Miércoles, 24 de mayo de 2017 Actualizado a las 17:24

Las imágenes premiadas forman parte de la serie "Cuba al borde del cambio"

Cultura - El Mostrador

Chileno Tomás Munita gana el World Press Photo con imágenes del funeral de Fidel

por 13 febrero, 2017

Chileno Tomás Munita gana el World Press Photo con imágenes del funeral de Fidel
El fotoperiodista chileno, que publicó su trabajo en el periódico The New York Times, dedicó varios días a seguir la comitiva que llevó los restos de Castro por toda la isla a modo de homenaje. El título de la serie, "Cuba al borde del cambio", es toda una declaración de intenciones.

Tomas Munita volvió a consagrase en el principal concurso de foto periodismo del mundo. En Amsterdam fue galardonado con el primer lugar por la organización World Press Photo, que destaca cada año las mejores imágenes periodísticas a nivel internacional.

Tomas Munita se hizo con el primer premio en la categoría "Historias de la vida diaria" gracias a su serie fotográfica "Cuba al borde del cambio" sobre el funeral del líder revolucionario cubano Fidel Castro, que falleció el pasado 25 de noviembre.

El fotoperiodista chileno, que publicó su trabajo en el periódico The New York Times, dedicó varios días a seguir la comitiva que llevó los restos de Castro por toda la isla a modo de homenaje. El título de la serie, "Cuba al borde del cambio", es toda una declaración de intenciones.

En una de las imágenes, una enorme bandera cubana preside la escena mientras los asistentes, en fila, observan cómo los restos de Castro pasan a su lado. El mal estado de las casas que se ven al fondo contrasta con los teléfonos inteligentes que algunas personas alzan entre el público para inmortalizar la escena.

Tanto el director de World Press Photo, Lars Boering, como el presidente del concurso, Stuart Franklin, coincidieron en destacar otra instantánea casi simétrica de la misma serie en la que decenas de campesinos, ataviados con sus sombreros y con banderitas cubanas en la mano, aguardan en la carretera a que la comitiva pase mientras una espesa niebla lo cubre todo.

"Son imágenes que tienen poesía porque cuentan una historia, pero no de una manera obvia", remarca Franklin, mientras que para Boering el hecho de retratar "los cambios de un país" es algo que solo está al alcance de "quien ha pasado tiempo investigando las cosas bien".

Por otro lado, Lalo de Almeida fue premiado con el segundo premio en la categoría "Historias de asuntos contemporáneos" por su serie de imágenes sobre las consecuencias del virus del zika en niños brasileños.

"Para mí es siempre una cuestión delicada. ¿Cómo retratar enfermedades? Almeida lo hace de una forma muy amable", explicó Boering, porque el fotoperiodista consigue su objetivo "sin centrarse en imágenes excesivamente dramáticas".

Los bebés salen en blanco y negro, con sus madres y en diferentes situaciones, como en una consulta médica, recibiendo una ducha o tomando un biberón.

"Vimos muchas fotografías de niños víctimas del zika", recordó Franklin, pero la serie de Almeida tenía de particular que el reportero no intentó que los niños "tuvieran un aspecto 'freak'", sino todo lo contrario, fue "muy respetuoso y tuvo un ojo muy empático".

El otro galardonado brasileño fue Felipe Dana, que recibió el tercer premio en la categoría "Noticias de actualidad" por una foto tomada en Mosul en noviembre de 2016 durante una batalla entre tropas iraquíes y combatientes del grupo terrorista autodenominado Estado Islámico.

Dana, que cubrió este conflicto para la agencia estadounidense Associated Press, captó con su cámara las llamas producidas por la explosión de un coche bomba, que se ve al fondo de la imagen. En primer plano, tres soldados iraquíes se protegen detrás de un convoy, que alza al aire una bandera nacional.

Franklin aseguró que dicha imagen "es muy difícil de tomar" y reconoció que, tras terminar la evaluación del concurso, acudió a la página web de la agencia de Dana para observar su trabajo. "Tenía curiosidad y creo que tiene un ojo fantástico", concluyó el presidente del certamem.

World Press Photo repartió hoy otras decenas de premios. El máximo galardón se lo llevó el fotoperiodista turco Burhan Ozbilici por "Asesinato en Turquía", que captó al asesino del embajador ruso en Ankara, Andréi Kárlov, el pasado 19 de diciembre.

Ozbilici compareció emocionado por el galardón y dijo que aquel día tuvo "dos posibilidades: quedarme y hacer mi trabajo de periodista o salir corriendo", pero que sintió "la responsabilidad de representar" a su profesión, por lo que decidió continuar disparando con su cámara a pesar de que el terrorista llegó a apuntar con su arma hacia el público.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes