Militares sacan la voz e irrumpen como actores en conflicto boliviano - El Mostrador

Viernes, 19 de enero de 2018 Actualizado a las 20:10

Rechazan 'intromisión' de Hugo Chávez

Militares sacan la voz e irrumpen como actores en conflicto boliviano

por 13 septiembre, 2008

Las Fuerzas Armadas de Bolivia advirtieron que no tolerarán más a ''radicales'' que promueven la violencia, mientras que el Gobierno de Evo Morales y la oposición abrieron una nueva opción de diálogo para solucionar los graves conflictos. Asimismo los altos mandos castrenses rechazaron el ofrecimiento del mandatario venezolano de llevar a cabo una intervención armada en caso de que se produzca un golpe de Estado en el país altiplánico. ''No permitiremos que ningún militar o fuerza extranjera pis

La posición de las Fuerzas Armadas fue fijada por su comandante en jefe, general Luis Trigo, en una rueda de prensa junto al Alto Mando militar en la que también rechazó la "intromisión" del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en los asuntos internos de Bolivia.

"Advertimos que no vamos a tolerar más el accionar de grupos radicales, violentos que solo están llevando al enfrentamiento entre bolivianos, provocando dolor y luto entre hermanos y atentando contra la seguridad nacional", dijo Trigo.

Los militares tienen la orden de Morales de no usar armas de guerra contra los manifestantes, han sido varias veces agredidos y golpeados y han tenido que replegarse para evitar la confrontación o usar solo gases lacrimógenos para dispersar a sus atacantes.

Los disturbios violentos han tenido como principales escenarios las regiones de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija, gobernadas por opositores autonomistas.

En ellas impera el desorden provocado por más de treinta cortes de carreteras, ocupaciones de entidades y de empresas del Estado y ataques a varias instalaciones petroleras.

El peor momento del conflicto se produjo el jueves cuando campesinos leales a Morales y grupos de la Prefectura (gobernación) de Pando se enfrentaron a tiros en un choque que ha dejado nueve muertos y, según diversas fuentes, entre 30 y 40 heridos.

El impacto de las manifestaciones comenzó a sentirse en el occidente del país, donde está la sede de Gobierno La Paz, por una relativa escasez de combustibles producida porque muchas plantas petroleras están ocupadas en el oriente.

Los militares comenzaron la noche del jueves a movilizar a más tropas hacia los campos petroleros con el propósito de evitar que continúen las ocupaciones como las que han afectado parcialmente los envíos de gas hacia Argentina y Brasil.

En su comparecencia ante los medios, el general Trigo explicó que el "no haber actuado con violencia o empleado las armas" contra el pueblo boliviano durante la ola de protestas, no significa que las FFAA estén contra el orden constitucional.

Rechazo a "intromisión" de Chávez

Trigo también rechazó la "intromisión" del presidente Chávez quien el jueves advirtió que si Morales es derrocado o muerto en esta ola de protestas, los opositores bolivianos le estarían dando "luz verde para apoyar cualquier movimiento armado en Bolivia".

Las Fuerzas Armadas "no permitirán que ningún militar o fuerza extranjera pisen territorio nacional", aseguró Trigo.

De forma casi simultánea a la advertencia militar de no permitir más actos radicales, el Gobierno y los prefectos (gobernadores) de la oposición acordaron abrir un nuevo espacio de diálogo para buscar una solución que termine con el prolongado conflicto.

Morales convocó a una reunión en Palacio al gobernador de Tarija, Mario Cossío, como portavoz de sus colegas de Santa Cruz, Rubén Costas; de Beni, Ernesto Suárez y de Pando, Leopoldo Fernández, todos aliados en reivindicar un régimen autonómico para sus regiones.

Estos prefectos impulsaron hace varias semanas un plan de protestas para exigir al Ejecutivo que devuelva a las regiones los ingresos del sector petrolero recortados en enero pasado, pero también rechazan de forma frontal el proyecto de nueva Constitución impulsado por Morales.

Cossío pidió el jueves a Morales que ambas partes se den "una última oportunidad" y "que señale día, lugar y la hora para sentar las bases del diálogo e iniciar el proceso de reconciliación".

Morales replicó que el "diálogo está abierto", pero para analizar "razones, no imposiciones", mientras que su ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, concretó la invitación a Cossío a reunirse en La Paz a partir de las 18.00 hora local (22.00 GMT).

Durante este año, se han producido hasta tres intentos de diálogo entre el Gobierno y sus opositores que han terminado en fracaso por la inflexibilidad de ambas partes.

EFE

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)