Jueves, 29 de septiembre de 2016Actualizado a las 20:17

Autor Imagen

Reforma penitenciaria integral y el milagro dominicano

por 25 febrero 2016

El sistema penitenciario chileno sufre de una profunda crisis que se ve evidenciada en los altos índices de delincuencia, en la nula reinserción, en la paupérrima seguridad y condiciones de vida de los privados de libertad. Esto ha sido fruto principalmente de la desidia estatal y políticas públicas deficientes que se han centrado en gran medida en la inyección de recursos a un sistema que se cae a pedazos.

Chile se merece un sistema penitenciario digno y de calidad. Para esto propongo como modelo a seguir la exitosa reforma que ha llevado a cabo República Dominicana, la que ha logrado construir un sistema penitenciario que cuenta hoy con una de las tasas de reincidencia más bajas a nivel mundial (2,7%). Dicha reforma se concentró en crear cárceles modelo que fueran reemplazando progresivamente a las cárceles del antiguo sistema.

Estas cárceles cuentan con instalaciones adecuadas y dignas para albergar a los internos, con personal especializado y diferenciado para llevar a cabo la labor de reinserción, y de rehabilitación (para alcohólicos y drogodependientes) junto con seguridad desmilitarizada. Esto fue acompañado de la adquisición de herramientas efectivas por parte de los internos para poder trabajar en el medio libre; además de un método de acompañamiento postpenitenciario, que propicia la reinserción y la reunificación familiar, entre otras medidas.

Todos estos elementos, considerados en su conjunto, han generado un sistema penitenciario de excelencia, teniendo una de las tasas más bajas de reincidencia en el mundo, equivalente a una 2,7%. Esta cifra dista mucho del porcentaje de reincidencia –con pena de prisión efectiva– que asciende al 50,5% en Chile.

Todos estos elementos, considerados en su conjunto, han generado un sistema penitenciario de excelencia, teniendo una de las tasas más bajas de reincidencia en el mundo, equivalente a una 2,7%. Esta cifra dista mucho del porcentaje de reincidencia –con pena de prisión efectiva– que asciende al 50,5% en Chile.

En la actualidad República Dominicana cuenta con 20 nuevos centros penitenciarios de un total de 35, siendo lo más destacable que con pocos recursos, pero con mucha creatividad y voluntad política se ha logrado revertir en solo 12 años un sistema penitenciario que se caía, como el chileno, a pedazos.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes