Miércoles, 28 de septiembre de 2016Actualizado a las 02:04

El filme fue grabado clandestinamente en 1985

Cultura - El Mostrador

Gabriel García Márquez, sobre Salvador Allende en documental Acta general de Chile de Miguel Littin

por 18 abril 2014

El cineasta Miguel Littin, exiliado en México a causa de la dictadura militar, ingresó de forma clandestina a Chile para grabar una película sobre la situación que se vivía en el país. La acción, pormenorizada luego por Gabriel García Márquez en su libro "La aventura de Miguel Littín clandestino en Chile", tendría como resultado una serie de cuatro películas que Littín bautizó "Acta general de Chile" y que estrenó en Europa en 1986

actaEn 1985, el cineasta Miguel Littin, exiliado en México a causa de la dictadura militar, ingresó de forma clandestina a Chile para grabar una película sobre la situación que se vivía en el país. Para hacerlo, elaboró una intrincada estrategia: además de su propia presencia, tres equipos extranjeros de producción – uno italiano, el otro holandés y el tercero, francés – vendrían por separado y sin aparente relación con la excusa de filmar una serie de documentales costumbristas sobre Chile.En realidad estarían al mando de Littín y su misión sería adentrarse en las poblaciones, conversar con las autoridades bajo su fachada apolítica y dar tribuna a una oposición que acababa de sufrir uno de los actos represivos más horribles de la historia del régimen: el degollamiento de Santiago Nattino, José Manuel Parada y Manuel Guerrero.

La acción, pormenorizada luego por Gabriel García Márquez en su libro "La aventura de Miguel Littín clandestino en Chile", tendría como resultado una serie de cuatro películas que Littín bautizó "Acta general de Chile" y que estrenó en Europa en 1986.

littinEn este primer capítulo, se muestran las primeras impresiones del director en su retorno a Chile y la extrañeza que le produce hacerlo en forma clandestina. Se incluyen interesantes entrevistas con autoridades de gobierno (Federico Willoughby y Mónica Madariaga) y varios testimonios de personajes de la oposición (Fanny Pollarolo, RicardoLagos, Andrés Zaldívar, Patricio Hales, Radomiro Tomic, Guido Peeters, y familiares de Detenidos Desaparecidos como Sola Sierra, Victoria Díaz y Violeta Morales), alternados con imágenes que dan cuenta de la pobreza de Santiago y Valparaíso, en permanente contraste con la autoridad de los monumentos y la omnipresencia de la represión.

La entrevista más impactante, sin embargo, es la que concede Andrés Valenzuela Morales, ex miembro de los aparatos de represión, quien, arrepentido de su participación, denuncia con detalles el modo en que trabajan estos agentes.

También se incluyen testimonios de algunos habitantes de dos poblaciones emblemáticas de Santiago: La Legua y La Victoria y se muestran algunas iniciativas populares para hacer frente a la miseria (el programa Comprando Juntos y las ollas comunes).

Quema de libros

Luego que García Márquez transformara el viaje de Littin a Chile en el libro La aventura de Miguel Littín clandestino en Chile , en febrero de 1987 el Ministerio del Interior reconoció haber quemado 15.000 copias de la primera edición.

Según escribe Arturo Navarro en su blog, el hecho también fue asumido en su momento por el almirante Hernán Rivera Calderón, Jefe de Zona en Estado de Sitio en la región de Valparaíso en 1986: “si usted descubre droga, la quema; si usted descubre pornografía, la quema; si usted descubre libros sediciosos los quema”.

 

 

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes