miércoles, 19 de septiembre de 2018 Actualizado a las 14:47

OPINIÓN

Autor Imagen

Queremos todoadomicilio.cl

por 12 julio, 2018

Queremos todoadomicilio.cl
Partimos haciendo los trámites bancarios online, las compras de pasajes, después pasamos a comprar regalos de lista de novios, productos varios de retail, de ahí nos pasamos a restaurantes de todo tipo con delivery, compras de supermercados, farmacias y así fuimos alargando la lista.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

De un tiempo a esta parte, los chilenos nos hemos ido poniendo cada vez más cómodos con no tener que salir de nuestra casa para hacer los trámites que en general nos daban mucha lata hacer, esto se ha ido potenciando principalmente por 2 factores, las compras online, y los servicios a domicilio.

Partimos haciendo los trámites bancarios online, las compras de pasajes, después pasamos a comprar regalos de lista de novios, productos varios de retail, de ahí nos pasamos a restaurantes de todo tipo con delivery, compras de supermercados, farmacias y así fuimos alargando la lista.

Para mostrar algunos ejemplos personales, hace un tiempo tuve que cambiar la batería del auto, me cotizaron 2 o 3 opciones por teléfono, agendé horario llegó el técnico me ofreció pagarlo por redcompra, efectivo o crédito, en 10 minutos el problema estaba resuelto e incluso me ofreció una batería de mejor precio calidad de la que me habían “vendido” en casa matriz.

El mes pasado pensé que había pichado neumático, llamé a una “vulcanización” del sector, me dicen, no se preocupe le mandamos al técnico, a los pocos minutos llega el señor, saca la rueda, me dice espéreme aquí me llevo la rueda a la “Vulca” y se la traigo lista, dicho y hecho a los 30 minutos estaba el problema resuelto.

Pero no todo es fiesta, la semana pasada “se rompió” la pantalla de mi celular (obvio que yo fui un agente pasivo) y estaba en la mitad de un seminario internacional que demandaba literalmente 72 horas seguidas de mi tiempo, por lo que volví a recurrir a ya mi TOC “todoadomicilio” y Chan,  El sistema si estaba disponible, agendé hora para ese mismo día y según ellos se excusaron por el factor “Lluvia” el técnico se atrasó y estando ya una hora atrasado cancelamos el servicio y se reprogramó para el día lunes, luego de ver el pronóstico del tiempo, claro.

El técnico llegó 30 minutos tarde pero llegó y cuando se puso a arreglar el “móvil” se percató que la habían mandado un repuesto errado, pero que se demoraba “15 minutos” en ir y volver, empezó a pasar el tiempo y el tipo no llegaba, hasta que luego de 45 minutos llamamos a la central y el técnico había quedado en pana. Para no alargar un servicio que estaba programado para el lunes a las 11.00 am (tiempo estimado del arreglo 20 minutos) quedó resuelto a las 15.30 hrs.

Ahí en ese momento entraron en mi cabeza esos pensamientos que ya estaban medios olvidados, “está hecho a la chilensis”, “bueno pero que quieres si estamos en Chile” “ya bueno pero si te lo llevaron a domicilio”

En ese instante hice un quiebre en mi pensar y dije NO, esto no puede ser a la “antigua” si nos vamos a meter en el mundo de la logística, el e-commerce y los servicios a domicilio, hay que partir de una vez con el Chile del Siglo XXI donde alguien regule los incumplimientos, donde exista alguna aplicación que nos permita medir la tasa de “transacciones exitosas” realizadas con este proveedor, para que no sean solamente los UBER, AMAZONES y similares los que se lleven la torta completa y así también tengan cabida los PHIXIT.cl  los vulcanizacionmovil.cl , doctorbateria.cl y tantos otros cientos de emprendimientos locales.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV