Fin de “Alerce” fue una estrategia publicitaria de mal gusto - El Mostrador

Sábado, 16 de diciembre de 2017 Actualizado a las 21:59

Ejecutivos anunciaron el viern

Cultura - El Mostrador

Fin de "Alerce" fue una estrategia publicitaria de mal gusto

por 4 junio, 2001

"Necesitábamos cobertura grande de los medios de comunicación. Pensábamos que una noticia grande y golpeadora como esta, que hablaba de un cierre definitivo, podría motivar las ganas de saber y de hecho así fue", explicó imperturbable y vestida de impecable negro Viviana Larrea.

Luego del anuncio del cierre del sello Alerce, que se dio a conocer el viernes pasado desde las oficinas de la casa discográfica, Viviana Larrea, la directora del sello, pasó le fin de semana contestando el teléfono y dando las explicaciones pertinentes, una delicadeza que no tuvo el viernes, porque quería que la noticia saliera en los diarios, tal como ocurrió.



Hoy, tal como adelantó El Mostrador.cl, del cierre nada, pero sí de la construcción de un nuevo estudio de grabación. Ergo, la supuesta interrupción era total y completamente falsa y el aviso era una estrategia publicitaria para atraer la atención de la prensa y dar a conocer los nuevos proyectos del sello.



El gesto Alerce no dejó de sorprender a los asistentes a la reunión de ayer. Periodistas silenciosos y desconcertados que casi compartían el marketero duelo, se adelantaron con saludos de pésames y condolencias, mientras los ejecutivos -en un tono dolorido- hablaron de la trayectoria de esa casa discográfica y anunciaron que el cierre no era definitivo, sino el final de una etapa a la que sucedía otra.



"Necesitábamos cobertura grande de los medios de comunicación. Pensábamos que una noticia grande y golpeadora como esta, que hablaba de un cierre definitivo, podría motivar las ganas de saber y de hecho así fue", explicó imperturbable y vestida de impecable negro Viviana Larrea.



A veinticinco años de su creación los directivos de Alerce solicitaron un préstamo bancario para solventar la inversión inicial de US$200 mil y así construir la sala de grabaciones, que estará a cargo de Luis Lebert -ex Santiago del Nuevo Extremo y arquitecto-, que finalizará en septiembre próximo.



La sala de grabaciones tendrá una consola Yamaha O2R versión 2 y continuará potenciando las creaciones nacionales, pero ahora más centrados en los artistas emergentes. Además, reinstaurarán el sistema de registro permanente, antiguamente utilizado en Chile, que permitía grabar a los artistas un tema o parte de él, cuando lo decidan. También dispondrán de instrumentos para los artistas, sin la necesidad de un arriendo por separado.



"Ahora podemos continuar el compromiso de la creación independiente en nuestro país. Seguiremos haciendo folclore chileno y arriesgando con seguridad y apostando por nuestra independencia", dijo la ejecutiva.



Las primeras grabaciones en la nueva sala serán para Barroco Andino, Mecánica Popular, Cuncumén y el tercer volumen del Tributo a Víctor Jara, y contarán con el trabajo en sonido de Jaime Valbuena y Gonzalo González.



La herencia de García



Alerce, la otra música, nació en 1976 de la mano de Ricardo García. Desde sus inicios mantuvo preferencia por los artistas nacionales y se planteó como objetivo "preservar la memoria musical, que estaba siendo asesinada, exiliada, reprimida y censurada por la dictadura militar", comentó Larrea.



Basados en la música de raíz folclórica, latinoamericana, los primeros grupos fueron Chamal, Ortiga y otros que usaban instrumentos prohibidos en esa época: la quena y el charango. En ese tiempo también editaron por primera vez Décimas de Violeta Parra. En 1978 lanzaron los discos de Víctor Jara. Siguieron con registros de la Nueva Canción Chilena, Héctor Pavez, Osvaldo Torres y la obra de investigadores como Pedro Yánez, Margot Loyola y Tito Fernández.



En la década de los '80, cuando surge el Canto Nuevo, trabajaron con Shwenke y Nilo, Santiago del Nuevo Extremo, Eduardo Peralta, Grupo Abril, Huara, Cantierra, Amauta y la Trova Cubana.



En 1990 muere Ricardo García, pero Alerce sigue con registros de Los Tres, Los Miserables, Chancho en Piedra y Mario Rojas. Ahora, el catálogo contempla a Andrés Márquez, Angel Parra, Arak Pacha, Barroco Andino, Cuncumén, Chamal, Ensemble Bartok, Francisco Villa, Mecánica Popular, Patricio Manss, Pedro Yáñez, Sol y Lluvia, Vernáculo, Quilapayún, Rolando Alarcón, Congreso, Violeta Parra, Los Tres, Lafloripondio, BBS paranoicos, Fulano, Sexual Democracia, entre otros.



Si bien muchos artistas aún siguen junto al sello, otros decidieron cambiar de rumbo y con esas salidas cesaron las ofertas de las multinacionales por la compra de los derechos para reproducir las correspondientes obras, situación que dejó de tentar a Alerce con propuestas millonarias de fusiones a otras compañías.



"No hay ninguna posibilidad de fusión ahora. Hace algunos años tuvimos muchas ofertas. En este momento nuestro catálogo ya no es tan interesante, puesto que los artistas que motivaban ese interés ya partieron a las multinacionales. Hemos dejado de recibir estas ofertas tentadoras de muchos miles de millones de dólares por nuestro catálogo", aseguró la directora.



La obra de Víctor Jara es uno de casos en que ya no puede seguir reproduciendo, pues los derechos fueron entregados por la fundación a Warner Music, la misma casa que acogió a Inti Illimani. Quizás por la posibilidad de distribución internacional que brindan las multinacionales.



"Ese tema es importante de revisar en profundidad. Habría que ver qué artista ha logrado esa internacionalización. No son muchos. Es muy difícil que lo logren si primero no tiene un gran éxito en su país. La compañía en otros países tiene que hacer grandes inversiones para promoverlos. Nosotros distribuimos en México, Argentina y España", contó.



La estrategia del sello después de su presunta muerte podría llevarla a un deceso real, pues hipotecó la casa para seguir estando en el mercado. "El estado dice que es el momento de endeudarse, que es necesario. Hemos accedido a un préstamo, a pocos años. Estamos hipotecando nuestra casa. Tenemos mucha confianza, invertimos mucho al grabar", dijo una de las hijas de Ricardo García.



Atacarán dos áreas: la producción, a través de la sala, y la distribución, con el lanzamiento de una tienda virtual en Internet que incluye todas las producciones del catálogo para comprar en línea.

Entre otros proyectos anunciados para agosto concretarán la reedición de toda la obra de Silvio Rodríguez, remasterizada con gráficas originales de un trabajo realizado en los Estudios Ojalá, de La Habana. Editarán la colección de cuatro discos bajo el título Alerce, 25 años de independencia, que reúne algunos artistas que han grabado con el sello. Y en la línea de empresa de gestión cultural que se inició años atrás, cuando Alerce producía recitales en el Teatro Esmeralda y festivales en el Teatro Caupolicán, brindarán un concierto en noviembre.



Artículos relacionados:



Envuelto en brumas presunto cierre de sello Alerce (30 de junio de 2001)



Reedición de discos del Canto Nuevo (4 de junio de 2001)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)