Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:50

Comisiones unidas de Trabajo y Salud aprueban extensión de posnatal sin tope de 30 UF

por 19 mayo 2011

Luego de una maratónica sesión que se prolongó por casi 11 horas, las comisiones unidas de Trabajo y de Salud aprobaron el proyecto que extiende el posnatal a seis meses, sin el tope de 30 UF que se establecía para el cálculo de dicho subsidio.

El oficialismo y el Ejecutivo hicieron reserva de constitucionalidad y esperan reponer dicha norma y todas las que se cayeron a consecuencia de la eliminación del tope, durante el trámite de la Comisión de Hacienda que está fijado entre las 9:30 y 10:30 horas de este jueves.

Posteriormente, el proyecto debiera ser votado por la Sala del Senado en una sesión especial que se convocó a partir de las 10:30 horas.

Tras la aprobación unánime de la idea de legislar sobre la iniciativa, los senadores comenzaron a votar en particular, siendo uno de los primeros artículos en someterse a votación el que permitía traspasar hasta dos semanas desde el prenatal al postnatal, siempre y cuando lo autorizara el médico tratante. Dicha norma fue rechazada con seis votos en contra y 4 a favor.

Con la misma votación se rechazaron dos disposiciones que estaban vinculadas a dicho artículo.

Asimismo, se votó en forma unánime una indicación del Ejecutivo – que había sido parte de las conversaciones con la oposición- y que apuntaba a perfeccionar la redacción de la norma que establece el permiso postnatal parental y que señala que el padre podrá hacer uso de ese derecho desde la séptima semana de posnatal, por el número de semana que acuerden, las que deberán ubicarse en el período final del permiso.

Fue durante la votación de este artículo cuando se generó el mayor debate, luego que la oposición planteara votar de manera separada la disposición que establecía que la base de cálculo del subsidio no podía exceder a 30 UF, en el caso de los tres meses que se agregan al actual postnatal. Mientras los senadores del bloque opositor manifestaron que era legítimo votar separadamente, la Alianza y La Moneda plantearon que ello era inconstitucional, pues al eliminarse el tope se aumentaba el gasto fiscal del proyecto.

Junto con la eliminación del tope, se cayó del proyecto la disposición que señalaba que el subsidio se financiaría con cargo al Fondo Único de Prestaciones Familiares, por lo que el oficialismo señaló que se había dejado sin financiamiento la iniciativa, lo que fue refutado por la Concertación que sostuvo que existen los recursos para financiar el proyecto en la Ley de Presupuestos.

La eliminación de estos puntos contó con los 5 votos de la Concertación, mientras los 4 parlamentarios del oficialismo estuvieron por mantener íntegra la redacción y el independiente Carlos Bianchi se abstuvo.

Dos veces se repitió la misma votación, por lo que la abstención se sumó a la mayoría y se dio por rechazada esa parte del texto, correspondiente al inciso segundo del artículo 197 bis.

Asimismo, quedó rechazada la indicación del gobierno para regular las licencias médicas por enfermedades graves del niño menor de un año. Si bien el Ejecutivo presentó una serie de indicaciones para mejorar la redacción de esas materias, éstas fueron rechazadas por los 5 miembros concertacionistas, la abstención del senador Bianchi, mientras los 4 parlamentarios oficialistas respaldaron el punto contenido en el acuerdo del Gobierno, la coalición y los independientes. Esta votación se repitió también dos veces y la abstención se sumó a los rechazos por reglamento.

La propuesta del gobierno planteaba que las enfermedades graves del menor serían definidas en un decreto del ministerio del Trabajo, suscrito por las carteras de Salud y Hacienda, el que sería actualizado al menos cada tres años.

Se planteaba que para la determinación de las enfermedades graves el Ministerio de Trabajo tendría a la vista un informe elaborado por un consejo consultivo compuesto por un representante de la sociedad de pediatría, uno de la academia de medicina, tres miembros designados por el Presidente y dos economistas elegidos por el consejo de rectores.

FUERO Y COBERTURA

Uno de los puntos que se aprobó y que formaba parte del acuerdo entre gobierno y oposición dice relación con mantener vigentes los plazos del fuero maternal. Si bien el proyecto original del Ejecutivo planteaba reducir en tres meses dicho beneficio, el gobierno se abrió a mantener inalterable durante el período de embarazo y hasta un año después de expirado el descanso de maternidad.

En cuanto a la cobertura se aprobó en forma unánime una indicación del Ejecutivo que aumentaba del 20% al 60% más pobre el acceso a dicho beneficio.

La norma sostiene que las mujeres que integren un hogar perteneciente al 60% más pobre de la población de Chile, que a la sexta semana anterior al parto no tenga un contrato vigente, tendrán derecho al subsidio establecido siempre y cuando cumplan ciertos requisitos.

upi/so/

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes