NUEVA CONSTITUCIÓN

El sueldo del secretario y los otros impasses antes del inicio de la Convención: constituyente César Valenzuela acusa que el Gobierno “se ha transformado en un obstaculizador» del proceso

En El Mostrador en La Clave, César Valenzuela, constituyente del Partido Socialista, y Marco Moreno, director de la Escuela de Gobierno y Comunicaciones de la Universidad Central, hicieron un análisis sobre las controversias instaladas en los días previos a la inauguración de la Convención Constitucional. Valenzuela dijo que el “Gobierno no ha estado a la altura” y catalogó como “un acto absolutamente inentendible que le dé un portazo a condiciones básicas que habían planteado los pueblos originarios”. Mientras, el analista se refirió al secretario ejecutivo de la convención, señalando que “el señor Encina parece que se mandara solo”, pero advirtió que “aquí hay un responsable político que es el ministro secretario general de la Presidencia”.

Los días previos a la ceremonia de inauguración de la Convención Constitucional han estado marcados por las polémicas, y todas las miradas apuntan hacia el Gobierno. Entrevistado en El Mostrador en La Clave, el constituyente del PS César Valenzuela acusó a La Moneda de “generar la sensación de caos en la ceremonia inaugural”, mientras que Marco Moreno, director de la Escuela de Gobierno y Comunicaciones de la Universidad Central sostuvo que lo ocurrido en la antesala demuestra que en el Ejecutivo “no parece tener una estrategia clara» respecto a su labor de coordinación con el órgano encargado de redactar la futura Carta Magna.

Las principales controversias han estado radicadas en la negativa del Gobierno a considerar los requerimientos de los pueblos originarios, como expresarse en su propia lengua y de asistir a la ceremonia inaugural con autoridades ancestrales. Esto se suma a los cuestionamientos al trabajo de Francisco Encina, secretario ejecutivo de la Unidad Secretaría Administrativa de la Convención Constitucional, la entidad creada por el Gobierno para hacer de “enlace” con la Convención, y cuyo sueldo asciende a  $ 7.426.036 millones, según reveló hoy El Mostrador.

Al referirse a este actuar del Ejecutivo previo al inicio de la Convención, Valenzuela -ex líder de la Revolución Pingüina y constituyente electo por el distrito 9-consideró que “el Gobierno debería ser un facilitador en este proceso, lamentablemente lo que hemos visto es que el Gobierno ha tomado un rol totalmente contrario. Ha obstaculizado el proceso”.

“Es un acto absolutamente inentendible el Gobierno le da un portazo a condiciones básicas que habían planteado los pueblos originarios para que ellos pudiesen participar como corresponde del inicio de la convención”, añadió Valenzuela.

Marco Moreno complementa lo anterior, señalando que “el Gobierno no ordena, no disciplina, no parece tener una estrategia clara» respecto a su labor de coordinación con la Convención. “El señor Encina parece que se mandara solo», acotó.

Respecto de las descoordinaciones en la previa a la inauguración, el académico comentó que «aquí hay un responsable político que es el ministro secretario general de la Presidencia: El señor (Juan José) Ossa. Porque Encina (Francisco, secretario ejecutivo de la convención) es un funcionario, muy bien pagado que está cumpliendo una función ahí, pero ¿a quién responde Encina? Al ministro, esa es la cadena que no está funcionando”.

Con respecto al sueldo de Francisco Encina, el constituyente César Valenzuela comentó que “le duplicaron el sueldo de un mes a otro, pasó de 3 millones y medio a 7 millones de pesos. Entonces realmente uno no entiende qué quiere el Gobierno. ¿Generar la sensación de caos en la ceremonia inaugural? ¿Eso es lo que está buscando? Entonces la verdad es que el Gobierno no ha estado a la altura”.

“Está muy satanizada la figura del acuerdo”

En cuanto a los desafíos de la Convención, que inicia su trabajo este domingo 4 de julio, Valenzuela consideró que “está muy satanizada la figura del acuerdo», pero «nosotros vamos a necesitar 2/3 para aprobar una norma» entonces «vamos a necesitar los acuerdos».

“Pero esto no significa que vamos a tener que estar realizando concesiones a la derecha, hoy día la realidad de la Convención es completamente distinta (…) no es el parlamento que para aprobar cosas necesita votos de la derecha”, indica el constituyente.

Al preguntarle sobre el estado de la centroizquierda, Valenzuela comentó que los  convencionales del PS e independientes que fueron con el Partido Socialista “nos organizamos a través de un espacio que denominamos el colectivo socialista. Ése es nuestro espacio de discusión política y de articulación”.

Sobre la articulación con la centroizquierda establece que como partido, añadió que “hemos conversado con algunos”, pero descartó de plano “una articulación del mundo de la ex Concertación”.