Sábado, 25 de junio de 2016Actualizado a las 15:20

Equipo lo conforman sus compañeros de la Fundación Verticial

Cultura - El Mostrador

Líderes de la Ciudad: Rodrigo Jordán vuelve al Everest por la misma ruta donde ocurrió la fatídica expedición de 1986

por 24 marzo 2016

Líderes de la Ciudad: Rodrigo Jordán vuelve al Everest por la misma ruta donde ocurrió la fatídica expedición de 1986
La travesía de hace 30 años por el Collado Norte quedó inconclusa tras la muerte a siete mil metros de altura del montañista Víctor Hugo Trujillo. Desde entonces ninguna expedición nacional ha hecho el ascenso por esa parte. La nueva aventura al Himalaya la realizará junto a un equipo de la Fundación Vertical, la que dedica parte de sus esfuerzos a las capacitación de jóvenes vulnerables y adultos mayores, y que tiene el foco puesto en el trabajo en equipo.

Corría el año 1986 y una expedición chilena encabezada por el experimentado Claudio Lucero intentaba alcanzar el Everest por la ruta del Collado Norte. La travesía no pudo concretarse y terminó en tragedia, por la muerte de uno de los integrantes del equipo, el andinista y estudiante de Geografía de la Universidad Católica Víctor Hugo Trujillo, de 24 años, quien debió ser sepultado por sus propios compañeros en ese lugar del Himalaya.

Uno de esos compañeros era Rodrigo Jordán, quien seis años más tarde, en 1992, consiguió llegar a la cumbre por la compleja cara Este del macizo, sólo momentos antes que Mauricio Purto lo hiciera por la ruta lógica o tibetana, lo que dio origen a una polémica que ha sobrevivido al tiempo y que, de alguna forma, opacó el logro no premeditado de que dos grupos de montañistas nacionales conquistaran por primera vez y de manera casi simultánea la cumbre más alta del mundo.

Jordán volvió a conseguir ese objetivo dos veces, en 2004 –cuando encabezó un grupo del que formó parte el empresario Andrónico Luksic- y en 2012. Sin embargo, y sumando los intentos fallidos, como el de 1989, cuando estuvo a sólo 200 metros de lograr la hazaña, nunca volvió a intentarlo por el Collado Norte. Tampoco lo ha hecho ninguna otra expedición nacional.

Ese es el simbolismo de la travesía en la que este ingeniero civil industrial de la UC, de 56 años, se embarcará dentro de los próximos días junto a otros integrantes de la consultora Vertical, de la cual es socio fundador y vicepresidente ejecutivo, con el propósito de completar, tres décadas después, el recorrido que quedó inconcluso el 16 de agosto de 1986 cuando a siete mil metros de altura Trujillo sufrió la caída que le costó la vida.

Rodrigo Jordán y Eugenio Guzmán

Rodrigo Jordán junto a Eugenio Guzmán, miembro del equipo de Vertical y jefe de la expedición que partirá en los próximos días al Everest.

“Este equipo parte por el anhelo de volver a esa ruta original. Yo siempre quise volver a esa ruta que intentamos con Víctor Hugo y que ningún chileno ha subido. Vamos a ir a su tumba. Nosotros lo enterramos ahí y yo sé exactamente dónde está. Ahora, hay que considerar que es montaña y eso fue hace 30 años, tal vez toda la orografía cambió completamente”, dijo Jordán a El Mostrador Cultura+Ciudad, junto al ingeniero agrónomo de Vertical Eugenio “Kiko” Guzmán, quien será el jefe de la expedición que saldrá de Chile este domingo y que también estará integrada por el empresario Nicolás Ibáñez.

“Esta ruta no es de extrema dificultad, aunque el Everest nunca es fácil y creo que representa menos peligro que la normal –que está expuesta a avalanchas- , pero el problema que tiene es que el ataque a la cumbre final es por la gran arista Este, que es muy larga y que obliga a habilitar un campamento alto como a 8.200 metros, que sería el campamento más alto que hemos instalado nunca, y el pique de ahí a la cumbre es eterno, ida y vuelta”. Tiene también claridad sobre varios detalles, como que es prácticamente imposible, dado lo extenso del trayecto, que el descenso no se produzca de noche.

De la montaña al día a día

Rodrigo Jordán lo relata como si ya lo estuviera viviendo. Es seguramente la voz de su experiencia, de las vivencias al frente de un equipo, donde la consecución de un fin es paso a paso, etapa por etapa, lo que extrapola a su trabajo con la fundación Vertical, que creó en 1992 con el sencillo propósito que niños vulnerables pudieran vivir una experiencia al aire libre con salidas a la cordillera, y que fue creciendo hasta convertirse en lo que hoy día es: una institución de la que depende un instituto profesional que imparte carreras de ecoturismo, que realiza capacitaciones medio ambientales y charlas motivacionales y que también organiza expediciones a la montaña. Todo lo anterior gracias al esfuerzo de privados.

Del montañismo hemos obtenido lecciones de construcción y de impacto grande. La primera es un convencimiento, pero de verdad un convencimiento y no una frase para el bronce, que los que logran el éxito son los equipos. No hay duda que los liderazgos son parte de eso, pero son los equipos al final y eso para nosotros es súper potente.

“Aunque tiene una forma de sociedad, ellos son inversionistas, tienen acciones y una de las cosas que todos los socios nunca hemos pedido son retornos, porque lo que nos importa es que esta organización haga lo que hace y el valor está en el impacto que tiene en la sociedad”, dice Jordán.

Un parque a disposición de Santiago

A la hora de los balances, se conforma con pequeños testimonios, como el de un adulto mayor de Pirque, quien expresó que lo que más valoraba de su capacitación como monitor medio ambiental en una escuela era la recuperación de su dignidad y la sensación de volver a sentirse útil para la sociedad. “A uno se le caen las lágrimas”, cuenta.

Y entre sus logros también destaca un aporte directo a la ciudad, como el de hace algunos años cuando, en su calidad de presidente de la iniciativa Senderos para Chile, consiguió que los dueños de los terrenos del Parque Aguas de Ramón lo abrieran al público, contribuyendo con ello al desarrollo que ha venido experimentando la práctica del senderismo en el país, y en este caso en la Región Metropolitana.

“Una de las cosas que hicimos en ese período es que abrimos Aguas de Ramón. Conseguimos hablar con ellos y que pudiera acceder la gente. Yo he vivido en La Reina toda mi vida. Antes había que colarse, había que saltar por arriba de la reja. Hoy día te emociona ver que en uno de los senderos, el del Bosque Los Peumos que dura poco más de 40 minutos, hasta con coches van las señoras con los niños”.

Rodrigo Jordán, quien fue director ejecutivo de Canal 13 y actualmente es vicepresidente de la Fundación para la Superación de la Pobreza, -que presidio por 10 años y que le significó además integrar durante el gobierno de Sebastián Piñera la comisión de expertos que elaboró la nueva medición de pobreza de la encuesta Casen- prefiere sin embargo no hablar de logros personales. Cree que todo lo que ha conseguido ha sido por un trabajo conjunto, como el que volverá a vivir en pocos días cuando vuelva al Everest.

“Del montañismo hemos obtenido lecciones de construcción y de impacto grande. La primera es un convencimiento, pero de verdad un convencimiento y no una frase para el bronce, que los que logran el éxito son los equipos. No hay duda que los liderazgos son parte de eso, las habilidades sociales, etc., pero son los equipos al final y eso para nosotros es súper potente”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes