NUEVA CONSTITUCIÓN

Constituyente Renato Garín realizó dura crítica al funcionamiento de la Convención: “Estamos ante una réplica del Congreso Nacional”

“Quisiera referirme a la retórica que hemos escuchado el último mes y medio respecto a que la Convención Constitucional no debiese ser una réplica del Congreso Nacional. Yo comparto este postulado, sin embargo en la práctica hemos visto que esto se ha visto completamente negado. Estamos ante una réplica del Congreso Nacional”, comenzó explicando Garín.

Casi en el término de la segunda semana del inicio de la Convención Constitucional, el exdiputado y participante de este proceso Renato Garín, le mostró su preocupación a la presidenta Elisa Loncon en medio de una sesión constituyente, en donde criticó la réplica que ha tenido la Convención al funcionamiento que emplea el Congreso Nacional.

“Quisiera referirme a la retórica que hemos escuchado el último mes y medio respecto a que la Convención Constitucional no debiese ser una réplica del Congreso Nacional. Yo comparto este postulado, sin embargo en la práctica hemos visto que esto se ha visto completamente negado. Estamos ante una réplica del Congreso Nacional”, comenzó explicando Garín.

Además agregó que “primero, vemos jefes de bancada, subjefes de bancada o referentes como se les ha llamado en los últimos días, en cada grupo. En seguida, vemos que la propuesta administrativa se basa en la propuesta de comités, al igual que en Valparaíso, donde los comités toman el gobierno diario de las tablas y de las agendas del espacio legislativo y en esta vez constituyente”.

“Además, veo con mucha preocupación que en la televisión hay colegas constituyentes enfrentándose duramente sin argumentos, como barras bravas de un lado y del otro, como buenos y malos enfrentados en televisión, cuestión muy similar a lo que hacen los diputados y senadores en los matinales y otros espacios”, sostuvo.

Finalmente indicó que la constituyente se comporta como “una réplica del Congreso Nacional, una réplica que no nos sirve para avanzar puesto que divide entre buenos y malos, y esto hay que comprenderlo. La historia no es entre buenos y malos, no fue entre Freire, el bueno, y Prieto el malo; Balmaceda el bueno y antibalmacedistas los malos; Allende el bueno, la Code los malos. La historia no es eso, hoy no somos ni buenos ni malos, estamos llamados por los pueblos de Chile a hacer una Constitución de forma adulta y seria, sin las lógicas del Congreso Nacional”.