Martes, 27 de septiembre de 2016Actualizado a las 00:38

La fiebre de las grandes transacciones farmacéuticas llegó a Chile y no importó la Reforma Tributaria

por 19 mayo 2014

La fiebre de las grandes transacciones farmacéuticas llegó a Chile y no importó la Reforma Tributaria
Hasta abril se efectuaron cerca de US$ 140 mil millones de operaciones de compra y venta de compañías del sector. El traspaso de CFR a Abbott es parte de esta movida global.

Era de lo único que se hablaba el viernes en los pasillos y oficinas de las corredoras de bolsa y bancos de inversión de Santiago.

Leído el hecho esencial en que Alejandro Weinstein anunciaba la venta del CFR Pharmaceuticals a la estadounidense Abbott en US$ 2.900 millones (más US$ 430 millones en deuda), los ejecutivos estaban frente a los terminales calculando cuánto habían ganado y quiénes habían comprado en las últimas semanas, mientras la acción se disparaba fuertemente. “¡Se pasó Weinstein!”, era el comentario de admiración que más se oía.

Si bien no es la única operación que se ha realizado en este sector en el país –Laboratorios Andrómaco fue comprado por Grunenthal a fines de 2013; y la cadena de farmacias FASA, por Alliance Boots hace poco más de una semana –, el monto de la operación dejó sorprendido al mercado.

Y ocurre justo en medio del debate sobre la Reforma Tributaria, que los críticos alegan va a traer como consecuencia el desplome de la inversión.

Los abogados de ambas compañías habían comenzado a trabajar a mediados de marzo, mientras que las transacciones entre compañías farmacéuticas a nivel mundial acumulaban los titulares y hacían saltar los precios de las acciones.

A mediados de abril las operaciones de compra y venta de empresas farmacéuticas sumaban US$ 140 mil millones, lo que representaba cerca del 13% del total de fusiones y adquisiciones realizadas a nivel global, de acuerdo a información recogida por Dealogic y citada por Financial Times (FT). Este frenesí sólo era superado por el sector de telecomunicaciones, medios y tecnología.

Entre esas operaciones se encontraban la toma de control por US$ 50 mil millones de Valeant por Allergan, que es el fabricante de Botox, y el swap de activos entre Novartis y GlaxoSmithKline. Además Novartis se decidió a vender su negocio de salud animal a Eli Lilly en US$ 5,4 mil millones.

Mientras tanto, Pfizer intentó quedarse con AstraZeneca (de capitales anglo-suecos), poniendo sobre la mesa cerca de US$ 100 mil millones, los que fueron rechazados en primera instancia. The Guardian nuevamente este fin de semana especulaba con la posibilidad de que Pfizer volviera a la carga y señalaba que el 70% de estas grandes operaciones perjudicaban finalmente a los accionistas, porque se encontraban con varios cadáveres en el camino.

La alianza GSK-Novartis

El acuerdo entre GSK-Novartis representa el movimiento más significativo que pretende reestructurar ambas compañías en busca de un crecimiento robusto. Los inversionistas celebraron este convenio donde ambas compañías resultan ganadoras.

FT destacaba que el acuerdo dejará a GSK enfocada en cuatro negocios principales –condiciones respiratorias, VIH, vacunas y cuidados de salud– y que reduciría la dependencia de la compañía al desarrollo de drogas de alto riesgo.

En tanto que Novartis se fortalecerá en el competitivo mercado de las drogas para combatir el cáncer, donde es número dos después de su rival suiza Roche.

Abbott mueve sus piezas

Este viernes, FT también se hizo cargo de la operación entre CFR y Abbott, a la que destacó como parte del esfuerzo de la compañía por expandirse en mercados de rápido crecimiento.

La firma de Illinois ya genera el 40% de sus ventas en los mercados emergentes y el CEO de Abbott, Miles White, señaló que tras la adquisición de CFR podrían estar entre las 10 farmacéuticas top de Latinoamérica.

“La movida de Abbott es la última de una serie de acuerdos multibillonarios en el sector este año que buscan capturar fuentes nuevas de crecimiento para mitigar la presión sobre los costos en los mercados desarrollados y la expiración de las patentes de drogas”, explicaba FT.

White indicó a los inversionistas que vendrían nuevas operaciones. “Estamos mirando un montón de cosas”, señaló en la conferencia telefónica donde explicó la operación con CFR.

La compañía de Weinstein es activa en 15 países latinoamericanos, con una presencia líder en Chile, Colombia y Perú, y tiene nichos de mercado atractivos en Canadá, UK y Vietnam.

Claves

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes