lunes, 24 de septiembre de 2018 Actualizado a las 06:42

Agenda Inclusiva

Presentado por:

Opinión

Migrantes y participación ciudadana

por 12 julio, 2018

Migrantes y participación ciudadana
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“La migración en Chile se está escapando de las manos” o “vienen solo a quitarnos la pega” son frases que fácilmente escuchamos en las calles o en más de alguna reunión social. Aún así, los datos muestran una realidad completamente distinta. Hoy los inmigrantes en Chile representan un 2,7% de la población total. Por otro lado, un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) realizado el 2017 muestra que el 79% de los inmigrantes que llegan a Chile son personas calificadas con más de 10 años de preparación académica.

Si bien la mayoría trabaja en el sector comercio, seguido por servicio doméstico y manufactura (según cifras del INE de fines del 2017), el estudio de la Cepal indica que el empleo también se abre a otros sectores, como la industria financiera, bienes inmuebles y servicios a empresas, así como en el sector del comercio, restaurantes y hoteles.

Nuestra realidad en Fundación Trascender refuta aún más la opinión de los chilenos que tanto se repite en las calles. En los últimos meses, hemos visto que a nuestras reuniones de inducción de nuevos profesionales voluntarios están llegando sostenidamente cada vez más extranjeros, que se inscriben en la red buscando integrarse a la sociedad chilena. No sólo vienen en busca de nuevas oportunidades laborales y de expectativas de vida, sino también con claros deseos de participar y contribuir al país donde están poniendo sus esperanzas.

Todos los meses llegan sociólogos, comunicadores, ingenieros, profesionales de la salud, arquitectos, abogados o administradores públicos, entre muchos otros profesionales. Si bien todos quieren aportar desde sus profesiones, buscando una forma de devolver la mano al país que le está abriendo sus puertas, también vienen con la intención de formar redes de contacto y conocer formas de integrarse a la cultura chilena.

No resulta extraño escucharlos decir que si bien somos un país muy acogedor, también tenemos una cultura muy particular, por lo que al principio se les hace más difícil adaptarse.

Por eso, han encontrado en el voluntariado profesional una positiva forma de participación ciudadana e integración cultural, que también les permite conocer a los chilenos en otra dimensión, de entrega y ayuda, y de entender los códigos y valores culturales de nuestro país.

El voluntariado, tradicional o profesional, no sólo implica una donación de tiempo y conocimiento de alguien que desea aportar a una organización social o una comunidad, sino que su verdadero valor se encuentra en el enriquecimiento mutuo. En proyectos sociales se habla mucho del concepto “beneficiario”, dando a entender que hay una parte que aporta (con materiales, dinero, conocimientos, etc.) y otra que recibe o se beneficia del proyecto. Al contrario, en Trascender entendemos que tanto el(la) voluntario(a) como la organización social o comunidad que lo recibe son ambos beneficiados, dada la especial relación y vínculo que se crea.

Cuando nuestros profesionales voluntarios finalizan un proyecto, todos declaran que ellos también se llevan un enorme aprendizaje individual a partir de la relación creada con las personas con quienes estuvieron trabajando, aportandoles una mirada de la sociedad distinta a la que tenían antes. El proceso transformador del voluntariado tiene un impacto triple, donde todos se ven beneficiados más allá del intercambio transaccional acordado.

La organización social o comunidad recibe una capacitación o asesoría que de otro modo no habría podido financiar, el voluntario adquirió una experiencia transformadora de él como persona y profesional, y el país en su conjunto creció como una sociedad más empática, participativa y solidaria.

Así, vemos que esta fórmula también está funcionando con los extranjeros que llegan a nuestro país, que de acuerdo al INE constituyen un 2,2% de la fuerza laboral.

Si bien nuestras cifras no constituyen un estudio estadístico representativo, si muestran una tendencia que podemos observar en distintos sectores. De los casi 250 voluntarios que se han inscrito en Trascender durante este año, poco más del 15% son profesionales
provenientes de otros países, latinoamericanos en su gran mayoría.

Una cifra que si bien no ha crecido de forma significativa, si se ha mantenido estable al menos el último año. Tendencia que miramos de forma positiva, porque vemos no sólo un interés de encontrar mejores oportunidades de vida, sino también ganas honestas de ser parte del tejido social de nuestro país, aportando no solo tiempo y conocimientos, sino también parte de su corazón.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV