Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:50

Ministra de Vivienda, Magdalena Matte, ante caso Serviu-Kodama

"Aquí van a rodar las cabezas que tengan que rodar"

por 14 abril 2011

Dice que firmó el decreto autorizando el pago de $17 mil millones a Kodama porque venía avalado por cuatro firmas. La más importante, la del director del Serviu, a quien se le incautó su computador. No fue el único: el de Álvaro Baeza, el renunciado abogado de su confianza, también se lo llevó la PDI. De las reuniones entre el Serviu y Kodama sólo existen cuatro actas.

Una historia que comenzó con las obras de un corredor de 14 kilómetros para el Transantiago adjudicado por la anterior administración del Serviu a la empresa Kodama, cuyos dueños son de ascendencia japonesa, terminó convertida en un caso que es materia de dos investigaciones. Una de la Contraloría General de la República, a raíz de la presentación del senador Alejandro Navarro quien, el 7 de marzo último, pidió un dictamen sobre la legalidad del pago de  $17 mil millones por concepto de mayores costos negociado entre el Serviu y Kodama. La otra está en manos de la Fiscalía Centro Norte: la ministra de Vivienda, Magdalena Matte, hizo una denuncia el viernes pasado pidiendo esclarecer los hechos que llevaron al Serviu a realizar la transacción y revisar las cifras involucradas

-¿Por qué firmó un decreto exento, el 25 de enero pasado, autorizando al Serviu Metropolitano a pagar $17 mil millones a Kodama?
-Porque venía solicitado por el director del Serviu, Antonio Llompart, y tenía las firmas del subsecretario (s), Guillermo Rolando; de la jefa de la división jurídica, Mirna Jugovic, y de Carolina Arrau, asesora legislativa.

-¿Era un decreto para llegar y firmar?
-Sí. El decreto sigue su curso y va al director de finanzas, Daniel Johnson, quien pide más antecedentes al Serviu y no se los entregan. Habla con el subsecretario Andrés Iacobelli. Yo estaba de vacaciones, Iacobelli me llama para decirme que existe este pago y que pidió las bases sobre las cuales se hizo y que el Serviu no entregó los antecedentes. Yo llegué a Santiago y mandé un oficio instruyendo al Serviu paralizar el pago y pedí todos los antecedentes.

-¿Y le llegaron?
-Sí, llegaron, pero no todos. Por eso, pedí que se hiciera un sumario interno.

-¿Quién debía entregar esos antecedentes?
-El director del Serviu, Antonio Llompart, y su equipo.

-¿El sumario determinó responsabilidades?
-No, porque no lo alcanzamos a terminar. Hace pocos días la Contraloría pidió que se lo enviáramos.

-¿Como jefe de servicio Llompart fue el responsable de avalar un decreto que luego resultó paralizado?
-Por supuesto que tiene responsabilidad, pero eso lo dirá la Contraloría y la Fiscalía.

-A él se le incautó su computador. ¿Qué otros se llevó la PDI?
-El de Mirna Jugovic, Guillermo Rolando y Álvaro Baeza.

El rol del renunciado abogado Álvaro Baeza

-¿Alguien la asesoró para que autorizara el pago?
-Aquí hay un tema súper importante. Alvaro Baeza era mi abogado desde hace años en mi empresa (Dimar). Cuando me vine al ministerio me di cuenta que había mil problemas que resolver y le pedí a Álvaro que me ayudara y se vino a asesorarme. Cuando recibí por primera y única vez a los representantes de Kodama, en junio del año pasado, les dije mire, este es un tema del Serviu, diríjanse al Serviu, porque es un ente independiente del ministerio. Días después le pedí a Álvaro que se hiciera cargo del tema.

Todo lo que pueda ser extraño quiero saberlo. Nunca ha existido un ministro que lleve a la Fiscalía un caso. Porque cuando lo haces sabes que van a abrir todo: van a destapar todas las ollas. Yo quiero la transparencia más total y absoluta.

-¿Cumplió la tarea?
-No voy a juzgar a nadie, eso lo hará la Fiscalía. Yo tengo unas actas de las reuniones donde se transó el acuerdo. En esas actas no aparece Álvaro Baeza, pero sí tenía contacto permanente con la gente de Kodama. Hablaba con sus abogados (Darío Calderón, Rodrigo Alcaíno Torres y Matías Cortés de la Cerda, ambos socios del mismo estudio).

-¿Baeza le informó sobre los avances de la negociación?
-Días antes del acuerdo me informó que existía una transacción con Kodama y que se había logrado bajar de $41 mil millones a 17 mil millones. Él no firmó ningún papel y de las reuniones que él haya sostenido no tengo yo constancia.

-¿Usted le pidió la renuncia?
-Hace tres o cuatro días me dijo que iba a renunciar y yo se la acepté inmediatamente. (Dada la envergadura del caso, ahora Matte contrató a Pedro Pablo Gutiérrez, un duro litigante de la plaza).

Caiga quien caiga

-¿Por qué recurrió a la Fiscalía: hay sospechas de irregularidades como fraude al Fisco o simulación de contrato según plantea el senador Navarro a la Contraloría?
-Quiero que se investigue hasta las últimas consecuencias. Transparencia total. Caiga quien caiga.

-En la negociación con Kodama participaron además de Llompart, el subdirector jurídico del Serviu, Rafael Marambio; el subdirector de pavimentación, Franz Greve, entre otros. ¿Qué responsabilidad les cabe?
-Tendrán que ir a declarar y explicar cómo llegaron a esa cifra ($17 mil millones).

-¿Rodarán cabezas en el Serviu?
-Van a rodar todas las que tengan que rodar.

-La Tercera publicó que el subdirector jurídico, Rafael Marambio, habría recibido presiones de Álvaro Baeza para llegar al acuerdo.
-Yo no  conozco las declaraciones que Marambio ha hecho a la Contraloría.

De las reuniones entre las partes sólo existen cuatro actas. Todas, según muestra la ministra a El Mostrador, son del mes de noviembre, pese a que el primer encuentro fue en junio. Siempre participan las mismas personas por el Serviu más los representantes de Kodama y los abogados, a excepción de Baeza y Darío Calderón.

-Para una entidad acostumbrada a licitar grandes obras y a resolver diferencias de precios, ¿no es extraño que exista error en un pago o que no sea transparentado?
-Todo lo que pueda ser extraño quiero saberlo. Nunca ha existido un ministro que lleve a la Fiscalía un caso. Porque cuando lo haces sabes que van a abrir todo: van a destapar todas las ollas. Yo quiero la transparencia más total y absoluta. Encargué un informe del Idiem que estará listo en 10 días.

-El dictamen de la Contraloría saldrá la próxima semana y uno de los puntos llamativos es que el Serviu y Kodama no llegan a un acuerdo extrajudicial, en cuyo caso tiene que ser visado por el organismo. Optan por un acuerdo que es ratificado por el tribunal, por lo cual debe cumplirse sí o sí. ¿Alguien no quiso que la Contraloría revisara el acuerdo?
-Me hubiera gustado que hubiese pasado por la Contraloría. Así debiese ser en el 100% de las transacciones, aunque jurídicamente existe este otro camino que es legal. Yo me siento más cómoda y más segura que pase todo por la Contraloría.

-¿El director del Serviu le dio un explicación?
-Me dijo que tomaron esta otra alternativa.

-El 15 de diciembre último, en plena negociación, Kodama demanda al Serviu por $41 mil millones. ¿Por qué el Serviu no dejó el caso en manos del tribunal?
-Yo habría preferido eso.

-¿Se siente responsable en esta cadena de hechos?
-Por supuesto que sí. Soy la primera autoridad. Por eso he tomado todas las medidas.

-Todo indica que se formará una comisión investigadora en la Cámara de Diputados
-Estoy informada que podría ocurrir y me parece muy razonable. Total y encantada voy.

-¿Y qué pasa si, efectivamente, son $17 mil millones lo que debe pagar el Serviu a Kodama?
-Todo es posible.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes