Viernes, 2 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:59

Crisis economica hace que un número record de norteamericanos reciba beneficios y dependa del gobierno

por 30 octubre 2011

Crisis economica hace que un número record de norteamericanos reciba beneficios y dependa del gobierno
Un récord de 49 por ciento de los estadounidenses vive en un hogar en el que alguien recibe por lo menos un tipo de beneficio gubernamental, según la Oficina de Censo de los Estados Unidos. Por otra parte, el 63 por ciento del gasto federal total consistirá este año en cheques a personas de las que el gobierno no recibe servicio alguno en la actualidad, estima la oficina de Presupuesto de la Casa Blanca. Es más que el 46 por ciento de 1975 y el 18 por ciento de 1940.

Suele atribuirse la incapacidad del Congreso para reducir el déficit presupuestario de los Estados Unidos a disfunción política. Un obstáculo aun mayor podrían ser los estadounidenses.

Un récord de 49 por ciento de los estadounidenses vive en un hogar en el que alguien recibe por lo menos un tipo de beneficio gubernamental, según la Oficina de Censo de los Estados Unidos. Por otra parte, el 63 por ciento del gasto federal total consistirá este año en cheques a personas de las que el gobierno no recibe servicio alguno en la actualidad, estima la oficina de Presupuesto de la Casa Blanca. Es más que el 46 por ciento de 1975 y el 18 por ciento de 1940.

Las cifras seguirán creciendo en los próximos años. Los 75 millones de “baby boomers” apenas han iniciado su larga marcha hacia la jubilación, mientras que la reorganización del sistema de salud del presidente Barack Obama extenderá la cobertura médica a más de 30 millones adicionales de personas.

“Cuanto mayor sea la cantidad de familias que se beneficien de los programas, más difícil resultará contener los costos”, dijo Bob Bixby, jefe de la Concord Coalition, un grupo de Arlington, Virginia, que impulsa presupuestos equilibrados. “Es un fenómeno alarmante” y “explica por qué en el plano político es difícil abordar esos temas”.

La creciente dependencia de la red de seguridad federal coincide con la mayor presión para que una supercomisión legislativa encargada de presentar antes de Acción de Gracias un plan para reducir US$1,5 billones del presupuesto del país recorte el gasto. Si el grupo no logra cumplir su objetivo, se hará una reducción de US$1,2 billones en gastos nacionales y de defensa.

El senador republicano Jon Kyl, de Arizona, que integra la supercomisión de 12 miembros, dijo que la creciente cantidad de beneficiarios es “muy desalentadora” porque significa que buena parte de la población “depende del gobierno” y se opondrá a todo recorte.

Las cifras del censo que indican que el 49 por ciento de los estadounidenses, unos 147 millones de personas, vive en hogares donde alguien recibe algún beneficio federal corresponden al primer trimestre de 2010 y constituyen los últimos datos disponibles, según la oficina.

Una serie de elementos contribuye a elevar la cantidad de beneficiarios. El principal es la economía. En momentos en que el desempleo se mantiene en alrededor de 9 por ciento desde hace 30 meses, la demanda de subsidios de desempleo, cupones de alimentos y Medicaid experimenta un fuerte aumento.

La cantidad de estadounidenses que recibe cupones de alimentos creció 72 por ciento en los últimos cinco años, a un récord de 45,3 millones. Su costo anual, que se estima alcanzará este año los US$80.000 millones, encabeza el presupuesto anual de la mayor parte de los organismos federales.

También las guerras en Irak y Afganistán impulsan los costos. A pesar de que el conflicto en Irak se desarticula –Obama dijo la semana pasada que la totalidad de las tropas estadounidenses volverá al país para fin de año-, los más de dos millones de estadounidenses que han prestado servicio en uno de los lugares han empezado a solicitar los beneficios de salud y educación prometidos.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes