miércoles, 12 de diciembre de 2018 Actualizado a las 23:07

Ministerio Público pide pena de "tres años de presidio menor en su grado medio"

Jovino Novoa condenado tras juicio abreviado

por 27 noviembre, 2015

Jovino Novoa condenado tras juicio abreviado
Los fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena entregaron un pormenorizado detalle de las boletas y facturas ideológicamente falsas en las que se basan las imputaciones de delitos tributarios reiterados que pesan sobre el ex timonel gremialista. Pero la Fundación Ciudadano Inteligente pidió una pena mayor, argumentando que también existe el delito de cohecho, en una incidencia que, luego de un receso, fue desestimada por el juez del Octavo Juzgado de Garantía, Carlos Valdés. [En Actualización]
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Pasado el mediodía y sin formular declaraciones llegó el ex senador de la UDI Jovino Novoa, para enfrentar un juicio abreviado tras reconocer que, a través de facturas falsas de su sociedad Asesorías y Mandatos, recibió 30 millones de pesos por parte del grupo Penta para el financiamiento de campañas políticas.

La sesión se inició a las 13:00 horas con una solicitud del abogado de la Fundación Ciudadano Inteligente, de postergar para otra fecha la audiencia, petición que no fue acogida por el juez del Octavo Juzgado de Garantía de Santiago, Juan Carlos Valdés.

De este modo fue el Fiscal Nacional, Sabas Chahuán, quien dio inicio a las argumentaciones contra Novoa por parte del Ministerio Público, que está representado también por los fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena.

Chahuán afirmó que "la pena que la Fiscalía de Chile solicita es de tres años de presidio menor en su grado medio", además de una multa que asciende al 50 por ciento del perjuicio fiscal que se le imputa, más cinco UTM anuales.

Norambuena, en tanto, dio cuenta del detalle de varias boletas ideológicamente falsas y recurrió a la declaración del ex gerente general de Penta, Hugo Bravo.

Posteriormente, el fiscal Carlos Gajardo también apuntó a las boletas falsas que "el acusado Novoa Vásquez" emitió los años 2008, 2009, 2010, 2011 y 2013 e hizo mención a la declaración del ex parlamentario del pasado 3 de noviembre, en la que afirmó que conocía a los controladores del holding, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, desde hace más de 30 años y que se reunía con ellos dos a tres veces al año para abordar temas sobre contingencia internacional, dado su conocimiento de los países de la región.

Gajardo leyó pasajes de la declaración, en la que Novoa reconoce que pidió ayuda a Délano para su circunscripción, la que consistió en 30 millones de pesos para montar un call center para tomar contacto con alrededor de 30 mil personas. Dijo que los "detalles" de cómo justificar los pagos se hicieron a través de Hugo Bravo, para lo cual se emitieron varias facturas por parte de Asesorías y Mandatos S.A. por un monto de 25 millones de pesos. Los otros cinco millones de pesos se justificaron por la vía de boletas de terceros. En el documento, Novoa deja claro que estas personas nunca trabajaron para Penta y que las facturas no tenían el detalle de servicio alguno, sino que se emitieron sobre la base del acuerdo al que había llegado con el controlador del grupo económico.

En la declaración también relata cuando presentó a Délano y Lavín a la senadora de la UDI Ena von Baer, a quien posteriormente entregó cinco millones de pesos para apoyarla en su campaña, dinero que –aseguró– no tiene que ver con los que recibió de Penta.

"En una oportunidad acompañé a Ena von Baer a las oficinas de Carlos Délano para presentársela. Eso fue a fines del año 2012 o principios del año 2013. Estábamos lejos del período de campaña. Cuando salimos de la oficina también se la presenté a Carlos Eugenio Lavín. Era un momento en que se iba a hacer una primaria interna en la UDI para elegir al candidato a senador por la zona oriente. Me pareció importante que Délano conociera a Ena von Baer. En esa reunión, no estoy seguro, pero le puedo haber mencionado a Carlos Alberto Délano que Ena von Baer era una persona a la que valía la pena apoyar, tanto en ideas como con fondos. Esto yo lo hacía para varias personas a través del Servel. Varias veces personas que querían aportar fondos vía Servel me preguntaban a mí a quiénes valía la pena aportar, me pasaba con muchos candidatos jóvenes. Lo que tengo claro es que el dinero que yo recibí del grupo Penta no estaba destinado a Ena von Baer".

Y precisó que las platas de Penta se usaron para pagar las 40 líneas telefónicas del mencionado 'call center' y para remunerar a las cerca de 70 personas que trabajaron en este, de cara a la primaria de la derecha entre Pablo Longueira y Andrés Allamand. No obstante, el fiscal detalló que los dineros que recibió Von Baer fueron a través de más de una transferencia bancaria por parte de Asesorías y Mandatos.

Al concluir su argumentación, Gajardo dijo que "estos son los antecedentes que fundan la imputación que dan cuenta entonces de la existencia justificada de dos delitos: el delito sancionado por el artículo 67 número 4, inciso primero, y el delito del artículo 97, número 4, inciso final. Hemos dicho que el delito de las declaraciones maliciosamente falsas es el que se encuentra en carácter de reiterado, y para la pena que hemos solicitado de tres años, entendemos que debe darse aplicación a la norma del artículo 111 del Código Tributario en relación con el artículo 351 y que obliga entonces a subir un grado la pena cuando se trata de delitos reiterados por ser efectuados en años tributarios diversos. Así, la pena inicial de 541 días a cinco años, la pena de presidio menor en su grado medio a máximo debe ser elevada", argumentó Gajardo.

Por ello, reiteró lo señalado en un comienzo por Chahuán, de también multarlo por el 50% del dinero evadido (poco más de 7.660.000 pesos y una multa de 5 UTM anuales).

Pena mayor

Luego de la argumentación de la Fiscalía, el abogado del Servicio de Impuestos Internos se mostró de acuerdo con las penas propuestas por el Ministerio Público. Pero no ocurrió lo mismo con la Fundación Ciudadano Inteligente, que presentó una incidencia para pedir siete años de presidio para Novoa, bajo el argumento de que no solo había cometido delitos tributarios sino que también cohecho y soborno, por lo que tampoco correspondía para este caso un procedimiento abreviado, sino que debía resolverse en un juicio oral.

Luego de las intervenciones de los querellantes, el abogado de Novoa, Francisco Cox, descartó que su representado hubiera cometido los delitos que le imputa Ciudadano Inteligente, mientras que el también defensor del ex senador de la UDI, el abogado Matías Balmaceda, resaltó que su cliente ya devolvió dinero al fisco, al tiempo que descartó también el cohecho.

El juicio entró en un breve receso a las 14:47 horas y se reinició media hora después, cuando el juez Valdés desestimó la incidencia de Ciudadano Inteligente, oportunidad en la que el propio Novoa, al ser consultado por el magistrado aceptó los hechos en materia de la acusación fiscal, también los antecedentes de la investigación que la fundan y afirmó que su consentimiento era "sin coacción". También aceptó renunciar al juicio oral, luego de lo cual el juez lo condenó y anunció que el próximo 2 de diciembre se dará a conocer la pena que enfrentará.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV