Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 01:14

Wall Street pone el broche a un día eufórico para las bolsas de todo el mundo

por 10 mayo 2010

Wall Street pone el broche a un día eufórico para las bolsas de todo el mundo
El avance porcentual registrado por los índices neoyorquinos es el más pronunciado desde el 23 de marzo de 2009, cuando se conocieron los detalles de otro ambicioso plan, aquella vez en Estados Unidos, para sanear los balances de los bancos y estimular la concesión de créditos, una actividad que había quedado prácticamente congelada con la crisis financiera.

Wall Street registró este lunes  su mayor subida en más de un año y puso así el broche final a una jornada de euforia en los mercados de todo el mundo, que celebraron con alivio el plan de rescate acordado para salvaguardar la solvencia financiera de la zona euro.

El Dow Jones de Industriales, el principal índice de la Bolsa de Nueva York, subió hoy un 3,90% y cerró en 10.785 puntos, lo que le permitió volver a situarse en territorio positivo respecto al nivel al que inició el año 2010.

El pasado viernes, después de una dura semana en la que bajó en conjunto un 5,71%, este índice, así como el S&P 500 (con un descenso semanal del 6,29%) y el Nasdaq (del 7,95%), acabaron perdiendo todo lo que habían logrado ganar en lo que iba de año.

Sin embargo, los empujes de hoy, los mayores desde el 23 de marzo de 2009, permitieron a todos ellos recuperar los niveles con que iniciaron el año e incluso cerrar por encima.

En el caso del Nasdaq, la subida de este lunes es la primera de más de cien puntos desde octubre de 2008.

Junto a otros mercados del continente americano, el neoyorquino se encuentra entre los que más tarde cierran del mundo, por encontrarse en la zona más occidental del huso horario.

En el extremo opuesto, los mercados asiáticos, los más madrugadores, ya inauguraron este lunes con avances, con el ánimo de dejar atrás la nefasta semana anterior, una de las peores desde las complicadas jornadas bursátiles que se vivieron en todo el mundo después de la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008.

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró hoy con una subida del 1,60%, el Kospi surcoreano avanzó el 1,82%, el Hang Seng de Hong Kong escaló el 2,54%; el Straits de Singapur terminó con un incremento del 2,10%, y el SET de Bangkok subió el 1,37%.

Sin embargo, los que dieron una acogida más cálida al plan aprobado la víspera por los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea en Bruselas fueron los europeos.

La bolsa española, donde las autoridades se han comprometido a reducir el déficit público, se disparó un 14,43%, la mayor subida en una sesión del mercado español en toda su historia (aunque aún acumula un descenso del 13,30% en lo que va de año), mientras que Lisboa avanzó el 10,37%.

El festín bursátil se repitió en Milán, con una subida del FTSE MIB del 11,28%; en París, donde el CAC-40 ganó un 9,66%; en Londres, cuyo FTSE-100 avanzó el 5,16%; y en Fráncfort, donde el DAX-30 subió un 5,30%.

Todos los mercados europeos se beneficiaron de la respuesta de 750.000 millones de dólares acordada en Bruselas a los ataques especuladores de la semana pasada, aunque los dirigentes comunitarios advirtieron de que es pronto para echar las campanas al vuelo, pues para medir el efecto del plan habrá que esperar semanas.

En Estados Unidos, a la euforia generada por el acuerdo alcanzado en Europa se sumó la noticia de que representantes de los grandes mercados de este país acordaron hoy en una reunión convocada por la Comisión del Mercado de Valores estadounidense (SEC) tomar medidas para evitar caídas desproporcionadas como la sufrida por Wall Street el pasado jueves.

Aquel día, y por causas que aún no están del todo claras, el Dow Jones perdió momentáneamente y en cuestión de minutos casi mil puntos, lo que supuso una caída del 9%, que luego se recuperó en gran parte, pero que dio un buen susto a inversores y analistas.

El avance porcentual registrado hoy por los índices neoyorquinos es el más pronunciado desde el 23 de marzo de 2009, cuando se conocieron los detalles de otro ambicioso plan, aquella vez en Estados Unidos, para sanear los balances de los bancos y estimular la concesión de créditos, una actividad que había quedado prácticamente congelada con la crisis financiera.

Aquel día el Dow Jones llegó a subir un 6,8% después de que el Departamento del Tesoro anunciara su disposición a comprar los llamados activos "tóxicos" de los bancos por un importe de hasta un billón de dólares.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes