Lo que queda de Roberto Bolaño - El Mostrador

Martes, 23 de enero de 2018 Actualizado a las 08:48

Ignacio Echevarría habla sobre

Cultura - El Mostrador

Lo que queda de Roberto Bolaño

por 23 noviembre, 2004

En medio de la edición de la póstuma novela 2666, el crítico español y amigo del autor, asegura que aún "hay abundante material inédito de Bolaño". Sin embargo, adelanta que lo mejor ya está publicado.

Un año atrás y cuatro meses después de la muerte de Roberto Bolaño, el editor de Anagrama, Jorge Herralde, aseguraba que habían encontrado una cantidad "impresionante" de textos inéditos del autor. Hoy, después de las 384 páginas de Entre paréntesis y las mil 126 de la meganovela 2666, aún existe un "material abundante" que espera ser publicado. Sin embargo, nada que logre el nivel de su última novela.



Ignacio Echevarría, el crítico literario español y amigo de Bolaño, se ha convertido en una suerte de editor de la serie de textos inéditos del autor de Los Detectives Salvajes: compiló y organizó los artículos que componen Entre Paréntesis y estuvo a cargo de la edición final de 2666. Después de dos semanas en Chile trabajando mano a mano con Nicanor Parra, en las obras completas de éste, el español asegura que Bolaño queda para rato.



"Hay abundante material inédito de Bolaño. Sobre lo cual poco puedo decir por el momento, porque está a la espera de ser estudiado, analizado, ordenado. Sospecho que hay buena parte de ese material que en la medida que el interés por Bolaño crezca será publicado y tendrá sentido publicar", dice Echevarría.



Según lo que ha leído Echevarría, entre los textos que no han visto la luz pública, hay relatos y poemas, pero no novelas. "Apuntes para desarrollos novelísticos, pero no novelas. Lo único que puedo decir es que hay un abundante material poético y de cuentos", explica, y añade que en todo caso, por ahora nadie está trabajando en la organización o clasificación de los manuscritos.



"Por el momento no, porque bueno, en el plazo de un año se han recogido todos sus artículos de prensa y se ha publicado 2666; no es poco y no hay prisa", dice y apunta que no es él, sino la familia a quien le cabe la decisión de trabajar en los textos, pero cuando sea el momento estará "como interlocutor privilegiado, tanto de la viuda como del editor; estaré vigilante, interesado en lo que se haga con eso".



Ineludible y final



Reputado crítico de las letras hispanas, Echevarría adelanta que pese a que su lectura de los textos inéditos ha sido general, difícilmente entre ellos existe alguno del nivel de 2666. "Bolaño ahí dio el do de pecho en cuanto a ambición y en cuanto a grandiosidad de proyecto; no hay nada entre lo no publicado equivalente a eso. Por supuesto que no, son retales lo que queda de la obra", señala.



En efecto, la obra ha sido alabada cerradamente por la crítica hispana y para Echeverría la novela -que recién esta semana podrá ser encontrada sin problemas en las librerías chilenas- es un libro ineludible. Un libro que no puede pasar inadvertido entre los narradores iberoamericanos, dada su "contundencia, no sólo física, sino verbal".



"Toda obra maestra, y 2666 sin duda lo es, con independencia de si uno se sienta afín o no a ella, influenciable o no por ella, fascinado o no por ella... toda obra maestra lo que crea es un hecho cuya visibilidad y notoriedad obliga de algún modo a los escritores en activo, no a medirse, pero sí a saber que esa obra está allí ocupando un espacio, irradiando una energía. Por ende un escritor no puede dejar de posicionarse: o darle la espalda, mirarle de frente, ponerse a su lado o lo que sea, hay muchas formas de posicionarse y todas legítimas", dice.



Reacio a dar listas de autores relevantes, consultado sobre otras obras ineludibles en las últimas décadas de la literatura Iberoamericana, Echevarría se limita a nombrar como ejemplo al argentino Cesar Aira. "Me parece que su apuesta literaria es prácticamente ineludible. Este nombre me hace gracia por ser completamente opuesto a la monumentalidad de una obra como 2666 y, por lo tanto, hace visible que lo ineludible no va en relación únicamente a las dimensiones, sino que tiene que ver con la profundidad y valentía del gesto literario que hay detrás".



Ignacio Echevarría deja hoy Chile, sin embargo, está destinado a volver, ya que debe seguir trabajando con Parra en la edición de las obras completas (Galaxia-Gutenberg) que llenará dos volúmenes. El primero se espera que salga en abril de 2005.


Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)