lunes, 24 de septiembre de 2018 Actualizado a las 13:04

EEUU no está capacitado para enfrentar insurgencia en mundo islámico

por 12 febrero, 2008

Así lo sostiene un informe solicitado por el Pentágono a una institución independiente, el cual recomienda mejorar el e impulsar las fuerzas locales de seguridad, capacidades que no se han visto en Irak y Afganistán.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Las fuerzas militares estadounidenses no están capacitadas para enfrentar la amenaza de la insurgencia islámica, aseguró este lunes un informe de la Corporación Rand, solicitado por el Departamento de Defensa de Estados Unidos.



El informe indicó que en "el mejor de los casos la intervención y ocupación de Estados Unidos en el mundo musulmán son inadecuadas. En el peor, son contraproductivas e inviables".



El informe fue pedido por el Pentágono a la Corporación Rand, un organismo privado sin fines de lucro, para realizar una revisión de su estrategia destinada a luchar contra la insurgencia.



"Estados Unidos debería modificar sus prioridades y financiación con el fin de mejorar el Gobierno civil e impulsar las fuerzas locales de seguridad (...) capacidades que no se han visto en Irak y Afganistán", señaló el informe.



"El extremismo violento en el mundo musulmán es la mayor amenaza para la seguridad que enfrenta Estados Unidos", dijo David C. Gompert, principal autor del informe.



"Debido a que esta amenaza probablemente persista y aumente es importante comprender el hecho de que Estados Unidos no está capacitado en estos momentos para enfrentar el desafío", añadió.



El estudio señaló que cuando es infectada por el extremismo religioso, la insurgencia se hace más violenta, resistente a los acuerdos, y es difícil de derrotar y probablemente se propague.



El mensaje yihadista a los insurgentes locales es que su "fe y su patria están bajo ataque de Occidente y deben unirse para defender la causa mayor del Islam. Esto hace que la intervención militar no solo sea costosa, sino también peligrosa", indicó el informe.



Por otra parte, el texto admitió que el reciente aumento de tropas ha mejorado la seguridad en Irak.



Sin embargo, advirtió: "sería un gran error sacar por conclusión que Estados Unidos necesita mayor fuerza militar para derrotar las insurgencias islámicas", dijo Gompert.



"Solo hay que contemplar la precaria situación en que se encuentra Pakistán para percibir las limitaciones de la fuerza militar estadounidense y el peligro de confiar demasiado en ellas", dijo.



Los autores del informe citan alrededor de 90 conflictos ocurridos tras la II Guerra Mundial que muestran que la forma más segura de derrotar la insurgencia es a través de gobiernos locales que sean representativos de los ciudades, competentes y honestos.



"Las fuerzas extranjeras no pueden sustituir a los gobiernos locales y hasta pueden debilitar su legitimidad", dijo John Gordon, otro autor del informe.



Pero cuando se trata de construir estas capacidades civiles en el exterior "Estados Unidos es alarmantemente débil", indicó Gompert.



Agregó que para resolver este problema, el Gobierno de EE.UU. necesitaría un considerable aumento de su capacidad civil, nuevos arreglos organizativos y políticas de personal más flexibles.



En ese sentido, los autores del informe estiman que Estados Unidos tendría que desplegar miles de profesionales civiles y asignar miles de millones de dólares más a la ayuda extranjera con el fin de enfrentar la insurgencia.



"Esas necesidades de EE.UU. se reducirían a la mitad si sus aliados y los organismos internacionales igualaran sus esfuerzos", indica el informe.



Las deficientes estadounidenses en contrainsurgencia son tan grandes que la colaboración multilateral no es solo deseable, sino imperativa dice el informe.



Añadió que los aliados de EE.UU. y los organismos internacionales tienen una gran capacidad en sectores en los que Estados Unidos es muy débil, incluyendo la educación, y los sistemas judicial y de salud.



Aunque esas capacidades no estén listas para ser instrumentadas en estos momentos, la planificación intensa por parte de la OTAN, la Unión Europea y las Naciones Unidas podría ayudar a cumplir este objetivo, manifestó el informe. EFE

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV