miércoles, 27 de enero de 2021 Actualizado a las 12:48

Oficialismo se negó a aprobar indicación de la oposición

Rechazo a autorregulación en publicidad deja en punto muerto negociaciones por Presupuesto 2013

por 17 noviembre, 2012

Rechazo a autorregulación en publicidad deja en punto muerto negociaciones por Presupuesto 2013
La Concertación se niega a ceder, mientras el gobierno la responsabiliza de las consecuencias que puede traer para el funcionamiento de los ministerios el bloqueo al subtítulo 22 en las partidas ministeriales, ya que eso impediría el funcionamiento normal de las distintas carteras. Aumentando la presión, el bloque opositor rechazó también el artículo que permite el endeudamiento del gobierno.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Después de una extensa jornada, que concluyó pasadas las 20:00 horas, e intensas negociaciones entre el gobierno y la oposición que fracasaron estrepitosamente, la Comisión Mixta de Presupuesto no logró el viernes avanzar en aquellos puntos trascendentales para el Ejecutivo. Tal como se había anunciado, al no encontrar apertura de parte de Hacienda para autorregularse en publicidad, la Concertación ratificó el rechazo al polémico subtítulo 22. Pero, adicionalmente, bloqueó el artículo 3 que permite el endeudamiento de la administración, lo que aumentó la molestia del oficialismo y, particularmente, del titular de la cartera Fiscal, Felipe Larraín.

Ante una propuesta del senador DC Andrés Zaldívar, la instancia había postergado la votación del subtítulo para el final de la jornada, con el fin –comentan en la oposición- para intentar llegar a un acuerdo con el gobierno. Sin embargo, llegado el momento de votar no había sido posible consensuar una medida que dejara conformes a ambas partes. Pese a que el jueves el Ejecutivo había expresado su disposición a legislar en torno a una medida permanente que impidiera el gasto discrecional en publicidad, de manera tal que no sólo la actual administración se viera limitada en este gasto, sino también las que la sucedieran.

 Indicación opositora

Para salvar el problema la oposición presentó una indicación que diera tranquilidad en cuanto a que en los próximos procesos electorales, el gobierno no podría utilizar los recursos para publicidad de manera arbitraria, impidiendo con ello la intervención electoral que, según la oposición, se produjo de manera “obscena” en los recientes comicios municipales.

La mencionada indicación apuntaba a “agregar un artículo 25 nuevo” en orden a que “los Ministerios, las Intendencias, las Gobernaciones y los órganos y servicios públicos que integran la Administración del Estado, sólo podrán incurrir en gastos por concepto de publicidad y difusión cuando aquellos sean indispensables para el cumplimiento de sus funciones o tengan por objeto informar a los usuarios sobre la forma de acceder a las prestaciones que otorgan”

Para tales efectos se entenderán, sostenía la indicación, “que son indispensables para el cumplimiento de sus funciones los siguientes: llamados a licitaciones públicas o privadas.

convocatorias a concursos; llamados a participar en Fondos Concursables; obtención de beneficios o prestaciones sociales (acceso o ejercicio de derechos, becas, subsidios, créditos, bonos, transferencias monetarias, condonaciones); campañas sanitarias; campañas frente a emergencias o urgencias derivadas de desastres naturales; y, campañas educacionales y preventivas”.

Más adelante, la indicación explicitaba que “con cargo a los gastos por concepto de publicidad y difusión en caso alguno podrán efectuarse campañas publicitarias que tengan por objeto enumerar, resaltar o destacar los logros de una autoridad específica o del gobierno en general”. Y que “durante los treinta días previos a la realización de una elección municipal, presidencial o parlamentaria quedará absolutamente prohibido realizar cualquier acción de publicidad y difusión en medios de comunicación audiovisual. Quedan exceptuadas de esta prohibición las acciones señaladas en los literales e) y f) del inciso primero”.

Y añadía que “cuando no existan todavía prestaciones concretas que corresponda otorgar, el Poder Ejecutivo, a través de sus organismos dependientes o relacionados con él por intermedio de alguna de las Secretarías de Estado, sólo podrá informar sobre el contenido de los programas y acciones que resuelva propiciar, utilizando medios idóneos a tal efecto. En el caso de las iniciativas de ley, deberá señalar su sujeción a la aprobación legislativa correspondiente”. Y que “quienes infrinjan las disposiciones contenidas en este artículo serán sancionados con la medida disciplinaria de destitución, siendo personalmente responsables de la restitución de los fondos gastados en fines distintos a los permitidos por este artículo”.

Pero el oficialismo la rechazó, por considerarla inadmisible. El primero en advertirlo fue el diputado gremialista, presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara, Ernesto Silva. Señaló que no era parte de la idea matriz del proyecto y restringía atribuciones propias del gobierno.

Moneda de cambio

La aprobación de esta indicación hubiera significado que la oposición cediera, retirando su rechazo al subtítulo 22 de la mayoría de los ministerios, aceptando incluso que esta medida fuera adoptada como permanente para todas las administraciones posteriores. Ello, porque para los representantes del bloque opositor esta normativa constituye sólo un mecanismo de presión para obligar a la autorregulación del gobierno, algo que la autoridad se niega a discutir en el marco de la Ley de Presupuesto. La moneda de cambio para el sector apunta a aumentar –a través del mecanismo redistribución- los recursos para el Fondo de Revitalización de la Educación Pública; los deudores Corfo; la propuesta de transparencia en las compras públicas; y, se acepte la autorregulación en materia de publicidad y difusión.

Tal como se dieron las cosas durante la jornada de este viernes, aún le queda mucho a la discusión del Presupuesto. Aún cuando el siempre optimista presidente de la Comisión Mixta de Presupuesto, senador RN José García Ruminot, aún es posible llegar a acuerdo, dado que habiendo más diferencias en el debate de la reforma tributaria igualmente se alcanzó, “Cómo no lo vamos a conseguir en esta que es más importante para el país”, dijo tras participar en una reunión encabezada por el titular de Hacienda, en que los representantes del oficialismo analizaron el grado de avance de esta jornada. Buscándole el lado positivo, el gobierno valora que “fueron despachadas las 25 partidas, además de la del Tesoro Público y el articulado general de la iniciativa”. Aún cuando García Ruminot reconoció la “preocupación del gobierno” debido a que nuevamente haya sido rechazado el subtítulo 22 de casi todas las partidas y el artículo que permite el endeudamiento del gobierno.

Concluida la jornada, el ministro de Hacienda, visiblemente molesto, reiteró su molestia por la actitud de la oposición a la que acusó de cerrase al diálogo. Reproduciendo lo señalado el jueves en relación con el rechazo al subtítulo 22, insistió en que “nos hemos quedado sin subtítulo 22 para todos los ministerios, menos Defensa”, por lo que estas carteras “no pueden comprar bienes y servicios mínimos para el funcionamiento (…). No pueden pagar luz, agua, comprar lápices”, recalcó. Y en referencia a la posición de la coalición opositora añadió que “ellos dicen que dan un mensaje político, pero la consecuencia práctica de lo que están haciendo es dejar sin poder funcionar los ministerios”. Y argumentó que el rechazo a la indicación que regulaba la publicidad se debió a que el gobierno no acepta que se regule sólo a la actual administración, a pesar que la Concertación se mostró dispuesta a hacer de esta indicación una norma permanente a futuro.

En este escenario, todo indica que aún queda mucho por avanzar, dado que ninguna de las partes parece tener disposición para ceder en el corto plazo. Incluso no faltan los que vaticinan que se podría repetir la performance del año pasado con jornadas que se prolongaron toda la noche. Y aunque antes del inicio de la discusión las señales enviadas por la oposición apuntaban a que esta tramitación sería más fluida, en los hechos se ha complicado, según plantean unos y otros, por la incapacidad para dialogar.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV