Lunes, 24 de abril de 2017 Actualizado a las 12:09

Destacado

Gustavo Cordera insiste en polémicos dichos sobre las violaciones

por 2 marzo, 2017

Gustavo Cordera insiste en polémicos dichos sobre las violaciones
El cantante brindó una conferencia de prensa en Uruguay luego de un show. Y lejos de mostrarse arrepentido por sus palabras, reafirmó su postura.

Gustavo Cordera volvió a referirse a las polémicas frases que pronunció el año pasado en la escuela de periodismo TEA, donde sostuvo que “hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas y sienten culpa por no poder tener sexo”. Esta vez, justificó sus ideas y acusó al estudiante de periodismo que difundió sus declaraciones de querer “llegar a la notoriedad”, informó El Clarín.

El cantante dialogó con la prensa en Punta Ballena, Uruguay, luego de ofrecer un show en un bar llamado Medio y Medio. “He cometido un delito intelectual”, dijo el músico de 55 años, que además sostuvo que quiso compartir información “con gente que no estaba preparada para recibirla”, según informa el periódico local El Observador.

Sobre los dichos, por los que fue citado a indagatoria el 15 de marzo en los tribunales de Comodoro Py, luego de que el INADI y el Consejo Nacional de las Mujeres iniciaran una causa que fue caratulada como “instigación a cometer delito-apología del crimen”, Cordera se justificó. “Esto tiene que ver con psicología, ni siquiera lo dije yo, sino que lo transmití como para poder charlar con estos pibes”, afirmó. “No es algo que surge de mí, sino que lo dicen Freud, Lacan y demás. Las Cincuenta Sombras de Grey lo dicen: que hay mujeres que tienen la fantasía de la violación para llegar a un orgasmo. No lo inventé yo, lo dije claramente. Cuando lo dije y vi la tensión les dije: ‘Si alguien de ustedes necesita preguntar algo más, para no hacer interpretaciones erróneas, pueden preguntarme y podemos seguir charlando del tema si les interesa’. Y no lo hicieron. ¿Por qué? Porque tenían lo que iban a buscar, que era el escándalo, la difamación, el escarnio público. Cosas que son muy codiciadas para poder llegar a la notoriedad”, sostuvo, según consigna el diario uruguayo.

Consultado sobre la indagatoria, el cantante apuntó contra la prensa porque consideró la situación que enfrenta “fue una condena social hecha a través de los medios”. “Yo tengo que defenderme, no de lo que dije, sino de los medios. Es extraño porque no fui juzgado, fui solamente condenado desde el primer instante que se empezó a replicar una opinión, como si eso fuera una información real. Si tienen tiempo escuchen la charla completa y les va a agarrar una impotencia muy grande", se descargó.

Cordera le dijo a los medios uruguayos que se siente más protegido de ese lado del río y que encontró fuerzas en las murgas porque luego del escándalo que provocaron sus declaraciones llegó a sentirse “muy solo”. “Quedé muy conmovido, fundamentalmente porque no recibí el beneficio de la duda. Y eso fue muy doloroso, porque sentí una gran desilusión. Haber trabajado durante 30 años por muchas organizaciones, y cuando un alumno hace una nota de opinión, es tomada y replicada de manera tan gigante... Tuve que quedar en silencio, porque la fuerza de la condena era tan espectacular que me daba cuenta que no había nada que yo pudiera decir como para poder defenderme. Y todo lo que ocurrió desde ese momento hasta ahora, no te digo que me debilitó, pero sí me produjo gran frustración y miedo, y me trajo hasta acá”, explicó, según el diario El País.

Fue la segunda vez que el ex Bersuit se presenta en vivo después de la charla con los alumnos de TEA, en agosto del año pasado. La primera vez había sido en diciembre, en Río Cuarto, Córdoba. Esta vez, ante "un público familiar, según los medios locales, dijo: “Vine con mucho miedo a cuestas, ando con miedo. Decidí con esa madera prenderme fuego acá arriba, Dios son ustedes”.

Cómo empezó todo

Gustavo Cordera expresó sus controvertidos conceptos en agosto de 2016 durante una charla en TEA Arte, donde suelen ser invitadas distintas figuras del espectáculo y el mundo de la cultura. Se trata de visitas que sirven de ejercicio para los estudiantes de periodismo.

Los problemas para el músico comenzaron cuando Jonatan Delinger, un alumno que participó en esa charla, dio a conocer las declaraciones a través de Facebook.

Las reacción instantánea de Cordera fue usar el mismo medio para hacer su descargo. "Me encontré con algunas personas muy tensas y susceptibles a cerca del tema abuso y no se molestaron en escuchar y profundizar acerca de algo tan delicado", señaló. Y concluyó: "Tal vez el lenguaje que utilicé fue demasiado ordinario como a veces me caracteriza, pero también veo a gente sedienta de condenar cuando en ese momento frente a frente se ha quedado en silencio. Por eso les pido que si quieren saber lo que pienso de verdad, mirémonos frente a frente y denme la oportunidad de expresarme libremente. Ahora todo está fuera de contexto como es costumbre y los que ya me odiaban podrán descargar su ira con impunidad".

El mensaje fue borrado poco tiempo después.

Sobre Cristian Aldana

Durante la charla con los alumnos de TEA, Cordera también se refirió a Cristian Aldana, el cantante de la banda El Otro Yo, que desde diciembre está detenido en el penal de Marco Paz, procesado por “abuso sexual gravemente ultrajante y con acceso carnal en concurso ideal con corrupción de menores en calidad de autor, reiterado en siete oportunidades”.

En aquel entonces, Cordera calificó como una “aberración” que “una pendeja de 16 años con una con... caliente así te quiera co... y vos no te la co...”. “Aldana co... con pendejas hace muchos años, ¿ahora abuso se llama eso?”, dijo.

Más información sobre El Mostrador