sábado, 18 de agosto de 2018 Actualizado a las 09:52

Un sector ''cuoteado'' para el

Las intrincadas redes políticas detrás del drama del Hospital San José

por 15 abril, 2008

La influencia del senador Guido Girardi y de su mano derecha, el diputado Marco Antonio Nuñez, es tal en el Servicio de Salud Metropolitano Norte, que los directores deben contar con su "venia" para ser elegidos. Si no es así, "arde Troya". Ambos "apadrinan" al actual subdirector, Fernando Silva, para que sea el próximo en ocupar un cargo para el que se abrió concurso público luego del escándalo en el centro asistencial. Pero la pista se viene dura, ya que el médico tiene problemas con su título
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Como una "talla" entre colegas, un grupo de funcionarios de la salud pública dejó constancia en una Notaría del nombre que, auguran, será el próximo director del Servicio de Salud Metropolitano Norte (SSMN), del cual depende el cuestionado Hospital San José.



Porque aunque el concurso público convocado por la Alta Dirección Pública recién se cierra el próximo 28 de abril, no tienen ninguna duda de que el actual subdirector del SSMN, Fernando Silva, es el nombre que terminará siendo el "ganador". Sus "padrinos", según los funcionarios, serían el senador Guido Girardi (PPD) y el diputado de la misma colectividad, Marco Antonio Núñez.



Esta percepción se basa en que, a pesar de los anuncios gubernamentales de terminar con el cuoteo político en los altos cargos públicos, al menos en la salud el mapa es bastante claro. El sur y el sur oriente corresponden a los socialistas, el oriente y occidente está reservado para la DC, y el sector norte está en manos del PPD.



De hecho, de los 11 directores del Servicio de Salud Norte que han ejercido desde 1990, los últimos nueve han sido todos miembros de la colectividad de Lagos, exceptuando al director subrogante Carlos Böttner, recientemente reemplazado por el también PPD Mauricio Osorio. Este asumió luego del escándalo por la mujer que terminó pariendo en un baño del Hospital San José, y que originó el descabezamiento de la dirección del SSMN.



Esta "repartija" sería la madre del cordero en la mala gestión de los centros hospitalarios, según funcionarios y ex funcionarios que critican duramente la politización de los cargos. A su entender, esto entorpece la elección del profesional más idóneo por sobre sus lealtades a una colectividad.



"Porque de nada sirve que hoy pongan cara seria para la tele y pidan disculpas. Honestamente, el escepticismo en todos los funcionarios del norte es total, lo único que hay es resignación", relata uno de estos trabajadores.



Girardi: el "zar" del Servicio Norte



La certeza de quién será el próximo director del Servicio de Salud Metropolitano Norte, (cargo por el que se percibe una remuneración líquida cercana a los 3 millones de pesos), se funda en una serie de hechos de los que los funcionarios de la salud han sido testigos.



Según el ex director del Hospital San José, el médico José Luis Contreras (ex PPD y actual ChilePrimero), el senador "siempre se ha preocupado de tener a alguien cercano en cargos relevantes como las subsecretarías de la cartera y en los servicios médicos de la zona que representa. Opera a través de la gente que tiene ahí y es como el zar del servicio norte". Y agrega que "enfrentar a Girardi es un pecado", por lo que en la elección de los cargos prima mucho más el tema de las lealtades que la idoneidad técnica de los médicos.



Sin ir más lejos, el brazo derecho del parlamentario es el diputado por el distrito 11, Marco Antonio Núñez (PPD), que ejerció como director del SSMN entre 2003 y 2005, período en el que también lanzó su campaña para alcalde de San Felipe y luego para un sillón en la Cámara Baja por la misma zona. En ambas ocasiones, quien lo subrogaba era el doctor Fernando Silva.



A Nuñez le fue bien en este último intento y en 2005 el cargo fue a concurso público. Girardi y su mano derecha "patrocinaron" el nombre de Silva, que es "un operador incondicional de ellos", según describen funcionarios.



En ese marco, Núñez irrumpió en la oficina del entonces subsecretario de Redes Asistenciales, Osvaldo Salgado (PS), y a "grito limpio" le exigió que tenía que dejar desierto el concurso, porque si Silva no era el elegido "no era nadie", y que de ser así, "pagarían las consecuencias en el Congreso".



Pero la decisión del Presidente Ricardo Lagos y del ministro de Salud de la época, Pedro García, favoreció al subsecretario Antonio Infante, también PPD, que a diferencia de Silva sí estaba en la terna propuesta por la Alta Dirección Pública. Núñez lo sabía, y por eso "le advirtió a García que si me nombraba iba a durar menos de 6 meses en el cargo, porque se iban a encargar de hacerme la vida insoportable ", asegura el propio doctor Infante.



Y aunque el médico pertenece a su misma tienda política, la decisión no fue vista con buenos ojos porque no había un feeling especial entre el profesional y la dupla Girardi-Núñez, básicamente por el respaldo que Infante habría dado a la creación de Chileprimero. Y además porque, mientras ejerció como subsecretario del área, le exigió al diputado que si perdía en su postulación para alcalde en 2004, debía volver a postular al cargo de director del servicio, y no podía retomar sus funciones directamente, acuerdo al que Núñez le hizo la vista gorda.



"En realidad Girardi es mucho más que Girardi: hay parlamentarios que entienden que los representantes del Estado tienen que responder a sus intereses. Y en el caso puntual del servicio norte la gente ha sido muy influida por lo que él haya opinado. En el caso mío no fue así y de hecho la gente cercana al senador manifestó su malestar por haber sido yo el seleccionado", asegura Infante.



Y como una profecía autocumplida, Infante no alcanzó a ocupar el cargo demasiado tiempo, ya que en diciembre de 2007 fue alejado de sus funciones. Nuñez aplaudió su salida y dijo que había razones "de sobra" para removerlo. En el minuto, Infante aseguró que el meollo del asunto tenía que ver con presiones políticas, versión que aún mantiene.



"Claramente en el PPD el ejercer autoridad como funcionario sin ser obsecuente al partido te crea problemas. Y esto lo sufren también otros directivos públicos de otros partidos, es algo que está en los distintos distritos", recalca el médico.



El diputado Nuñez fue contactado por El Mostrador para referirse a estas versiones, señalando que obedecían a "intereses políticos".



Silva a toda costa



Que el "favorito" de Girardi logre asumir como director del SSMN no será una tarea tan fácil, ya que Silva no tiene una hoja de vida "impecable". En 1998 habría presentado ante la Corporación Nacional Autónoma de Certificación de Especialidades Médicas (Conacem) un documento falsificado en el que certificaba haber cursado el Programa de Formación de Especialista en Obstetricia y Ginecología en la Universidad de Chile, a pesar de que no lo había finalizado, razón por la que la Casa de Bello decidió negarle el derecho a retomar los estudios.



Por eso, pese a ser el segundo de a bordo en el servicio de salud norte, fue Mauricio Osorio quien quedó como suplente. La propia ministra de Salud, María Soledad Barría, habría conversado hace unos días con su jefa de gabinete, Nidia Contardo, sobre los "rumores" en contra de Silva, y habrían concluido que como nada les constaba, no era necesario "comprarse problemas con Guido".



Paralelamente, sus "padrinos" solicitaron que el punto negro de su historial fuera manejado lo más "piola posible".



Pero el director de Fonasa, Hernán Monasterio (PS), habría servido como contrapeso para que la situación no se concretara, rol que no desmintió cuando El Mostrador.cl intentó contactarlo. Prefirió no hablar, pero mandó a decir que "no es de mi incumbencia".



Incluso, en el propio ministerio adelantan que es posible que Silva salga de circulación y lo alejen del servicio público, a pesar de todo el lobby que se ha hecho en su favor y de que "ha postulado a cuanto concurso público ha habido en el país".



Consultado al respecto, Núñez admitió que existía cuoteo político, pero desestimó que éste tuviera algún tipo de influencia en la gestión del sector.



_____

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)