02:59:19
02:59:19
El colegio particular subvencionado de Diego Méndez, detenido por red de explotación sexual infantil - El Mostrador

martes, 25 de junio de 2019 Actualizado a las 02:22

Y el conflicto con su socio en el establecimiento de La Florida

02:59:20
El colegio particular subvencionado de Diego Méndez, detenido por red de explotación sexual infantil

por 16 noviembre, 2012

El colegio particular subvencionado de Diego Méndez, detenido por red de explotación sexual infantil
02:59:20
El ex tesorero de la Democracia Cristiana y ex rector del CFT Simón Bolívar es desde hace un par de años accionista mayoritario de un colegio cuya sociedad comparte con el ex futbolista Leonardo “Pollo” Véliz, quien presentó acciones contra el directorio manejado por Méndez acusándolo de mala administración. Luego de enterarse de la detención de su socio, Véliz —por medio de su abogado— presentó un recurso solicitando un interventor en el centro educacional, “debido a la gravedad de los hechos en que se ha visto involucrado (…) especialmente considerando que en el Colegio Paicavi hay menores de edad que cursan enseñanza básica”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El jueves en la tarde, el ex futbolista Leonardo “Pollo Veliz”, al igual que la mayor parte de los chilenos, se enteraba por la prensa del operativo impulsado por la Policía de Investigaciones (PDI) con el fin de desbaratar una red de explotación infantil en el centro de Santiago. Le llamó mucho la atención la detención del dibujante Guido Vallejos.

Pero su sorpresa aumentó cuando horas más tarde su suegra le contó que otro de los involucrados en la investigación y también detenido, era el ex tesorero histórico de la Democracia Cristiana, Diego Méndez Amor. Ni más ni menos que su socio en un colegio de La Florida y con quien enfrenta un juicio en tribunales.

El colegio de Véliz y Caszely

En 1983 los futbolistas Leonardo Veliz y Carlos Caszely fundaron el Colegio Paicavi, ubicado en Santa Raquel 10.388, en La Florida. Pero hace unos tres años “el rey del metro cuadrado” decidió salirse de la sociedad y vendió sus acciones. El comprador fue Diego Méndez Amor.

De esta forma, el administrador electoral de la campaña presidencial de Eduardo Frei Ruiz-Tagle en 2009 y hombre de confianza del ex Presidente, se convirtió en el accionista controlador del centro educacional con una participación del 52 %.

No es su primera incursión en el negocio educacional: Méndez es fundador del Centro de Formación (CFT) Técnica Simón Bolívar.

De hecho, esta credencial le dio garantías al “Pollo” Véliz, que explica que Méndez “se presentó como rector del Instituto Simón Bolívar. Pensé que entendía de educación, por lo que hicimos una alianza pensando que se podía hacer algo mejor. Además era de la DC, muy amigo de Frei y uno de los tesoreros de la campaña”.

Pero las cosas no fueron como esperaba. Según relata el futbolista, que en julio de 2011 presentó una demanda contra el directorio del colegio controlado y nombrado por Méndez, “empecé a ver que las cosas no andaban bien, principalmente por una mala administración y una serie de anomalías. Las que he notado porque no veo un peso del colegio”.

La causa “Veliz con Mendez”, actualmente tramitada por el juez árbitro Oscar Torres, se relaciona con problemas relativos a rendición de cuentas, acceso a la información, reincorporación de beneficios, distribución de utilidades e indemnización de perjuicios.

Según la presentación ante el tribunal del abogado de Véliz, Adolfo Numi, “uno de los principales puntos debatidos y en controversia ha sido que el señor Diego Méndez A., maneja en su cuenta corriente personal los dineros de la Sociedad, como los provenientes de los subsidios que percibe el colegio. Lo anterior es una seria irregularidad que torna poco transparente la administración de la Sociedad”.

Leonardo Véliz detalla que “en este momento hay un árbitro y tras leer lo de ayer me comuniqué con mis abogados y pedí un interventor para cautelar lo que se hace en el colegio en todo sentido, para que el colegio no se vaya a ver involucrado o manchado por este tema”.

El viernes a mediodía, el abogado Numi solicitó una serie de medidas precautorias. La principal el nombramiento de un interventor. Esto, según el escrito, “debido a la gravedad de los hechos en que se ha visto involucrado el accionista don Diego Méndez, en los cuales son víctimas menores de edad, sin perjuicio del principio de inocencia que lo ampara, y muy especialmente considerando que en el Colegio Paicavi hay menores de edad que cursan enseñanza básica, se hace imprescindible alejar por completo de la administración de la sociedad al señor Diego Méndez Amor, para proteger al resto de los accionistas, a la comunidad escolar, compuesta por alumnos, padres, apoderados, empleados y profesorado”.

Además se solicita la prohibición de citar y celebrar cualquier junta de accionistas, de transferir todo o parte de los fondos sociales, como dineros provenientes de aportes fiscales o subvenciones a una cuenta corriente o bancaria que no sea titular la Sociedad Educacional Paicavi S.A., lo que incluye “prohibir la transferencia, giro o entrega de la administración de la caja o fondos sociales al señor Diego Méndez Amor”.

Numi explica que quieren evitar que Méndez siga visitando el colegio. Además “las platas que se reciben de subvenciones escolares él las recibe en su cuenta y hoy está siendo investigado por un delito muy grave. Entonces la justicia podría incautar esas platas, por lo que esto busca que a través de un interventor nos podamos meter en la administración y excluirlo para garantizar que el colegio no se vea afectado en su funcionamiento”.

Entre los amigos de Méndez se cuenta el diputado Juan Carlos Latorre y el ex ministro José Miguel Insulza, a través de quien se ha acercado a la senadora Soledad Alvear, cuyo esposo, Gutemberg Martínez, también está vinculado al negocio educacional: es dueño de la Universidad Miguel de Cervantes.

Antiguo militante de la DC y llamado a salvar las finanzas de la falange en 2008 en su calidad de tesorero, cuando el partido tenía números rojos, su lealtad con la Concertación se refleja en la entrega de la “Medalla Libertador Simón Bolívar” que a nombre del CFT y en persona, ha entregado a algunas figuras como Michelle Bachelet, José Miguel Insulza, Patricio Aylwin, el propio Frei y Soledad Alvear.

Las franquicias del Simón Bolívar

No es la primera vez que Méndez enfrenta líos con negocios educacionales. En el caso del CFT Simón Bolívar, que tiene más de 22 mil egresados, en 2011 saltó a la luz una crisis en una de sus sedes, operada como una especie de concesión o franquicia de la matriz en Santiago.

La fórmula es muy similar a las utilizadas por las cadenas de comida rápida y consiste en que una sociedad o empresa se hace cargo del funcionamiento administrativo, como sueldos y funcionamiento logístico de las sedes. Mientras que los aspectos académicos son monitoreados por la sede central.

En mayo de 2011 la sede de San Felipe enfrentó una grave crisis debido a la baja calidad educativa, que terminó con el traspaso de un administrador a otro nuevo, mientras sus alumnos fueron trasladados para terminar en Santiago.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
02:59:20
02:59:20
Cartas al Director

Noticias del día

TV