PAÍS

La dura crítica de Benito Baranda a la política de las cajas de alimentos de Piñera: “Todos los recursos que el Estado ha entregado son totalmente insuficientes”

A juicio del presidente ejecutivo de América Solidaria, la entrega de canastas familiares como plantea el Gobierno no es la solución adecuada. “La mejor fórmula es que tú transfieras rápidamente recursos a las familias, no solo a los de extrema pobreza. Eso permite que las familias se queden en casa y que no tengan temor ni ansiedad de tener que salir de trabajar nuevamente, lo que puede llevar a la frustración y, en algunos casos, a actos violentos y saqueos como lo que estamos viendo”. Baranda añadió otros elementos a la discusión: uno, que la entrega de las cajas “va a matar al comercio local y eso va a agravar la situación”, y dos, que la distribución de las canastas tiene que ser a través de los municipios, porque “si llegan desde el Gobierno central, en vehículos a nuestras poblaciones, puede generar una ola de violencia”.

“Todos los recursos que el Estado ha entregado son totalmente insuficientes”. Ese es el duro diagnóstico de Benito Baranda, presidente ejecutivo de América Solidaria, en medio de un escenario donde ya se están agudizando los efectos económicos de la pandemia del coronavirus.

Este malestar quedó evidencia con la protesta de ayer lunes en El Bosque, bajo la consigna “estamos pasando hambre”, que luego se extendió a distintos puntos de la capital que permanece en cuarentena, e incluso a regiones, en medio de las críticas al Gobierno por la falta de claridad con el programa “Alimentos para Chile”, anunciado en la cadena nacional del domingo por el Presidente Sebastián Piñera.

A juicio de Baranda, la entrega de canastas familiares no es la solución adecuada. “La mejor fórmula es que tú transfieras rápidamente recursos a las familias que están enfrentando esto, no solo a los de extrema pobreza, ya que aquí hay un grupo grande de familias que ya habían salido de la pobreza, desde el punto de vista de sus ingresos, y que volvieron a la pobreza producto de la actividad económica que ya se ha prolongado por cerca de seis semanas en muchos sectores”, explicó en entrevista con Radio Infinita.

Baranda justificó su propuesta recalcando que “la transferencia de recursos permite que las familias se queden en casa y que tengan la certeza de que el Estado los va a acompañar. Eso provoca que no tengan temor ni ansiedad ante la posibilidad de tener que salir a trabajar nuevamente, lo que puede llevar a la frustración y, en algunos casos, a actos violentos y saqueos de lugares como lo que estamos viendo”.

El exdirector del Hogar de Cristo sostuvo que las protestas obedecen a que “más de la mitad de las personas que viven en los guetos de pobreza tienen trabajos informales. Esa informalidad sobrepasa el 50% y si, además les dices que no pueden salir a trabajar, no pueden estar en la cola de las ferias y no pueden salir con sus cuadrillas de trabajadores, y ya llevan 6 o 5 semanas sin trabajar, ahí se acentúa la crisis”.

“Van a matar al comercio local”

Baranda agregó otro elemento ya deslizado por algunos alcaldes, y es el impacto en la economía que generará la entrega de las 2,5 millones de cajas de alimentos y productos esenciales prometidas por el Gobierno. “Para que la actividad económica de la población y de la feria continúe, lo mejor es que transfieran recursos y las personas compren localmente. Van a llegar las canastas desde afuera, van a matar al comercio local y eso va a agravar la situación”, indicó.

“Esto ha ocurrido en las grandes catástrofes mundiales en las que llegan grandes cantidades de alimentos de países, destruyendo las economías y la producción local. Si esto va a perdurar por varios meses más, y durante el invierno, lo mejor es que tú asegures la transferencia económica que le permita a la persona comprar la canasta básica de alimentos, para que esa familia tenga la certeza de que el Estado no la va a abandonar”, añadió.

Baranda también se refirió a la logística en la entrega de las cajas, que según el Ejecutivo se hará llegar directamente a las casas de los beneficiarios, y planteó que necesariamente este proceso debe concretarse a través de los municipios.

“La llegada de las canastas tiene que ser a través de los municipios, porque son los municipios quienes están en contacto con la comunidad. Si llegan desde el Gobierno central, en vehículos a nuestras poblaciones y comienzan a repartirse, eso puede generar una ola de violencia mayor, incluso ataque a los vehículos que van a llegar, porque no se hace desde lo municipal”, advirtió.

“Todo eso tú lo haces desde las organizaciones de la sociedad civil que están trabajando con el apoyo de empresarios y algunas organizaciones ya ubicadas en el territorio, y eso es una de las cosas que se deben lograr ahora a través del Ministerio de Desarrollo Social, porque ellos conocen la realidad y saben localmente que hay que hacerlo con los municipios”, subrayó.