Jueves, 29 de septiembre de 2016Actualizado a las 15:40

El viernes 7 de marzo en el Teatro Nescafé de las Artes

Cultura - El Mostrador

Los clásicos de Piazzola regresan con nuevos aires bajo la moderna propuesta musical de “La Camorra Tango"

por 4 marzo 2014

Los clásicos de Piazzola regresan con nuevos aires bajo la moderna propuesta musical de “La Camorra Tango
A una semana de su gran concierto en Santiago, Cultura + Ciudad sostuvo una interesante conversación con el destacado guitarrista del quinteto, Jorge Kohan, que nos comentó sobre su particular propuesta musical y del orgullo que siente de haber sido La Camorra uno de los primeros grupos que en los años 90 comenzó una búsqueda propia en el tango.

“La evolución del tango, comienza con Piazzola”, sostiene Jorge Kohan, guitarrista y compositor de La Camorra Tango, famoso quinteto integrado por virtuosos músicos que han querido continuar con el trabajo de uno de los compositores más admirados y vanguardistas del tango, Astor Piazzolla, y que el viernes 7 de marzo a las 21 hrs. en el Teatro Nescafé de las Artes compartirá con el público asistente un grandioso concierto-tributo a su gran maestro, además de deleitarnos con composiciones propias basadas en esa misma línea creativa desarrollada por Piazzolla en sus mejores años.

Es la segunda vez que La Camorra Tango aterriza en Chile. Su primera visita fue en febrero del año 2012, cuando se presentaron con gran éxito de público y sala llena en el Nescafé de las Artes. “Para nosotros, los chilenos son un público ideal. Cuando fuimos, por primera vez, fue mucho público al Nescafé. En Rancagua, también, llenísima la sala”, comenta Kohan, el guitarrista del quinteto (que interpreta virtuosamente, tanto la guitarra clásica como la eléctrica). Algo que se ha repetido en otros países como Argentina, España, Holanda, Bosnia, Bélgica, Brasil y República Dominicana, a través de destacadas presentaciones en importantes salas y teatros junto a otros grandes del género como Amelita Baltar, Richard Galiano y Casandra Willson, por nombrar sólo algunos. En cada concierto, la música clásica, el jazz y la visionaria propuesta del maestro Piazzolla se fusionan magistralmente para ofrecer arreglos orquestados y de cámara, en altísima calidad, y que muchos  definen como algo  “perfecto y equilibrado”.

El resurgimiento del tango de vanguardia

El renacimiento del tango comienza lentamente luego del retorno a la democracia. Haciendo un poco de historia, recordemos que la época dorada del tango llega a su fin en 1955, año en que se produce el derrocamiento del gobierno de Perón y el inicio de la dictadura. Por entonces, el tango fue prohibido en Argentina y las reuniones sociales eran vistas con sospechas. Muchos salones cerraron, músicos importantes se exiliaron y la escena musical local se oscureció. Allí cobra auge el rock and roll y otros estilos importados desde EE.UU.

LaCamorra1

Sin embargo, al recuperar la democracia, poco a poco la gente fue reencontrándose con lo suyo, con lo popular y con su propia identidad. En los 90, la muerte de Piazzolla despertó un particular interés en los jóvenes. Surge entonces la necesidad de volver al tango con gran énfasis en la investigación de sus raíces y retomar a los antiguos autores de la edad de oro de los 50.

Tímidamente surgen las primeras orquestas típicas de las nuevas generaciones y muchos jóvenes músicos se interesaran por aquellas raíces musicales, que en los 90 volvían a la luz. Entre ellos Nicolás Enrich (bandoneón), Sebastián Prusak (violín), Jorge Kohan (guitarra clásica y eléctrica), Hugo Asrin (contrabajo) y Nicolás Guerschberg (piano), que interesados por cultivar el tango en una línea renovada, forman en 1992 (el mismo año de la muerte de Piazzolla) el quinteto La Camorra Tango, cuando algunos de sus integrantes ya habían terminado sus estudios musicales.

“Al terminar los estudios en el Conservatorio Nacional, el año 92, empiezo a tocar tango, y enseguida conformamos La Camorra. Pero el tango es algo que ya había estado presente desde mi niñez. Como muchos, comencé cantando y acompañándome del folclore argentino y del tango: Gardel en cuanto a cantores, y Pugliese en cuanto a orquestas. Era lo que siempre preferí desde chico. Era algo de todos los días. En el 92 conformamos La Camorra y desde el nombre ya nos acercábamos a el”, comenta Jorge Kohan, el guitarrista del quinteto, quien hace alusión al particular nombre elegido, y que en parte resume esa línea creativa desarrollada en su propuesta musical.

lacamorra2

La Camorra Tango proviene de una composición de Piazzolla titulada, “La Camorra”, una suite de tres movimientos para el tango que representa su declaración de composición más ambiciosa, tanto en longitud como en forma musical. El mismo Piazzolla se refirió a ella como "la cosa más grande que hice", luego de una grabación realizada  el año 1988 en Nueva York con su Quintero Tango Nuevo. conformado por Astor Piazzolla (bandoneón),  Pablo Ziegler  (piano), Fernando Suárez Paz (violín), Héctor Console (contrabajo) y Horacio Malvicino (guitarra).

Sin embargo, los primeros años del quinteto no fueron fáciles. El público tradicional, defensor del purismo, solía ceñirse al estilo original, el de aquella época dorada del tango de los años 50 -en formato de orquesta típica para bailar-, el cual a veces chocaba bastante con  las nuevas propuestas musicales de los más jóvenes que, abiertos a una reactualización de la música de sus abuelos y a las nuevas influencias sonoras provenientes de distintas partes del mundo -por motivo de la globalización cultural y el internet-, gozaban de diversas fuentes de inspiración y mucha creatividad. Jorge Kohan, comenta al respecto:

“Al comienzo nos llegaron a gritar: '¿Qué le están haciendo al tango?'. Pero el público cambió, se sacó los prejuicios  y entendió mucho más la evolución que comienza con Piazzolla… Antes se tenía un sentimiento casi futbolero: si te gustaba Troilo no podías seguir a Piazzolla. Era Gardel o Julio Sosa... y así".

Para Kohan "la música está viva, y en pleno desarrollo. Se fusiona con otros elementos y siempre continúa, incluso cuando hay una tradición, un estilo como punto de partida".

El guitarrista de La Camorra Tango afirma que él siempre habla de evolución. "Piazzolla también fue el que arregló musicalmente y tocó con Aníbal Troilo, por ejemplo. Desde el principio nosotros combinamos en los recitales, música de Piazzolla con composiciones propias y con tangos tradicionales... Puede haber elementos jazzísticos o clásicos evidentes, pero el TANGO y su evolución es el eje creativo", comenta.

Ese eje creativo, al que se refiere Kohan, se mantiene en cada ensayo: “Somos cuatro los que componemos y cada uno hace el arreglo escrito de sus propios temas. No tenemos director. Es un quinteto, se podría decir formado por cinco solistas. En los ensayos discutimos mucho el estilo que queremos, incluso no todo lo que componemos queda. Por eso pienso que conformamos nuestro propio estilo”.

Ese estilo tan propio y bien logrado es precisamente lo que los distingue. Con esa claridad ante la composición y la música era natural que La Camorra Tango se proyectara, a lo largo de sus 22 años de existencia, con una carrera auspiciosa. En 1997 obtuvieron el primer premio en el concurso organizado por el Centro Astor Piazzolla. A continuación obtuvieron el segundo premio dentro del concurso de música de cámara organizado por Festivales Musicales en el año 1999. Su cuarto disco, titulado Resurrección del ángel, alcanzó la nominación como grupo revelación en los Premios Clarín del 2003, el más importante premio otorgado por la prensa argentina.

Al respecto, Kohan comenta: “Piazzolla nos sigue inspirando porque él nunca se quedó, conoció muy bien lo tradicional del género, pero se jugó por lo propio. Un día en una entrevista le dije a Diana Piazzolla (la hija de Astor) que nos perdone por hacer discos totalmente nuestros, sin música del padre, y ella dijo: 'Eso es lo que hacía Piazzolla' y agregó que a él le hubiera encantado escucharnos. Es su música, pero también la propia".

En Chile, el tango cobra cada vez mayor admiración y seguidores. En el último tiempo han visitado Chile destacadas nuevas bandas que siguen esa misma línea de evolución del tango a la que se refiere Jorge Kohan. Son conocidas la Orquesta Fernández Fierro y recientemente estuvo aquí la Orquesta Victoria, con la propuesta musical de arreglos de Alejandro Drago, agrupación que llenó las dos funciones programadas, a tal nivel que hubo que programar una tercera de un día para otro.

En Buenos Aires han surgido muchos espacios y salas pequeñas, en su mayoría autogestionadas, que han acontribuido en gran medida al cultivo de un tango de vanguardia y a continuar con fuerza su evolución, comenta Kohan. Está el Café Vinilo, el CAF, el Almagro Tango Club, Velma, Sanata, entre muchos otros más, lo que permite el intercambio entre los músicos y la apertura hacia nuevos públicos.

“Aquí, en el ambiente de tango, todos nos conocemos, incluso muchos hemos tocado juntos eventualmente. Hay desde hace unos años una explosión de grupos y orquestas nuevas, y muchos quieren hacer algo propio y moderno. ¡Es muy importante!  Hay todo un movimiento experimentando y poniéndolo a prueba en Buenos Aires y en el mundo”, comenta el guitarrista y compositor.

La gran gracia o mérito de La Camorra es que, según Kohan, "tiene el orgullo de haber sido de los primeros que en los años 90  (cuando había un gran bajón en el tango) comenzó una búsqueda propia.”

La Camorra Tango

Fecha: viernes 7 de marzo

Horario: 21:00 horas

*Precios: desde $ 8.000 hasta $ 25.000

Ventas: en boleterías del teatro y por Ticketek

Consultas al 236 3333

 

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes