miércoles, 18 de julio de 2018 Actualizado a las 12:01

"Nuestro proyecto educativo reconoce diferencias y no se producen situaciones de bullying, maltrato o de acoso escolar", relata el rector

Colegio de Chillán toma la iniciativa: autoriza baños mixtos y uniformes de acuerdo a identidad de género

por 20 febrero, 2018

Colegio de Chillán toma la iniciativa: autoriza baños mixtos y uniformes de acuerdo a identidad de género
El establecimiento educacional de la capital regional de Ñuble, informó que dentro de su alumnado registran personas trans, debido a esto hace seis años comenzaron a trabajar en un plan de inclusión con estudiantes, profesores y apoderados. Entre las medidas que incluye también está el respeto del nombre social en los libros de clases, independiente de su identificación legal.

A pocas semanas de un nuevo inicio de año escolar, el Colegio Concepción de Chillán anunció las medidas adaptadas para dar cumplimiento a la circular y a las orientaciones para resguardar el derecho a la educación de niños, niñas y jóvenes LGTBI emitidas por la Superintendencia de Educación el año pasado.

El establecimiento educacional de la capital regional de Ñúble, informó que dentro de su alumnado registran personas trans, debido a esto hace seis años comenzaron a trabajar en un plan de inclusión con estudiantes, profesores y apoderados.

Los medidas incorparadas para este nuevo año académico van desde la autorización para que los estudiantes trans puedan utilizar el uniforme correspondiente a su identidad de género, el respeto del nombre social en los libros de clases y un baño mixto.

El rector del colegio, César Riquelme, dijo que desde que este colegio nace es un proyecto educativo inclusivo. El tema de la inclusión del punto de vista de género es algo que estamos trabajando hace unos cinco o seis años y creo que el gran objetivo tiene que ver con la inclusión, o sea, como se integran estos alumnos y la comunidad en general lo acoge, reconoce las diferencias y no se producen situaciones de bullying, de maltrato o de acoso escolar”.

“Nuestro proyecto educativo enaltece los valores de la libertad, igualdad, fraternidad y tolerancia. Por lo tanto, aquí los temas de género los tratamos desde hace mucho tiempo”, dijo Riquelme en entrevista con La Segunda. 

Al ser consultado sobre la posición de los apoderados, Riquelme, detalló que no generaron resistencia ya que "organizamos conversatorios con la comunidad escolar. Cuando acercas a los padres y el apoderado conoce al alumno que, por ejemplo es trans, se da cuenta de que es un niño igual que el resto, simpático, buena onda, tremendamente inteligente y por lo tanto le pones un rostro al nombre y lo humanizas", explicó.

Finalmente el regente del establecimiento, señaló que "el tema de la inclusión del punto de vista de género es algo que estamos trabajando hace unos cinco o seis años y creo que el gran objetivo tiene que ver con la inclusión, o sea, como se integran estos alumnos y la comunidad en general lo acoge, reconoce las diferencias y no se producen situaciones de bullying, de maltrato o de acoso escolar", dijo Riquelme.

Estas acciones fueron festejadas por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) en la Región del Biobío, por “constribuir a la inserción de un grupo mayoritariamente excluido en el sistema escolar de nuestro páis”.

En la circular en cuestión se establece que los colegios deben “asegurar el derecho a la educación de niños, niñas y estudiantes, tanto en el acceso como en la trayectoria educativa”, lo cual “significa atender sus necesidades y diversidades personales y colectivas, creando espacios educativos seguros y respetuosos de su dignidad que favorezcan el desarrollo integral” recordó la psicologa del Movilh, Paola Perez.

Peréz mencionó que -en su experiencia- “no basta con la voluntad del director o sostenedor del establecimiento, ni con la consigna de “inclusión” como sello institucional”. Según ella son el primer paso, pero en los colegios de Chile, “se requiere el apoyo de toda la comunidad educativa”, es decir, padres y apoderados, docentes, asistentes de la educación y estudiantes.

Por lo que Peréz destacó las medidas impulsadas por el Colegio Concepción de Chillán ya que “han liderado un importante trabajo previo con la comunidad educativa para erradicar los prejuicios sociales en torno a la identidad de género”. Agregó que “se han propuesto preparar un ambiente acogedor, protector y respetuoso para los estudiantes trans”.

Sin embargo la profesional contó que “es necesario entender que los menores y adolescentes trans viven en riesgo de rechazo por el prejuicio al que se exponen”. “Depresión y alteraciones de conducta, son algunas de las reacciones psicológicas que pueden surgir en ellos ante el temor a visibilizarse en sus colegios o frente a hechos de transfobia al interior de ellos” alertó.

Finalmente, Peréz hizó un llamado a los colegios a “fomentar la integración social, generar espacios de diálogo y promover mejores niveles de salud mental para sus estudiantes”.

En Portada >
Más Destacadas >

Más información sobre El Mostrador