sábado, 21 de julio de 2018 Actualizado a las 02:11

El evento se lleva a cabo este lunes 15 de enero

Cultura - El Mostrador

Tras negarse a participar en debate presidencial sobre ciencia, Piñera se suma a la inauguración del Congreso del Futuro

por 12 enero, 2018

Tras negarse a participar en debate presidencial sobre ciencia, Piñera se suma a la inauguración del Congreso del Futuro
La comunidad científica le reprocha no haber hablado del tema en su campaña, aunque se muestra con altas expectativas de que cambie el rumbo en su segundo gobierno. Temen una impronta "economicista" al futuro Ministerio del ramo, que tendrá que implementar, incluido el nombramiento de autoridades.

El presidente electo, Sebastián Piñera, participará este lunes en el Congreso del Futuro, la misma entidad que organizó en septiembre pasado un debate sobre la ciencia que contó con todos los candidatos, excepto el empresario.

El mandatario es cuestionado por algunos miembros de la comunidad científica por no haber hablado mayormente del tema en su campaña, aunque hay expectativa de que en su nuevo gobierno vaya más allá de una visión meramente economicista.

"Espero que el futuro gobierno tome en cuenta a la ciencia y hagamos una inversión más razonable", expresa María Cecilia Hidalgo, Premio Nacional de Ciencias 2006.

El senador Guido Girardi, uno de impulsores del Congreso del Futuro, destacó que Chile tiene enormes potenciales como productor de energía solar, centro de observación astronómica, fuente de litio para las baterías de los autos eléctricos y del omega3 como alimento del futuro.

"Piñera va a tener que liderar a Chile para concretar esas oportunidades", expresó. "Creo que comprende que si el petróleo fue el oro del siglo 20, la ciencia es el oro del siglo 21. Un país sin ciencia es rehén del pasado".

Chile sufre una baja inversión en ciencia: 0,38% del PIB, según el Banco Mundial. Menos que Cuba (0,43%) o México (0,55%) y muy lejos del promedio OCDE (2,55%).

Hipotecando el futuro

Una de las principales incógnitas es qué impronta le dará el millonario al futuro Ministerio de la Ciencia y la Tecnología, y podría ver la luz durante este mes.

Algunos recuerdan que en su periodo se intentó sacar la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT) del Ministerio de Educación y pasarlo a Economía, debido a un enfoque que reduce la materia a innovación y emprendimiento.

Fotografía Agencia UNO

"Espero se dé cuenta si no se avanza en ciencia, en tecnología e innovación, estamos hipotecando el futuro" y Chile no podrá salir del subdesarrollo, comenta Ramón Latorre, Premio Nacional de Ciencias 2002.

"Llevo haciendo ciencia por casi cincuenta años y ha sido una experiencia no muy buena. Se hace ciencia por uno pone una pasión enorme, pero no sólo de pan vive el hombre. Necesitamos que esto se profesionalice. Para trabajar necesitamos el doble del tiempo que un país desarrollado con menos de la mitad de los fondos".

El físico Ignacio Ormazábal, presidente de la Asociación Nacional de Investigadores en Postgrado (ANIP), espera que con Piñera haya espacios para pensar política de largo plazo.

"Veamos cómo abordaremos el Chile del futuro, y no sólo desde la perspectiva económica. Para esto esperamos que (Piñera) tenga en consideración los últimos avances y veamos formas de aumento en inversión en ciencia aprovechando las buenas proyecciones economicas y que se pueda orientar por ejemplo a solucionar los problemas de presupuesto que se están teniendo en los distintos fondos y becas y ver soluciones al problema de inserción de doctores, que es una de nuestras preocupaciones".

Las promesas

En el programa de gobierno de Piñera, de 194 páginas, la ciencia ocupa apenas seis carillas, bajo el título de " Ciencia, innovación y emprendimiento para embarcarnos en la revolución tecnológica", donde gran parte está dedicado a la modernización de las pymes.

En el documento, Piñera propone conectar todo Chile con fibra óptica, modernizar los currículos de estudio, reformular los programas de reinserción de becarios, e incorporar al sector privado en el desarrollo de la investigación científica y tecnológica.

Congreso Futuro. Fotografía Agencia

También fortalecer la investigación científica y tecnológica, ampliando y diversificando los proyectos Fondecyt, reordenar la institucionalidad gubernamental por medio de un nuevo ministerio a cargo de las actividades de ciencia, educación superior, tecnología e innovación y revisar los campos de acción y programas de agencias como CONICYT y CORFO.

Promete además aprovechar la condición de Chile como plataforma de “laboratorios naturales” creando programas que permitan convertir a nuestras regiones norte y austral en centros de investigación astronómica y antártica de nivel mundial.

"Para entregar señales más claras al mundo científico, sería más valioso que el presidente Piñera tomara un compromiso con el proyecto de Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación que se está tramitando en el Congreso", anticipa Natalia Muñoz, vocera de la agrupación Ciencia sin Contrato, para quien la participación de Piñera en el Congreso del Futuro es "incoherente" tras haber ignorado el tema.

"Recordemos que si no se aprueba durante enero, el programa de Piñera retrotrae la discusión al proyecto que fracasó el año 2013 -que incluía Educación Superior- y quedamos en un pésimo pie para tener una buena institucionalidad", remata.

Los antecedentes de Piñera

Uno de los antecedentes a considerar es que Piñera inauguró en 2014, al final de su mandato, el nuevo edificio institucional de CONICYT. Al momento de cortar la cinta, aseguró que el presupuesto global  de la entidad pasó de 197.000 millones a 275.000 millones en su mandato.

“Durante nuestro gobierno aumentamos en más de 52% los recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico” y “en materia de investigación científica nacional, pasamos de 48 mil a más de 100 mil millones de pesos de inversión al año, esto nos ha permitido duplicar el número de proyectos de investigación, y este año tenemos más de 1.200 proyectos que están con financiamiento público, y muchos de ellos con el aporte y contribución de CONICYT”, dijo en la ocasión.

Sin embargo, no todo fue color de rosas. Los científicos no olvidan que por algo, en 2013, renunció a la presidencia de CONICYT el destacado investigador José Miguel Aguilera debido a una serie de dificultades administrativas, presupuestarias y políticas, según medios de la época.

Jorge Babul, presidente del Consejo de Sociedades Científicas, recuerda también que al final de su gobierno, Piñera "formó una comisión presidencial, que hizo una propuesta de un ministerio, lo envió al Congreso el 4 de marzo y él se fue el 7. El proyecto quedó flotando y nunca ingresó al Parlamento. Escuché que no estaba firmado, ni tenía la parte económica".

Dudas sobre el futuro Ministerio

También hay dudas sobre qué hará Piñera con el futuro Ministerio, un tema sobre el cual ha guardado silencio. Para el presidente de la ANIP, esto ha generado suspicacias "porque de sus últimas declaraciones se sabía que él no estaba muy de acuerdo por el ministerio, lo que hacía suponer que no apoyaría mucho el tema".

"Ahora que el ministerio estaría por sale, se especula que sus énfasis podrían estar orientados a la parte de iniciación y emprendimiento, lo que hace pensar que su énfasis estaría más en la visión más economista ta de la ciencia", advierte.

"Espero que sea un ministerio principal y esté en la primera línea, y no sea marginal ni cosmético", dice el senador Girardi, para quien hay que dejar en claro que es un tema transversal, que va más allá de izquierda o derecha y que debe "unir a los chilenos".

Hidalgo, que ha ido al Congreso en el marco de la discusión parlamentaria al respecto, ha recibido "distintos mensajes de distintas personas" de su entorno, por lo cual no tiene claro qué foco le dará.

"Hemos sido enfáticos en que no sólo se debe hacer innovación con beneficios económicos, sino en todas las áreas del conocimiento, en aspectos sociales, filosóficos, políticos. Espero que ese mensaje sea tomado en cuenta".

Babul teme que se quiera imponer una mezcla de economistas y científicos -CORFO, CONICYT y los otros programas- en la repartición, que a su juicio no funcionará.

"Sería un desastre, porque no hay costumbre de interacción, van a saltar chispas. Economistas y científicos no se entienden". Más allá de eso, ya sea con un Ministerio aprobado o por aprobar, Babul cree que "la gente de Piñera lo va a tratar de cambiar a lo que ellos quieren".

"Piñera sí estaría muy contento de que no pase el ministerio (durante el mandato actual), que él se hiciera cargo, lo transformara y se aprobara el que él quiere. Pero eso es parte de la pequeñez  que tenemos todos dentro, de llevarse uno los laureles".

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV