bajo las órdenes del presidente de Unión Española y dueño de la Universidad SEK Jorge Segovia, quien se alzó como la alternativa disidente que desbancó a Mayne-Nicholls, pero que no pudo asumir por una cláusula reglamentaria que impide  a los dirigentes mezclar suus negocios personales con los clubes.

Fue entonces cuando surgió la figura de Sergio Jadue, quien presidía el club Unión La Calera y que sin éxito encabezó las tratativas con Bielsa, quien nunca lo tomó en serio, dijo que no confiaba en él   e insinuó que lo consideraba un subordinado de dirigentes de más peso, como el presidente de Cruzados S. A., Jaime Estévez.

Cuando en febrero de 2011, con su particular estilo, Bielsa  anunciaba su salida luego de hacer una extensa reflexión que apuntaba a que todos los problemas surgieron porque, después de mucho tiempo, la gallina por fin había comenzado a poner huevos de oro, se despachó una frase casi profética: "La gente no le va a perdonar nunca a los clubes grandes este escenario que han creado".

Y remató:  "Este escenario actual no es responsabilidad de Sergio Jadue, este escenario actual lo creó… los ideólogos de este proyecto son los concesionarios de Colo Colo, Universidad Católica y Universidad de Chile".

A Borghi le tocó asumir la selección luego de toda esta convulsión donde debió enfrentar,  incluso hasta ahora, las críticas de los denominados "viudos" de Bielsa.

Con el respaldo incondicional de Jadue, a Borghi los números lo acompañaron durante la primera etapa de su gestión. Pero los episodios de indisciplina de varios jugadores, como el denominado "bautizazo", terminaron por convertirse en el estigma  de un proceso que tuvo a la selección con 12 puntos y en el primer lugar de la tabla. El problema es que la cifra no volvió a moverse y "La Roja" pasó de la gloria a una zona incómoda de las clasificatorias, que se supone están esta vez especialmente accesibles por el hecho que Brasil, como país anfitrión del Mundial, no está compitiendo por un cupo.

Jadue le había asegurado a Borghi que permanecería en su puesto hasta el final del proceso, pero no era una posición compartida por los clubes grandes al interior de la ANFP. De hecho, luego de la derrota con Argentina la dirigencia esperaba la salida del técnico, que no se produjo debido al apoyo que recibió de los propios jugadores y porque el propio Jadue lo respaldó.

Los clubes grandes, a cambio,  hicieron una serie de exigencias disciplinarias a Borghi y plantearon que no habría una nueva oportunidad si el equipo perdía frente a Serbia en Suiza.

La noche de este miércoles, y en declaraciones a la prensa desde el país europeo, Sergio Jadue dijo que Claudio Borghi no estaba bajo la presión de un ultimátum, aunque reconoció que el directorio tenía "preocupación" por la situación del equipo. Y consultado sobre las razones que llevaron a la ANFP a pedir que dejara su puesto, señaló que "hubo cosas que no nos gustaron".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV