Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 09:29

Alex Fernández también fue multado por uso de información privilegiada

Director de coludida FASA es miembro de Chile Transparente y aparece vinculado al caso EFE

por 7 abril 2009

Director de coludida FASA es miembro de Chile Transparente y aparece vinculado al caso EFE
En marzo de 2004 el ejecutivo fue condenado a pagar casi $6 millones porque compró 50 mil acciones de la farmacéutica, en momentos en que negociaban el control de la cadena mexicana Benavides. Lo hizo a través de una sociedad donde era dueño del 40 por ciento, sabiendo que los papeles subirían en la Bolsa. De perfil técnico y transversal en sus relaciones, sus nexos con el laguismo lo colocaron en un sillón del SEP y en otro en la cuestionada EFE. Ahí, según consta en el proceso, habría gestado la reunión donde Luis Ajenjo presionó en sus oficinas a uno de los testigos.

Alex Fernández Montenegro, el director de FASA, la matriz de Farmacias Ahumada -firma que admitió la colusión con Salcobrand y Cruz Verde para aumentar sus ganancias-, posee unas redes sociales y políticas envidiables.

Fernández, un administrador de empresas -tal como suele aparecer en las páginas web de las entidades donde participa-, es un hombre nacido en Cuba, con ciudadanía americana, pero tiene residencia hace muchos años en Chile, donde lleva un largo camino recorrido en la cima del poder empresarial criollo.

En el conflicto con la Fiscalía Nacional Económica (FNE) que se ha ventilado ante el Tribunal de la Libre Competencia (TDLC), ha mantenido un alto perfil a la cabeza de la farmacéutica. Habla con los medios y es una fuente abierta y creíble, según periodistas que le han entrevistado. La semana pasada le contó a la sección de Negocios del diario La Tercera que la compañía entregó a la FNE los testimonios protocolizados ante notario de los ejecutivos "category manager" que se "coordinaron" para coludirse, manteniendo el discurso de que el directorio nada tuvo que ver en estas operaciones.

Su ingreso al directorio de FASA se origina cuando la multinacional AIG, a través de su filial chilena Seguros La Interamericana -de la cual Fernández era un alto ejecutivo-, compró un porcentaje de la farmacéutica. AIG ha sido duramente criticada en Estados Unidos por pagar millonarias primas a sus ejecutivos con los fondos anticrisis proporcionados por el gobierno de Obama.

Cuando La Interamericana vendió su participación en FASA, Fernández siguió en la mesa del directorio, esta vez como hombre de confianza de las AFPs. Y cuando nuevamente expiró su mandato, la familia Codner, controladora de la compañía, decidió mantenerlo en representación de sus intereses.

"Tiene un perfil eminentemente técnico y es un hombre que destaca por su inteligencia y se mueve muy bien en todos los círculos", asegura un cercano.

Más allá del bien y del mal

Fernández tiene un perfil transversal, cuestión que es altamente valorada en los puestos que ha ocupado. Se codea con empresarios y políticos de todos los sectores, aunque se lo identifica como concertacionista y cercano al laguismo. Fue presidente de la Amcham, Cámara Chileno Norteamericana de Comercio, y fue un fuerte impulsor del TLC entre ambas naciones.

También es consejero del capítulo chileno de Transparencia Internacional, una entidad dedicada a promover prácticas éticas en corporaciones privadas e instituciones públicas, y en cuyo consejo asesor figuran una serie de "hombres buenos", encabezado por el ex Presidente Patricio Aylwin, y que representa públicamente el abogado Davor Harasic, quien patrocinó la querella por injurias que Ricardo Claro perdió poco antes de morir contra periodistas de La Nación a raíz de un artículo publicado en 2004.

Por sus nexos políticos y su fama de buen gestor, Fernández participó en el directorio de la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE), precisamente durante la administración de Luis Ajenjo (DC), quien está formalizado y ad portas de ser acusado por la Fiscalía Centro Norte por el delito de fraude al Fisco.

En este caso hay un episodio donde el ejecutivo aparece involucrado: antes que Ajenjo fuera imputado del ilícito mencionado, en abril de 2008, Fernández se encontró con otro ex funcionario de EFE, el contralor interno Rolf Heller. Fernández, que trabajó de cerca con ambos, le preguntó a Heller si podría conversar con Ajenjo acerca del caso, intercambiando tarjetas para coordinar la reunión.

A los pocos días, Heller concurrió a la oficina de Ajenjo en Radio Cooperativa, donde se desempeñaba como presidente del directorio de ese medio, al que tuvo que renunciar debido a que el Tribunal Supremo de la DC le suspendió la militancia.

Según la declaración de Heller ante el fiscal Centro Norte, José Manuel Ramírez, Ajenjo intentó presionarlo, hecho que fue revelado en la audiencia de formalización por la abogada del Consejo de Defensa del Estado (CDE), Rosa María Espinoza y refrendado por el perseguidor penal.

Fernández fue citado a declarar por este episodio para esclarecer su participación, donde explicó que todo sucedió por casualidad y que desconocía cualquier hecho posterior.

Una pequeña mácula

Distintas personas que conocen a Fernández alaban su inteligencia, capacidad ejecutiva y de gestión. "Es uno de esos directores que ejerce su puesto en plenitud y es riguroso con los gerentes a su cargo", señala un cercano.

Su paso por el sector público, según recuerdan quienes le conocen, también contempla una "valorable" participación en el Consejo del Sistema de Empresas Públicas (SEP) durante la era Lagos. Allí compartió con Carlos Mladinic, Óscar Landerretche y Gibrán Harcha. Este último, siendo Director de Concesiones del MOP, debió renunciar cuando en 2003 reventó el escándalo financiero de Inverlink, pues era uno de los gerentes de la Corfo.

Fernández nunca ha sido condenado por algún delito, según revela su certificado de antecedentes. "Puede que le hayan cursado un parte de tránsito alguna vez, pero de seguro por mal estacionado", comenta otra fuente.

Parece impoluto, salvo por un detalle. En marzo de 2004, mientras fungía como funcionario de EFE, al igual que como gerente general y director de FASA, la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) resolvió aplicarle una multa por uso de información privilegiada.

La resolución adoptada por la entidad -a la que tuvo acceso este diario- señala que la multa ascendió a 350 UF, unos $ 5,8 millones de la época.

La conducta de Fernández queda claramente descrita por la SVS en su dictamen.

Corría 2002 cuando FASA intentaba la compra de Farmacias Benavides, en México, un importante mercado de más de 100 millones de potenciales clientes, lo que abría grandes oportunidades de negocio.

Conociendo de estas negociaciones y sabiendo que las acciones de FASA subirían en la Bolsa, Fernández compró 50.000 a $920 cada una, invirtiendo para ello $ 46 millones de la época. Eso sí, ejecutó la operación como miembro de la sociedad Lengyel, donde era dueño de un 40 por ciento y, más aún, no informó a la SVS de la operación, vulnerando abiertamente la Ley de Mercado de Valores.

En tanto, aún está pendiente la decisión de la Fiscalía Centro Norte por las querellas presentadas por distintos políticos a raíz de la colusión de las farmacias. El Mostrador.cl intentó obtener las versiones de Fernández y de Chile Transparente, pero las solicitudes no fueron respondidas.

Lea la sanción de la SVS (Formato PDF)

Artículos relacionados

Ajenjo presionó en oficinas de Cooperativa a testigo clave en caso EFE (21 de Abril de 2008)

SVS analiza los movimientos bursátiles de la familia Codner en Farmacias Ahumada (01 de Abril de 2009)

Farmacias se automedican colusión (25 de Marzo de 2009)

Farmacias Ahumada: "Traspasos de acciones de controladores son normales"  (01 de Abril de 2009)

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes