Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:28

China no convence del todo a Wall Street

por 21 junio 2010

China no convence del todo a Wall Street
El mercado neoyorquino se desmarcó de la tendencia positiva que prevaleció en los mercados europeos y asiáticos en esta primera sesión de la semana e interrumpió así la senda alcista que había seguido en las cuatro sesiones previas, que situaron a los tres principales indicadores en positivo en lo que va de año.

La decisión de las autoridades de China de permitir una paulatina apreciación del yuan frente al dólar no convenció del todo a los inversionistas de Wall Street, que intensificaron este lunes la venta de valores bursátiles a medida que se acercaba el cierre.

Con esa actitud, el mercado neoyorquino se desmarcó de la tendencia positiva que prevaleció en los mercados europeos y asiáticos en esta primera sesión de la semana e interrumpió así la senda alcista que había seguido en las cuatro sesiones previas, que situaron a los tres principales indicadores en positivo en lo que va de año.

El índice Dow Jones de Industriales cerró con un descenso del 0,08%, equivalente a 8,23 puntos, después de subir más de 140 puntos en los comienzos de la jornada, para finalizar a 10.442,41 puntos.

El selectivo S&P 500 y el índice compuesto del Nasdaq, que habían iniciado la sesión con avances en torno al 1,2%, también cerraron a la baja y el descenso fue algo más pronunciado en el caso de este último mercado, en el que negocian numerosas empresas de tecnología.

El S&P 500 bajó el 0,39% (-4,31 puntos) y cerró a 1.113,20 puntos, al tiempo que el Nasdaq descendió el 0,9% (-20,71 puntos) y terminó en 2.289,09 unidades.

Wall Street, al igual que las principales bolsas mundiales, recibió con optimismo la decisión del Banco Popular de China, anunciada el sábado, de permitir una mayor flexibilidad en los cambios del yuan, que podrá apreciarse frente al dólar, aunque de una manera gradual.

Con ello podría estimularse la demanda interna en ese país, al aumentar el poder de compra con un yuan fortalecido, aunque algunos analistas consideran que los empresarios estadounidenses tardarán en percibir los efectos de esa paulatina flexibilización de la divisa china.

Aún así las compañías de materias primas y el sector industrial, que avanzaron en ambos casos en torno al 0,6%, fueron este lunes los más favorecidos en la Bolsa neoyorquina de ese cambio de actitud de las autoridades chinas, poco antes de que se celebre en Toronto (Canadá) la cumbre del G-20 este fin de semana.

El cambio de tendencia del mercado neoyorquino en la última hora de negocios, en la que arreció la venta de valores, fue al unísono con la recuperación que registraba el dólar ante el euro y otras divisas, algo que suele mermar el ánimo inversor en Wall Street.

Por un euro se pagaban 1,2318 dólares al cierre de la sesión bursátil, comparado con los 1,2374 dólares del viernes.

El productor de aluminio Alcoa (5,49%) lideró en esta ocasión el grupo de empresas incluidas en el Dow Jones que cerraron con ganancias, seguida de American Express (1,36%) y General Electric (0,94%), además de IBM, 3M, Caterpillar y Coca-Cola, que subieron en torno al 0,3%, entre otras.

En el lado contrario, se situaron Microsoft (-1,85%), Home Depot (-1,6%), Merck (-1,54%) y Walmart (-1,03%) así como Intel y Hewlett-Packard, que cedieron el 0,98% en ambos casos.

Fuera del Dow, los títulos de la petrolera British Petroleum (BP) que se negocian en Nueva York perdieron en esta ocasión un 4,5% de valor y cerraron a 30,33 dólares, tras conocerse durante el fin de semana un documento interno donde se apunta que en el peor de los casos podrían estarse escapando 100.000 barriles de petróleo por día en el Golfo de México, más de lo que se preveía.

El barril de crudo de Texas para entrega en julio cerró con un alza del 0,82% en el mercado neoyorquino, a 77,82 dólares.

Los contratos de oro para entrega en agosto, los más negociados en el mercado neoyorquino, se depreciaron en esta ocasión 17,60 dólares y cerraron a 1.240,70 dólares, después de haber registrado valores de récord la pasada semana y llegar a negociarse durante la sesión a 1.266,50 dólares.

La deuda pública estadounidense a diez años bajaba de precio y ofrecía una rentabilidad del 3,24%. EFE

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes