Domingo, 31 de julio de 2016Actualizado a las 16:30

En proyectos de dirección como en adjudicación de fondos el desbalance es notorio

Cultura - El Mostrador

Poco más del 5% de mujeres acceden a cargos de poder en la industria del cine chileno

por 23 marzo 2016

Poco más del 5% de mujeres acceden a cargos de poder en la industria del cine chileno
Los datos de la participación femenina en la industria audiovisual son determinantes. De los 157 filmes que se estrenaron en Chile en los últimos cinco años, apenas nueve de estos fueron dirigidos por mujeres. En el caso del documental el número aumenta a 16 (10%), y si se incluyen las codirecciones entre hombre y mujer, el resultado es 22 (14%). Respecto a los fondos de financiamiento, los números tampoco son alentadores. Las mujeres postulan y resultan ganadores en menos ocasiones que sus pares. La directora de Femcine, Antonella Estévez, opina que esas cifras son el resultado de los prejuicios culturales.

Por años la figura del director de cine ha sido asociada a la imagen de hombres grandes, autoritarios, masculinos. Orson Welles, Alfred Hitchcock, Federico Fellini, por nombrar algunos. El cine chileno, a su vez, cuenta principalmente con referentes masculinos, Raúl Ruiz, Silvio Caiozzi, Ricardo Larraín y Miguel Littín, son algunos de los nombres que destacan en la historia de la industria cinematográfica local. Por lo mismo no sorprende que las cifras respecto a la participación femenina sean tan bajas; en los últimos 5 años solo nueve películas de ficción (5,7%) han sido dirigidas por mujeres, de un total de 157 largometrajes estrenados en el país.

Para Alicia Scherson, directora y guionista chilena, el hecho de que haya tan poca presencia femenina en ficción es una mezcla de factores. “Creo que tiene que ver con lo masculinizado que están los cargos de poder y en el fondo como existe esta idea de que ser director de una película de ficción es un lugar de mucho poder. La verdad es que esta es una idea un poco anticuada porque el cine se ha democratizado (…) Creo además que hay un poco de miedo de parte de las mujeres de acceder a ese tipo de cargos”, dice la directora, quien cuenta en su filmografía con trabajos como Play, Turistas, y Il futuro.

il futuro

Película "Il futuro" de Alicia Scherson

Antonella Estévez, periodista y directora del Festival de Cine de Mujeres (Femcine), explica que el problema radica en los prejuicios culturales. “Dirigir un proyecto audiovisual es una tarea fuerte y nosotros vivimos en una cultura donde todavía se cuestiona mucho la capacidad de las mujeres de liderar equipos”, dice.

La directora de Femcine comenta que las diferencias se evidencian desde un principio. Hombres y mujeres se instalan en roles bastante definidos. “Está instalada en nuestra cultura la idea de que las mujeres hacemos mejor unas cosas que otras”, afirma la académica.

Antonella Estévez, directora del FEMCINE

Antonella Estévez, directora del FEMCINE

Pero este no es un fenómeno que ocurra solamente en Chile. El reconocido festival de cine independiente Sundance llevó a cabo entre los años 2002 a 2014 una minuciosa investigación, en la que concluyó que del total de directores americanos que han participado de la selección del certamen, un 25% han sido mujeres. Y esa cifra es alta si se compara con los resultados de las 100 películas más exitosas comercialmente en EEUU, de las cuales entre 2002 y 2012, un 4% han sido dirigidas por mujeres cada año.

Como consecuencia de este estudio, el Sundance Film Festival desarrolló una campaña en la que busca potenciar la participación femenina en el festival y que esta llegue a un 50%. En el caso de Chile, el Festival Internacional de Cine de Valdivia es el certamen más importante que se realiza en el país, y aunque su actual director -y programador general desde 2007- dice que no poseen una política de género, la presencia femenina es alta. “Muchas veces ha pasado que tenemos más películas de mujeres que de hombres, pero eso no ha sido por un tema de incentivar la participación femenina sino que ha sido netamente porque la calidad de las películas ha sido tal que han sido seleccionadas”.

Película "De jueves a domingo" de Dominga Sotomayor. Ganadora de la sección oficial 2012 de FicValdivia

Película "De jueves a domingo" de Dominga Sotomayor. Ganadora de la Sección Oficial FicValdivia 2012

En las últimas cinco versiones de la competencia internacional del festival, en cuatro oportunidades las películas ganadoras han sido dirigidas por mujeres. Desde el 2010 en adelante han sido seleccionados 52 largometrajes chilenos, de los cuales 25 han sido dirigidos o producidos por mujeres. “En el festival se encuentra un lugar de protección para un cine muchas veces distinto, sea dirigido por hombres o por mujeres, pero que en la consecuencia específica ha terminado con muchas películas dirigidas por mujeres en nuestra programación”, cuenta Camargo.

El caso de la no ficción

Un lugar donde el panorama parece mejorar es en el mundo del documental. De las 157 películas estrenadas comercialmente, 16 (10%) han sido dirigidas por mujeres. Si además se incluyen las codirecciones entre hombres y mujeres, el número sube a 22 (14%).

Flor Rubina, directora de Chiledoc, cree que puede haber más presencia femenina en este género por un tema de tiempos que beneficia a la mujer con familia e hijos. “En el documental es más flexible el tema de la producción, los tiempos son más largos tanto en la investigación como muchas veces en la producción, no es rígido como en la ficción, donde por ejemplo tienes que estar un mes rodando”, explica.

Documental "La once" de Maite Alberdi

Documental "La once" de Maite Alberdi

El año pasado se estrenaron en el país documentales como La Once, Allende mi abuelo Allende y Chicago Boys, los cuales permanecieron por meses en los cines del país.

Carola Fuentes, codirectora de este último, admite tener una visión más bien optimista en que la industria les abre las puertas tanto a hombres como a mujeres. “Tengo la sensación de que en documentales la participación de las mujeres fue súper importante (…) Yo no creo que las mujeres estemos en desventaja en la industria audiovisual en Chile, al menos en mi experiencia”, afirma la periodista.

El pasado 8 de marzo Corfo Metropolitano en conjunto con Chiledoc organizó un foro sobre mujeres chilenas en la industria audiovisual, del cual participaron Antonia Herrera, Yeniffer Fasciani, Carlo Fuentes y Flor Rubina. El objetivo era relatar sus experiencias en el género audiovisual y su participación en festivales de cine extranjero.

Documental "Allende mi abuelo Allende" de Marcia Tambutti

Documental "Allende mi abuelo Allende" de Marcia Tambutti

Claudia Labbé, directora de Corfo Metropolitano, cuenta que la idea del foro nació debido a la fuerte presencia femenina en el formato de no ficción. “Nos dimos cuenta que la mayoría que postula son mujeres, hay un 70% de mujeres trabajando en la realización de documentales, ya sea en producción o dirección”.

Fondos y financiamiento

Al momento de revisar los ganadores de diversos fondos de financiamiento para el audiovisual, la brecha sigue siendo grande. En el caso del Consejo Nacional de Televisión, de los 18 proyectos ganadores del concurso 2015, solo dos son liderados por mujeres (El Agente Topo de Maite Alberdi y Lemebel de Joanna Reposi). De los 19 productores que trabajan en los proyectos beneficiados, siete son mujeres.

En cuanto a la ayuda entregada por Corfo, en televisión fueron 223 personas las que se presentaron a concurso, de ellas 71 eran mujeres. Finalmente fueron 18 los ganadores, siete de ellos mujeres. Por su parte, en cine participaron 163 personas, 47 de ellas eran mujeres. De los 19 premiados, seis fueron mujeres.

Creado en 2004 el Fondo de Fomento Audiovisual del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), es otra de las instancias más importantes para conseguir financiamiento. Este año en la categoría largometraje de ficción fueron seleccionados siete proyectos, de los cuales solo uno es dirigido por una mujer. El monto asignado al proyecto fue de $139.406.973 del total de $829.909.982 que se repartió entre todos los ganadores, es decir un 16,79%.

Para la categoría de largometraje documental $140.286.787 fueron asignados en total para los dos proyectos liderados por mujeres, un 28% de los $499.823.078 que se distribuyeron entre los ocho trabajos seleccionados. No obstante es importante mencionar que en la lista había además dos codirecciones entre hombre y mujer que no se cuentan dentro de ese 28%.

El problema de los referentes

Es difícil pensar en realizadoras chilenas consagradas. Si bien en los últimos años han aparecido nombres como Dominga Sotomayor, Nayra Ilic, Marialy Rivas o Elisa Eliash, todas corresponden más bien a una generación de cineastas jóvenes.

Alicia Scherson cuenta que cuando comenzó dirigiendo, era realmente la única mujer y que por lo mismo considera importante tener modelos de referencia. “Creo que a medida que van habiendo más mujeres directoras, se genera un filtro positivo y empiezan a haber más mujeres a cargo de los filmes”, dice Scherson.

Película "Joven y alocada" de Marialy Rivas

Película "Joven y alocada" de Marialy Rivas

Antonella Estévez concuerda con esa postura y plantea que nuestro problema es que tenemos pocos referentes femeninos. En su experiencia como docente, explica que es común ver cómo las estudiantes quieran ser todas directoras cuando entran a la universidad, pero luego en tercer año están trabajando en arte o en producción. Y si bien para Antonella querer dedicarse a esas áreas no tiene nada de malo, “es el director el que define cuál va a ser la temática y la manera de armar la película”.

La importancia de tener una participación equitativa en la dirección de proyectos audiovisuales tiene que ver con la necesidad de la población femenina de reconocerse en la pantalla, algo que según Estévez, con una mujer detrás de cámara es mucho más fácil de lograr. “Cuando tenemos pocas mujeres dirigiendo tenemos pocas miradas de la mujer representada ahí y por lo tanto más de la mitad de la población no se reconoce en lo que está al frente porque está contada por un otro”, afirma.

Entre el 29 de marzo y 3 de abril se realizará la sexta versión de Femcine. Este año serán más de 70 películas las que se exhibirán gratuitamente en seis comunas de Santiago. La particularidad de este festival de cine de mujeres, es que además cuenta con tres películas dirigidas por hombres. Su directora lo explica de la siguiente manera: “No creemos que es posible construir una sociedad más equitativa si dejamos a los hombres fuera del diálogo”, por lo mismo buscan incorporar a los hombres tanto dentro del festival como en el público. “Necesitamos que nuestros compañeros empaticen con nosotras y el cine es una súper buena manera de hacerlo”, concluye Antonella.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes