Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 13:15

Con ayuda de CORFO se inauguran dos nuevas iniciativas que impulsarán el empleo en el Bíobío

por 25 febrero 2011

A casi un año del terremoto del 27 de febrero pasado, el ministro de Economía Juan Andrés Fontaine, inauguró este viernes dos nuevas iniciativas que contribuirán a impulsar el empleo y el proceso de reconstrucción en la Región del BíoBío, se trata de la apertura de una planta pesquera en Talcahuano y la reapertura del Casino Oriente de Penco.

Ambos proyectos, co financiados por Corfo, permitirán la generación de 85 empleos directos en las comunas de Talcahuano y Penco.

El proyecto Congelados San Rafael –de Pesquera San Rafael- consiste en la instalación de una planta de procesamiento de un recurso considerado hasta hace poco una plaga: la jibia. Además de permitir la generación de 62 empleos directos y cerca de 50 indirectos, el proyecto beneficiará a más de 100 pescadores artesanales, que vieron desaparecer su fuente de empleo tras el terremoto.

La iniciativa contempla la construcción de una planta de procesamiento de jibia, que incorpora áreas maquinarias y túneles de frío con tecnologías de punta, una planta de tratamiento de riles, construcción de cámaras de congelación y mantención. El proyecto demandó una inversión de $1.018.950.613, con un subsidio Corfo de $86.000.000.

"Este proyecto está destinado a ser exclusivamente la alternativa de la pesca artesanal de la zona, más la producción propia de pesca de arrastre, que es la merluza Gayi", explica Marcelino González Rivera, gerente general de Congelados San Rafael.

En un principio este proyecto estaba destinado a la producción de pesca blanca, como merluza y reineta. "Sin embargo, vimos una oportunidad en la jibia, que es un recurso que abunda en las costas y que está siendo cada vez más cotizado y cuyo principal mercado es el asiático", cuenta González.

Por otro lado, tras los serios daños causados por el tsunami al casino Oriente de Penco, gracias al apoyo de Corfo, este emblemático local se puso de pie nuevamente y se prepara para recibir nuevamente a su clientela con una mejorada estructura. Con una inversión total de $139 millones, de los cuales $48 millones fueron subsidiados por Corfo, la iniciativa permitirá la recuperación de 23 empleos.

Para el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Hernán Cheyre, la puesta en marcha de estos proyectos "da cuenta del empuje que tienen los empresarios del Biobío y la capacidad que tienen de volver a levantarse pero de hacerlo de mejor forma. Ambas empresas presentaron proyectos que no solamente buscaban recuperar lo perdido, sino mejorarlo, incorporando maquinaria de última generación en el caso de la pesquera San Rafael, y ampliando el local como vemos en Casino Oriente".

"A casi un año del terremoto, estamos poniendo en marcha estas iniciativas, pero sabiendo que nos falta mucho por hacer, y Corfo está ahí dispuesta a apoyar las buenas ideas y a los emprendedores que, tal como en estos casos, quieran trabajar por el desarrollo de sus emprendimientos y del país", finalizó Cheyre.

upi/jp/cvl

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes