El jazz vuelve a sus orígenes barriales en el Primer Festival de Jazz en la Pobla en Quilicura - El Mostrador

Sábado, 16 de diciembre de 2017 Actualizado a las 12:05

Este sábado 15 de febrero el jazz nacional vuelve a los barrios en el Estadio San Luis

Cultura - El Mostrador

El jazz vuelve a sus orígenes barriales en el Primer Festival de Jazz en la Pobla en Quilicura

por 14 febrero, 2014

El jazz vuelve a sus orígenes barriales en el Primer Festival de Jazz en la Pobla en Quilicura
Este festival, que se realiza fuera de los espacios habituales donde se interpreta el jazz, según sus organizadores es una forma de abrir el género y acercarlo a lugares en que, por lo general, las actividades artísticas son escasas debido a la postergación de políticas públicas y de programación cultural en sectores populares. Entre los músicos más destacados que tocarán en el evento figuran Carls Hammond Big Guns, Cristián Gallardo Trio, Mauricio Barraza Cuarteto, Jonathan Gatica Quinteto, Nacha Haase Trío (Folklore) y un tributo a Maceo Parker.


Más allá de los clubes de jazz a puertas cerradas, los grandes teatros y los abundantes festivales internacionales alrededor del mundo, el jazz fue un estilo musical que nació en los pequeños barrios marginales de Norteamérica. Mezcla de las work-songs, el canto espiritual de los esclavos, la música académica europea, el bamboula africano, el ragtime y el blues, la música de los marginados derivó en este particular estilo musical en el que la relevancia del ritmo en polirritmias y métricas alternadas se unía al sentir auténtico de la palabra en un canto que, expresando lo cotidiano, narraba las penas y alegrías de un pueblo oprimido y marginado por años en las sociedad blanca de inicios del siglo XX.

"Fueron personas en las situaciones más adversas, en condición de esclavitud y racismo, los que a través de la música expresaban un inextinguible caudal creativo, un canto de resistencia un apego inherente a la libertad.

aficheEs ese mismo ímpetu el que después de mucha notas y compases, de mucha agua y sangre que corrió debajo del puente, de mucha historia y sus silencios, que el jazz con su espíritu libre sigue contagiando y transformando las vidas de quienes encuentran en esta expresión del arte, quizás un atisbo a lo infinito”,  sostiene Jonathan Gatica Meneses, el gestor y organizador del Primer Festival de Jazz en la Pobla a realizarse este sábado 15 de febrero a partir de las 19 horas  en la comuna de Quilicura.

Esta interesante iniciativa, fuera de los espacios habituales en donde se interpreta el jazz, es una forma de abrir el género y acercarlo a lugares en que, por lo general, las actividades artísticas son escasas debido a la postergación en cuanto a las políticas y la programación cultural de los sectores populares. Al respecto Jonathan García agrega: “Es así que pareciera extraño y hasta inusual que un festival de jazz se realice en un contexto de marginación social, como lo son las viviendas sociales, verdaderos guetos que no hacen más que intensificar la discriminación y la desigualdad, en especial en lo que tiene que ver con el acceso a las actividades artísticas y culturales, y más extraño aún, que este festival de jazz salga de los habituales circuitos y audiencias en los que el jazz habitúa moverse; pero no, hay una vuelta larga, una serie de elementos y circunstancias que hacen que esta bella aventura emerja y sea la clara manifestación de la fuerza y la mística que el jazz trae en su esencia".

El jazz es una vertiente que se desprende de los antiguos cantos y lamentos africanos, tiene una fuerte raíz en el blues, expresión melancólica que cuenta las amarguras de los bluesmen, hombres deambulantes que, en soledad y con guitarra o banjo en sus manos, le cantaban a la vida sobre la crueldad del día a día, víctimas de la marginación y el racismo de los blancos. Hay cantos a la mala suerte, a tiempos de miseria y opresión, a la sórdida vida en las calles; cantos sobre burdeles, bandidos y prostitutas, duros pesares que encuentran en la música un canal de expresión, siendo este arte una forma de sobrellevar la realidad y sublimar esos dolores que se atenúan una vez hechos canción. La música sin duda se vuelve entonces una interesante lectura social a través de la voz de los mismos marginados. Es esta mística en torno al jazz la que quiere resaltar Jonathan y la fuente de inspiración para este festival.

2

“La periferia se torna esta vez en el centro, la música y el sonido en comunidad, demostrando que la música puede cambiar el rumbo de quien la toma, que en la zona norte esta comunidad sonora se ha desplegado y han florecido las semillas sembradas, especialmente por el bello trabajo realizado por la Big Band Conchalí, flores musicales que crecen en medio de la tierra y el asfalto de nuestras poblaciones, en Independencia, Conchalí, La Pincoya, Quilicura, aportando de manera definitiva y contundente a la música de nuestro país”, afirma.

Iniciativas como el Festival de Jazz en la Pobla o las agrupaciones musicales de jóvenes instrumentistas, algunas incluso organizadas por los mismos residentes de las poblaciones, dan un giro a la actividad cultural, ofreciendo una alternativa educativa diferente donde no sólo los participantes aprenden a tocar un instrumento, sino también a trabajar con otros en mutuo respeto e igualdad, a ser disciplinados, cumplir con los acuerdos, gestionar y concretar ideas como parte de una comunidad con sentido y compromiso.

“Quilicura, poblaciones como El Valle de la Luna, Pascual Gambino, El Sauce, Parinacota,  que cada cierto aparecen en la crónica roja de los noticieros, de la periferia a la pantalla, mas esta vez el jazz se vuelve a manifestar desde las mismas polvorientas calles de Quilicura, de esas mismas calles de “la pobla” donde el milagro de la música, la simple complejidad de su dinámica, el escuchar al otro en un diálogo enriquecedor y donde luego aparecen la comunión y el esfuerzo”, agrega Gatica, que además de ser el organizador del festival, se presentará junto a su quinteto de talentosos jazzistas.

El certamen además contará con la animación del destacado animador del programa Holojazz de la radio Universidad de Chile, Miguel Vera Cifras, quien presentará a los músicos Carls Hammond Big Guns, Cristián Gallardo Trío, Mauricio Barraza Cuarteto, Jonathan Gatica Quinteto, Nacha Haase Trío (Folklore) y un tributo a Maceo Parker (funk).

“Es por esto que queremos invitarlos a que no se pierdan el 1º Festival de Jazz en la Pobla, donde podrán ser parte de este viaje, de la comunidad sonora, de esta bella manifestación, de esta vuelta larga donde una vez más el jazz recupera su espíritu combativo y libertario, esta vez sonando desde los guetos de Quilicura, de las calles de la Pobla", remata Gatica.

Primer Festival de Jazz en la Pobla

Sábado 15 de febrero, 19 hrs.

Av. San Luis, frente al Estadio de Quilicura

Entrada liberada. Se solicita un alimento no perecible.

Estacionamientos disponibles.

¿Cómo llegar?

Desde metro Baquedano tomar la micro 303 que los deja justo afuera del lugar.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)