Miércoles, 29 de marzo de 2017 Actualizado a las 19:30

Monto del fondo que administraba habría llegado a US$ 20 millones

El ajuste de cuentas entre los socios de Nevasa

por 15 diciembre, 2016

El ajuste de cuentas entre los socios de Nevasa
Este martes Carlos García Huidobro concretó su salida de la propiedad de la empresa financiera, sin embargo, esta solo sería una parte de otros traspasos de activos que haría en favor de Eduardo Muñoz, su otrora partner en la compañía. Su agresivo perfil como trader le pasó la cuenta tras perder parte importante del patrimonio que administraba de los socios de Nevasa, siendo Muñoz el principal afectado. Cabe recordar que Muñoz está vinculado a través de su esposa a la familia Marín, cuyos miembros fueron socios fundadores de la corredora y administradora de fondos.

Este martes se concretó el traspaso de propiedad que tenía Carlos García Huidobro en Nevasa. A través de la sociedad Administración e Inversiones El Maica, el ex gerente general de la compañía, cedió el 7,86% que todavía tenía en la sociedad, siendo esto parte del proceso de resarcimiento de capital del cual debe hacerse cargo.

Lo anterior, luego de la pérdida patrimonial que produjo en un vehículo de inversiones cuya propiedad era compartida con los socios de Nevasa, teniendo como uno de los principales afectados a Eduardo Muñoz, accionista mayoritario de la señalada firma con el 87,2%. Esos activos constituían el principal patrimonio del también vicepresidente de la Bolsa de Comercio y, sin embargo, administrados por García Huidobro, sufrieron grandes pérdidas.

A pesar de que las cifras se han guardado bajo estricta reserva, considerando que se trata de un asunto entre privados, el mismo ha sido comentado en el mundo financiero desde que saliera el primer hecho esencial a principios de octubre, el cual notificaba al mercado la salida de García Huidobro como director de la AGF.

Fuentes afirman que el ex socio de Nevasa llegó a administrar cerca de US$20 millones y las pérdidas alcanzaron hasta los US$16 millones, sin embargo, en el entorno de los principales implicados en este asunto las descartan, afirmando que se trata de cifras menores a las mencionadas.

Como sea, el traspaso de propiedad de García Huidobro no sería todavía suficiente. Este sería parte de un proceso en el cual se consideran otros traspasos de bienes en favor de Muñoz, incluyendo inmuebles.

Conocedores del asunto sostienen que lo anterior fue fruto de las propias conductas de García Huidobro, considerado por sus conocidos como un trader de vieja escuela. Estuvo en la gerencia general de la firma durante 20 años, siendo sucedido por Ramiro Fernández, quien hoy es socio de la empresa y que trajo en su minuto una perspectiva totalmente distinta.

En los tiempos de García Huidobro como gerente, Nevasa tenía solo un servidor transaccional y hoy 37; asimismo, contaba con 30 personas y hoy son 70. En definitiva, era una empresa que no generaba ingresos permanentes y la nueva administración debía cimentar ese camino, lo cual se ha evidenciado, por ejemplo, con sus incursiones en fondos inmobiliarios, administrando activos por US$140 millones, pero que de acá a 2020 podrían ser poco menos de US$500 millones, según la hoja de ruta que se planteó la compañía.

Este crecimiento, en todo caso, no fue fácil para sus socios. El ex gerente general de la firma tenía una visión más tradicional de hacer mercado. En tal sentido, nunca estuvo de acuerdo con eliminar la cuenta propia de la corredora, algo que se materializó hace unos dos o tres años.

En la oficina que ocupaba en la empresa tenía terminales para transar en la rueda, siendo el único de los socios que los poseía. El resto solo estaba en las mesas de dinero.

Los conocedores de García Huidobro se refieren a él como un trader que jugaba al límite, un free rider que transaba incluso contra las recomendaciones de su propia empresa. Cabe destacar, en todo caso, que lo que manejaba no eran capitales de los clientes de Nevasa, solo patrimonio propio y el que sus socios le habían delegado.

Este tema, en algún minuto, motivó la inquietud de la SVS, pero desde la compañía le aclararon que no había un efecto para el patrimonio de los clientes de la empresa ni en los distintos fondos que administra, pues solamente se circunscribía a un problema entre privados.

La salida de García Huidobro ha sido manejada con cuidado para no afectar el negocio de Nevada y, además, en vista del nerviosismo del mercado a raíz de la serie de estafas que han remecido al sector financiero local, siendo la última la ocurrida al interior del Fondo Aurus

Vínculo con Grupo Marín

Cabe recordar que, hasta el año 2013, el 40% de Nevasa estaba en manos de Jorge Marín Correa, socio fundador de Nevasa y cuñado de Eduardo Muñoz.

Carlos Marín sigue en la propiedad, pero con porcentajes muy menores. Los Marín vendieron el control en CGE a la española Gas Natural Fenosa por US$ 3.300 millones hace ya más de un año.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes