Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 06:44

Anuncio de Ben Bernanke impactó negativamente los mercados

La Reserva Federal de EE.UU. prepara ajuste monetario

por 11 febrero 2010

La Reserva Federal de EE.UU. prepara ajuste monetario
La mayor economía del mundo retomó el crecimiento en la segunda mitad del año pasado, por lo que es inevitable que la Fed lleve a cabo un ajuste monetario para impedir que la liquidez extraordinaria inyectada en el sistema avive eventualmente la inflación y quizá otra burbuja en los precios de los activos.

La Reserva Federal de EE.UU. (Fed) se prepara para llevar a cabo un ajuste monetario mediante una posible disminución del dinero inyectado en el sistema financiero y una eventual subida de intereses, dijo el miércoles su presidente, Ben Bernanke.

El anuncio fue recibido negativamente por los mercados, pues les recordó que se acerca el día en que el banco central estadounidense cerrará la ventanilla donde los bancos pueden obtener créditos a prácticamente el cero por ciento.

El dólar se apreció la jornada pasada ante la perspectiva de un incremento del precio del dinero en Estados Unidos.

La mayor economía del mundo retomó el crecimiento en la segunda mitad del año pasado, por lo que es inevitable que la Fed lleve a cabo un ajuste monetario para impedir que la liquidez extraordinaria inyectada en el sistema avive eventualmente la inflación y quizá otra burbuja en los precios de los activos.

En un discurso, Bernanke ofreció la primera explicación detallada de cómo el banco central retirará sus programas de emergencia, un procedimiento delicado puesto que nunca ha habido una intervención de magnitud similar en la historia del país.

Al mismo tiempo, el jefe de la Fed recalcó que los vasos capilares de la economía estadounidense aún requieren el oxígeno del estímulo monetario y no ofreció indicaciones de cuándo podría apartar la mascarilla.

"Aunque por ahora la economía estadounidense aún requiere el apoyo de políticas monetarias altamente laxas, en cierto momento la Reserva Federal tendrá que endurecer las condiciones financieras mediante una subida de las tasas de interés a corto plazo y la reducción de la cantidad de reservas bancarias", dijo el jefe de la Fed.

Bernanke informó que la Reserva Federal podría poner a prueba diversos métodos para reducir el volumen de dinero que circula en el sistema financiero, primero en pequeñas cantidades, como forma de preparar al mercado para una intervención mayor y garantizar que esos mecanismos funcionan.

Cuando el banco central decida que es hora de llevar a cabo el ajuste monetario, esas operaciones serían ampliadas a gran escala, informó el jefe de la Reserva Federal.

Si las condiciones requieren una retirada más rápida de las medidas de estímulo, el banco central elevaría, además, el interés que paga a las entidades privadas por sus reservas, que actualmente se encuentra en el 0,25%, una medida que espera tomar "antes de que pase mucho tiempo", según dijo vagamente Bernanke.

La subida de esa tasa de interés les motivaría a depositar más fondos en las cuentas de la Reserva Federal, lo que sacaría el dinero de circulación.

La información clave que faltó en el discurso fue cuándo llegará el momento del ajuste.

El jefe de la Fed enfatizó que "la secuencia de pasos y la combinación de herramientas que la Reserva Federal use para acabar con su política monetaria actual, que es muy laxa, dependerá de los acontecimientos económicos y financieros".

Rob Carnell, un analista de ING, opinó en un mensaje enviado a los clientes del banco que el propósito de Bernanke "no es prepararnos para cambios espectaculares en la política, sino garantizarnos que tiene las herramientas para el ajuste (monetario) cuando llegue el momento. Ese momento puede no estar tan cerca aún".

El banco central ya comenzó a retirar su mano de los mercados, al no renovar la compra de deuda hipotecaria, pero podría pasar de esa actitud "pasiva" a una "activa" con la venta de activos "cuando la recuperación económica esté suficientemente avanzada", explicó Bernanke.

Pese al repunte económico en Estados Unidos, el desempleo se mantiene en el 9,7 por ciento, una cifra muy alta para el país, cuyos mecanismos de asistencia a los desempleados son más débiles que en Europa.

Su economía creció un 5,7 por ciento en el último trimestre del año, aunque ese cálculo preliminar podría ser reducido después de que el déficit comercial subiera más de lo previsto en diciembre, según datos hechos públicos el miércoles.

En todo caso, muchos analistas atribuyen los buenos números recientes al estímulo fiscal y monetario, así como al aumento de los inventarios, dos fenómenos pasajeros, por lo que alertan de que la economía del país es más frágil de lo que parece.

Bernanke divulgó su discurso por escrito, después de que la tormenta de nieve que azota el noreste del país obligara a cancelar su comparecencia prevista en el Congreso.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes