Viernes, 2 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:28

Cultura - El Mostrador

"El sueño celta" de Vargas Llosa

por 31 agosto 2010

La novela está basada en la vida del irlandés Roger Casement, cónsul británico en el Congo belga a principios del siglo XX y amigo de Joseph Conrad.

Cuatro años después de "Travesuras de la niña mala", el escritor Mario Vargas Llosa vuelve a las librerías el próximo 3 de septiembre con su nueva novela, "El sueño del celta", basada en la vida del irlandés Roger Casement, cónsul británico en el Congo belga a principios del siglo XX y amigo de Joseph Conrad.

Una esperada novela que publica Alfaguara y que se distribuirá en España, Latinoamérica y el mercado español en Estados Unidos, constituyéndose así como uno de los lanzamientos literarios más fuertes del otoño.

"El sueño del celta" narra la peripecia vital de este personaje que tuvo "un vida muy aventurera y realmente novela", en palabras del propio Vargas Llosa, que ha dedicado tres años a reconstruir la biografía de este defensor de los derechos humanos y diplomático británico que acabó militando activamente en la causa del nacionalismo irlandés.

"No me acuerdo cuando descubrí este personaje, pero sí que fue al leer una biografía de Joseph Conrad. Al principio me despertó la curiosidad, sobre todo porque vi que había estado en la Amazonía, en el Perú amazónico. Empecé a buscar materiales sobre él y, cuando me quise dar cuenta, ya me había atrapado", explica el autor peruano en un comunicado de la editorial.

Roger Casement (1864-1916) fue cónsul británico en el Congo belga y dedicó dos décadas de su vida a denunciar las atrocidades del régimen de Leopoldo II en el país africano.

Tras su actuación en el Congo, el gobierno británico le encomendó investigar la situación de los indígenas que trabajaban en la extracción del caucho en la Amazonía, en la región del Putumayo, zona fronteriza entre Colombia y Perú, y fruto de este trabajo escribió dos informes sobrecogedores donde detallaba los abusos contra los indígenas.

Además, Roger Casement viajó con Conrad por el río Congo y fue, en palabras de Vargas Llosa, quien le abrió los ojos al autor de "El corazón de las tinieblas" sobre lo que realmente ocurría allí, "cuando el Congo era propiedad privada de Leopoldo II".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes