sábado, 20 de octubre de 2018 Actualizado a las 14:06

"Indignados" griegos se manifiestan contra medidas de austeridad del gobierno

por 5 junio, 2011

La gente ha ido a las calles con ollas vacías, banderas griegas y europeas, pancartas contra el Gobierno, pitos y tambores, y pidiendo a gritos a los políticos "que se vayan ya".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Decenas de miles de griegos respondieron este domingo al llamamiento de las redes sociales para protestar contra el último acuerdo del Gobierno socialista con la UE y el FMI sobre nuevas medidas de austeridad para salvar al país de la bancarrota.

El llamamiento de los "indignados" griegos ha sido panhelénico y paneuropeo, con una invitación a cien ciudades europeas y en especial, a Madrid, donde está previsto que una gigantesca pantalla transmita en directo en la Puerta del Sol lo que ocurre en Atenas.

La gente ha ido a las calles con ollas vacías, banderas griegas y europeas, pancartas contra el Gobierno, pitos y tambores, y pidiendo a gritos a los políticos "que se vayan ya".

En este contexto de ebullición social, el primer ministro griego, Yorgos Papandréu, empieza mañana las consultas en su gabinete sobre el nuevo acuerdo de ayuda financiera durante la semana buscará el consenso necesario entre sus 156 diputados para que las nuevas medidas sean ratificadas por el Parlamento.

De ese paso depende que la Unión Europea (UE), el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional (FMI) aprueben un nuevo plan de ayuda, que, según los medios griegos, alcanzaría los 85.000 millones de euros hasta 2014.

De esa cantidad, 40.000 millones de euros procederían de la eurozona y del Fondo Monetario Internacional (FMI), 20.000 millones de euros, de inversores privados que comprarían bonos griegos y otros 25.000 millones de euros de un amplio programa de privatizaciones de empresas y activos nacionales.

Atenas queda también a la espera de la entrega de un quinto tramo de ayuda externa de 12.000 millones de euros para el 15 de julio, indispensable para que Grecia cumpla con sus obligaciones más inmediatas.

El nuevo paquete de recortes e impuestos que recibió la luz verde de la UE, del Banco Central Europeo (BCE) y del FMI, el pasado viernes, será analizado por los ministros y otros estamentos oficiales que en varios casos han expresado sus discrepancias contra el plan.

La oficina de Papandréu publicó este fin de semana un vídeo con "la labor hecha en los 20 meses de Gobierno, mucho más que en las últimas décadas" y afirmó que "los sacrificios no han sido en vano".

Papandréu podría verse obligado a convocar elecciones anticipadas hacia finales de julio si no logra el apoyo de sus propios diputados parlamentarios, pese a los avances para corregir el desfase macroeconómico que heredó de los conservadores en octubre de 2009.

Ha logrado reducir el déficit fiscal del 15,4% del PIB en 2009 al 10,5% en 2010 y con las nuevas medidas de ahorro de 6.400 millones de euros para este año, espera recortarlo hasta el 7,5% del PIB.

El dominical ateniense To Vima resaltaba hoy la "ayuda gigantesca con el fondo de las (nuevas) elecciones" y barajaba escenarios de comicios anticipados, previstos inicialmente para octubre de 2013, o también una amplia remodelación del gabinete.

Según los medios locales, las nuevas cargas impositivas repercutirán en la propiedad inmobiliaria y los servicios, y mermarán los ingresos de los jubilados y asalariados.

Los sindicatos mayoritarios han convocado una huelga general de 24 horas para el 15 de junio y los trabajadores de empresas estatales que deben ser privatizadas han convocado otro paro para el 9 de junio en Atenas y Salónica.

Protestan contra el elevado desempleo, que roza el 16%, y la recesión económica, pese a haber recibido ya el país la mitad del préstamo de 110.000 millones de euros que en 2010 le concedieron la UE y el FMI.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV