Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 20:35

Larraín llama sector económico y político a 'trabajar muy duro' para derrotar la indigencia en 2014

por 24 marzo 2011

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, llamó este jueves a todos los sectores económicos, políticos y sociales del país a "seguir trabajando muy duro" para lograr las "ambiciosas metas" que se ha trazado el Gobierno, como es derrotar la indigencia en 2014 y sentar las bases para alcanzar el desarrollo en 2018.

Tras la presentación que realizó en el primer foro empresarial de Icare del año, denominado "¿Cómo viene el 2011?", el secretario de Estado aseguró que "tenemos que trabajar unidos con los empresarios, con los trabajadores, con las distintas agrupaciones sociales, con el Congreso, con la oposición, para que este país salga adelante".

"Como Gobierno estamos enfocados en un proyecto y una meta ambiciosa que ha planteado el Presidente Piñera, de ser desarrollados en 2018, y derrotar la indigencia en 2014 y la pobreza en 2018. Esa es una meta que nos exige sembrar y seguir trabajando muy duro", aseveró.

Previamente, en su presentación, el secretario de Estado destacó el escenario macroeconómico actual del país, con un elevado dinamismo a partir del segundo trimestre de 2010, con una tasa promedio de crecimiento de 6,4%, y el buen pie con que partió 2011, con una expansión de 6,8% en enero.

Para este año, de hecho, proyectó que la economía chilena podría crecer un 6,1%, por sobre el 5,2% registrado en 2010.

Con todo, el jefe de las Finanzas Públicas afirmó que "las buenas cifras de 2010 y las buenas expectativas para 2011 no nos hacen cantar victoria todavía".

En ese sentido, mencionó algunos riesgos que enfrenta la economía chilena, provenientes principalmente del exterior. Estos son las dudas respecto a la recuperación de Estados Unidos, los temores que subsisten por la situación fiscal de algunos países de Europa, los efectos del terremoto y tsunami en Japón, y el aumento de los precios internacionales de productos agrícolas y del petróleo, que han elevado las expectativas de inflación y, por ende, presionado al alza las tasas de interés.

Por lo anterior, el titular de Hacienda subrayó la importancia de la reducción del gasto público, de entre US$ 750 millones y US$ 800 millones, anunciada ayer, como una forma de contribuir a moderar a nivel local las presiones sobre la inflación, las tasas de interés y el tipo de cambio.

Sostuvo que con esta medida se benefician las personas, especialmente los hogares más pobres, al controlar la inflación; las empresas, especialmente las Pymes, al mantener acotado el aumento de las tasas de interés, y el sector exportador, al disminuir las presiones sobre el tipo de cambio.

upi/so

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes