01:40:12
01:40:12
Algo huele mal: informe técnico de 2017 pone la lupa en empresa de gas dirigida por Ricardo Cruzat en Quintero - El Mostrador

miércoles, 26 de junio de 2019 Actualizado a las 01:25

PAÍS

01:40:12
Algo huele mal: informe técnico de 2017 pone la lupa en empresa de gas dirigida por Ricardo Cruzat en Quintero

por 28 agosto, 2018

Algo huele mal: informe técnico de 2017 pone la lupa en empresa de gas dirigida por Ricardo Cruzat en Quintero
01:40:12
Gasmar, la firma propiedad de Gasco y Abastible, que también se encuentra en la bahía de Puchuncaví, cuestionó “la metodología y rigurosidad técnica” del estudio de la Universidad Federico Santa María, que también midió a ENAP, Puerto Ventanas y Oxiquim. La investigación encargada por el ministerio de Medio Ambiente en 2017, señaló que Quintero “se encontraría afectado, muy probablemente por las emisiones de Compuestos Orgánicos Volátiles (VOCs) provenientes de Gasmar”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En medio de la crisis detonada en el sector de Quintero-Puchuncaví, que registró dos episodios de nube tóxica la semana pasada, siguen surgiendo antecedentes sobre las empresas que operan en el sector y su cuota de responsabilidad en la denominada “Zona de Sacrificio”.

Algunas luces al respecto intenta aportar el estudio “Monitoreo de gases atmosféricos para intentar establecer el origen de los eventos de malos olores en la zona industrial del valle de Puchuncaví”, a cargo del académico Francisco Cereceda Balic del Centro de Tecnologías Ambientales “CETAM” Laboratorio de Química Ambiental de la Universidad Técnica Federico Santa María.

Cereceda estuvo a cargo de una investigación solicitada por el Ministerio del Medio Ambiente y y emitió el informe con fecha de diciembre 2017. El estudio fue requerido a raíz de los episodios de contaminación que se registraron el año pasado en la zona, dado que hasta ese momento era imposible detectar “la sustancia que está generando los malos olores, y menos aún cuál es la fuente desde donde está siendo emitido”, señala el documento de acceso público.

*Lea el informe del Centro de Tecnologías Ambientales 

Los puntos donde se efectuaron mediciones fueron 2 colegios, el Complejo Educacional Sargento Aldea (Ventanas) y el Colegio Santa Filomena (Quintero), además de 4 empresas: ENAP Terminal Quintero, Gasmar, Puerto Ventanas (PVSA) y Oxiquim Terminal Quintero.

“Olor a gas”

Según el documento, los contaminantes de mayor interés en la zona son material particulado, dióxido de azufre, monóxido de carbono, entre otros, sin embargo, en el año 2017, se presentaron “una serie de eventos de malos olores en el sector, y que han sido percibidos por la población del valle de Puchuncaví, asociando el aroma, bajo la percepción ciudadana, a emanaciones de gas”.

La investigación señala que este fuerte “olor a gas” señalado por los residentes “es característico de los compuestos odorantes que se adicionan al gas (propano – butano) y que corresponden a compuestos azufrados de la familia de los mercaptanos”. Y en la zona hay sólo 2 empresas que tienen este proceso: Gasmar y Oxiquim.

Tras las mediciones de Cereceda y su equipo, dos de las conclusiones de la investigación apuntan directamente a Gasmar. Una es que “el análisis de vientos y concentraciones de Compuestos Orgánicos Volátiles (VOCs) VOCs realizado en la planta de Gasmar permitió establecer como fuente importante de estos VOCs aquellas emisiones asociadas a su planta de odorificación de gas”.

Otra conclusión es que “el análisis factorial realizado permitió asociar las concentraciones de VOCs observadas en Quintero con las aquellas observadas en Gasmar, indicando que su origen, muy probablememente, podría ser común. Esto implicaría que Quintero se encontraría afectado, muy probablemente por las emisiones de VOCs provenientes de Gasmar”.

Una “actitud enérgica de cuidado” medioambiental

Gasmar es una empresa propiedad de Gasco y Abastible, importador mayorista de gas licuado que cuenta con cinco estanques de almacenamiento de gas licuado refrigerado en su Terminal de Quintero, que suman una capacidad de 145 mil metros cúbicos.

Consultados respecto a esta investigación del Laboratorio de Química Ambiental, la respuesta de Gasmar es enfática y cuestionan la calidad de la misma. “Gasmar le ha planteado al Ministerio de Medioambiente innumerables cuestionamientos respecto de la metodología y rigurosidad técnica que se empleó en dicho estudio, en virtud de una auditoria externa que se le encargó a expertos independientes. El resultado de esta auditoría está en manos de la autoridad para su análisis desde abril del presente año”, asegura la compañía ante una consulta de El Mostrador.

La empresa tiene como presidente del directorio a Ricardo Cruzat Ochagavía, ingeniero comercial y sobrino del empresario Manuel Cruzat Infante.  Este ejecutivo se formó como ingeniero comercial en Universidad de Chile, y tiene una trayectoria en empresas reguladas como Entel, CGE y Gasco. En 2011 ocupó la gerencia general de la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), y de hecho, este año habría sido nuevamente sondeado para volver a la estatal para reemplazar a Marcelo Tokman, pero finalmente el elegido fue Andrés Roccatagliata.

En su memoria anual 2017, Gasmar hace alusión al tema ambiental, señalando que la empresa “ha tenido desde sus inicios una actitud enérgica de cuidado en su quehacer, que va incluso más allá de las normas establecidas por las autoridades nacionales”.

Consultados por la situación en la última semana, a raíz del doble episodio de nube tóxica que tiene a la zona bajo alerta amarilla, en la compañía son enfáticos en que “no se han tomado medidas excepcionales, puesto que la actividad se ha mantenido dentro de parámetros habituales. Solo se ha dispuesto de mayor dotación a efectos de facilitar los sucesivos procesos de fiscalización que ha desarrollado la autoridad”.

La empresa destaca que “Gasmar es un terminal que sólo almacena gas licuado, el mismo que consumen las familias chilenas en sus casas, y no manipula sustancias tóxicas”. De hecho, la firma es el principal proveedor de gas licuado del país al importar 500 mil toneladas por vía marítima, el 60% que llega por esa vía y el 44% del total del gas licuado traído a Chile, señala la compañía en su página web.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
01:40:12
01:40:12
Cartas al Director

Noticias del día

TV