martes, 16 de octubre de 2018 Actualizado a las 12:59

Hace menos de dos meses se especulaba con su quiebra

El salvavidas de La Moneda transforma mutilados bonos de Alsacia en los más rentables del mundo

por 2 octubre, 2013

El salvavidas de La Moneda transforma mutilados bonos de Alsacia en los más rentables del mundo
La deuda del operador del Transantiago retornó 49 % en septiembre gracias a decisión del gobierno de aumentar subsidio en 4 centavos de dólar por pasajero.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cómo le cambió la vida a Alsacia, el operador que controla un tercio de los buses del Transantiago y ofrece el peor servicio. Hace menos de dos meses se especulaba con su quiebra y ahora sus bonos son los más rentables del mundo gracias al rescate de La Moneda.

El 23 de agosto pasado el gobierno decidió lanzarles un salvavidas, acordando aumentar los subsidios en 4 centavos de dólar por pasajero y hacer una transferencia directa de US$ 2 millones. Los propietarios colombianos de Alsacia también aceptaron aportar US$ 5 millones, que contribuirán a que la compañía cumpla con la exigencia de mantener una cuenta con efectivo equivalente a 1,1 veces los pagos de deuda.

Cabe recordar que el presidente de Express Santiago, una de las dos empresas de Alsacia con que operan en el Transantiago (la otra es Alsacia misma), Juan Antonio Guzmán, es cuñado del subsecretario de Hacienda, Julio Dittborn, y el abogado Carlos Zepeda, asesor del grupo, es amigo personal de Piñera. Laurence Golborne también es parte de la historia, pues fue director de Alsacia y fue acreedor de la compañía (por casi US$ 9 millones), incluso mientras era ministro de Minería y luego de Obras Públicas.

Alsacia enfrentaba en agosto una situación financiera que llevó a las clasificadoras de riesgo a poner las notas de su deuda en nivel de “basura”. La empresa violó los "covenants" y los bonos estaban al borde de un "default".

La inyección de nuevos fondos parece haber solucionado parte del problema. La operadora de autobuses dijo el 5 de agosto que no generaba suficiente efectivo para satisfacer los compromisos de deuda y pidió a los inversores que cambiaran las condiciones. Ha revisado la propuesta dos veces con el objetivo de convencer a los tenedores y también postergó la votación, cuya conclusión ahora está prevista para mañana.

JP Morgan, el mismo banco de inversión que asesoró la colocación de bonos de la empresa en 2011, adelantó que el acuerdo con el gobierno resultará en que las empresas tengan un alza de 4 % en el PPT (Pago por Pasajero Transportado) y que su pronóstico es optimista respecto de lo que tenía hasta ahora. Por ello, mejoró su visión de los bonos.

El acuerdo con el gobierno se suma a las indemnizaciones de casi US$ 20 millones que pagó el Estado a Alsacia y los US$ 60 millones que comprometió de indemnización con Express Santiago (se hará en cuotas anuales por un quinquenio con cargo a la reserva técnica que había hecho la empresa para entrar al Transantiago en 2005), en ambos casos por caducarles los contratos, aunque se acordó renovarlos, con cambios en las condiciones. Según los propios auditores, estos cambios no sólo no afectaron a la empresa sino que han tenido como consecuencia que eleven sus ingresos.

De acuerdo a un análisis de Bloomberg, los esfuerzos del gobierno por mantener sus autobuses en funcionamiento han recompensado a los inversores en la deuda de la empresa con los mejores retornos del mundo. Los US$ 383 millones de bonos con vencimiento en 2018 de la compañía de transporte rentaron un 49 % en el mes hasta el 27 de septiembre, el mejor desempeño entre los más de 2.700 bonos de calificación basura. A eso hay que sumar que las tasas que pagan —aunque cayeron 10 puntos porcentuales en septiembre, a 14 %— siguen estando 12,72 puntos porcentuales por encima de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos.

“Es una solución a mediano plazo”, dijo Verónica Ayzaguer, analista senior de renta fija de Larraín Vial en Santiago. “La compañía tenía un 50 por ciento de probabilidades de entrar en impago en el transcurso de seis meses. Tenía un gran déficit y estaba en infracción en relación con las cláusulas”.

Ratio de deuda

Los bonos de Alsacia retornaron casi el doble que los demás valores de deuda de grado especulativo en septiembre, indican datos que recopiló Bloomberg.

Pero no todo está solucionado. Bloomberg informa que Alsacia ofrece a los inversores US$ 2,50 en efectivo por cada US$ 1.000 de la deuda que tienen para que renuncien a las cláusulas sobre limitación de los ratios de capital. En el marco de la propuesta, la compañía —que tiene sede en Huechuraba— tendría tiempo hasta octubre de 2014 para elevar su ratio, que es en la actualidad de 0,28 veces los pagos de deuda, a 0,95 veces. El ratio tendría que aumentar a 1,1 para abril de 2017.

De no ganar la votación, se acelerarían los pagos de la deuda, lo que obligaría a Alsacia a transferir todo su efectivo disponible a los tenedores de bonos dos veces por mes hasta pagarles el total. Alsacia advirtió a los tenedores que, incluso si tuviera suficiente efectivo para pagar a los inversores, dedicar una parte tan grande de sus recursos a obligaciones de deuda amenazaría su viabilidad.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Krassnoff

Envíada por Rodrigo Reyes S | 16 octubre, 2018

Cartas al Director

Noticias del día

TV