Lunes, 26 de septiembre de 2016Actualizado a las 21:07

Exposición itinerante incluye abundante material gráfico y objetos de todo tipo

Cultura - El Mostrador

La Legua desenfunda la cultura, se enfrenta al estigma y anuncia museo poblacional

por 4 junio 2014

La Legua desenfunda la cultura, se enfrenta al estigma y anuncia museo poblacional
Cuenta la historia de la legendaria población desde sus inicios. “La idea central es ser guardianes de la historia del ayer y de hoy, para un mejor mañana”, resume el concejal Gustavo “Lulo” Arias, miembro del grupo musical Legua York y uno de los impulsores de la iniciativa junto a los propios vecinos, quienes se han “asombrado” al conocer sus orígenes.

Si para muchos la población La legua, en San Joaquín, es sinónimo de droga, balas, vehículos blindados de Carabineros, metalenguaje y pasadizos secretos, es que no saben nada de La Legua.

Para romper con el estigma, desde hace años que esta histórica población apostó por la cultura. Se validó como un espacio de histórica resistencia a la dictadura, se oxigenó con la cultura urbana de mano del hip hop y La Legua York, desarrollaron televisión comunitaria y ahora apuestan por un museo que cuente su propia historia. Un museo que, a partir de abundante material gráfico recolectado entre los propios vecinos, acaba de ser inaugurado en el Centro Comunitario (San Gregorio 3461) de la legendaria población.

legua4

La iniciativa es un proyecto impulsado por la agrupación socio cultural Legua York, su sitio www.lalegua.cl y el gobierno desde hace ya dos años y ha contado con el apoyo de numerosos vecinos del barrio.

El proyecto se enmarca dentro de un plan que incluye además la realización de tres rutas patrimoniales oficiales por La Legua hasta la fecha, donde precisamente surgió la idea del museo. La última ruta, realizada en el Día del Patrimonio, que se celebra el último domingo de cada mes de mayo, culminó en el Centro Comunitario con la inauguración del museo.

Los vecinos han aportado material gráfico, pero también todo tipo de objetos, para el proyecto. El proyecto apunta a un “rescate de la memoria”, según cuenta uno de los impulsores del proyecto, el músico y concejal Gustavo “Lulo” Arias.

La muestra además podrá ser vista en las juntas vecinales 20 (calle Mateo Toro y Zambrano), 21 (San Gregorio con Matta Vial) y 25 (calle Venecia), así como la Escuela Juan XXIII (ex 480, en la calle Alcalde Pedro Alarcon 401) “porque le pertenece a toda la población”, agrega.

legua2

Además se espera exhibir la muestra en colegios, jardines, iglesias y clubes deportivos, según el sicólogo Sebastián Seguín, coordinador territorial de la Iniciativa Legua  por mandato del Ministerio del Interior. A más largo plazo, otro objetivo es pedir al Consejo Nacional de Monumentos que al menos una parte la población sea declarada zona típica de Santiago.

Una caja de Pandora

En las fotos del museo incluye abundantes retratos familiares, imágenes de paseos a la playa, de integrantes del Club Deportivo Venecia y la Quinta Compañía de Bomberos , además de diversos eventos culturales.

Los organizadores del museo también han comenzado a recibir todo tipo de objetos, tales como una estufa de los años 50, televisores, planchas antiguas, una cruz de madera de la Parroquia de San Cayetano, un letrero de calle Toro y Zambrano, réplicas en yeso de las micros que pasaban por la población (como la Vivaceta-Matadero número 20) y letreros de las mismos buses urbanos hechos por el maestro gráfico Zenén Vargas, oriundo de este barrio. “Abrimos una caja de pandora con esto del museo”, cuenta Arias entusiasmado.

legua5

Doris Zamora ha sido una de las vecinas que participó en las rutas patrimoniales, primero, y que luego visitó el museo. “Soy nacida y criada en La Legua, hija de un fundador de la población, y como vecina recorrer las calles que ayudó a hacer mi padre ha sido un orgullo. Nunca pensé que hubiera gente interesada en conocer nuestra Legua, nuestros lugares más destacados”, cuenta sobre participación en las rutas, donde recorrieron los lugares más destacados de Legua Vieja, Nueva y Emergencia.

La muestra como tal le resultó “muy emocionante”. “Debe decirle que quedé impresionada por cómo la gente mandó fotos de familiares y de cómo habían llegado, de lugares y de cómo eran antes… no tengo palabras para explicarle. Había muchas cosas que no conocía, porque soy de Legua Nueva. Había información que sabía de las otras Leguas, pero no tan a fondo”.

legua3

Despejando mitos

Para Seguín, el museo es parte de un plan para enfrentar la inseguridad y mejorar la calidad de vida de los vecinos.

“En ese marco, el tema de la identidad y el patrimonio ha sido un eje transversal desde año 2011 a la fecha, de trabajo con los vecinos”, explica. Agrega que fue en las rutas patrimoniales donde surgió la idea de un museo “que dé cuenta de los hitos, momentos fundacionales y también momentos críticos, como fue la dictadura militar”.

Seguín destaca que el museo no ha sido construido de manera centralizada, sino a partir de aportes de todos los pobladores, “una particularidad que enriquece aún más" este proyecto.

Arias destaca que el proyecto es fruto de una investigación en la cual han participado antropólogos, sociólogos y arquitectos, con el objetivo de averiguar la historia de la población.

legua1jpg

“Hemos reescrito la historia desde el punto cero, despejando todo tipo de mitos”, añade. “La idea central es ser guardianes de la historia del ayer y de hoy, porque hemos comprendido como nueva generación esta historia construida por nuestros abuelos, para un mejor mañana. Yo soy nieto de gente que llegó en el año 47, y la idea es que la historia del ayer no quede en el pasado olvidado”.

Además de conservar la memoria, el museo apunta a preservar la identidad de los legüinos, resalta Arias.

“Si bien somos una comunidad que se conoce, ubicada en un lugar súper característico de la Región Metropolitana, no somos ni más ni menos que otros lugares de Chile. Somos una población que tiene características obreras”, porque “desde el minuto cero estuvo integrada por albañiles, gásfiters, electricistas, mueblistas, zapateros, mecánicos, y hasta hoy más del 95% sigue siendo gente de una clase obrera que, a pesar de la mala distribución de la riqueza, se levanta muy temprano y está al pie del cañón, gente de trabajo y esfuerzo”.

Claves

Compartir Noticia