miércoles, 19 de septiembre de 2018 Actualizado a las 18:19

Economía de EE.UU. tuvo en 2007 su crecimiento más lento en cinco años

por 28 febrero, 2008

Bush sostuvo que los ciudadanos empezarán a recibir los cheques en la segunda mitad de mayo, de manera que a finales de ese mes la economía comenzará a sentir los efectos positivos de esta inyección.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El presidente George W. Bush dijo que la economía de EE.UU. no se dirige a una recesión, aunque sí sufre una desaceleración, como prueba el hecho de que en 2007 creció al ritmo más lento en cinco años, según datos conocidos este jueves.



"No hay duda de que la economía se ha desacelerado. Pero creo que no vamos camino de una recesión", señaló Bush durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca.



El Departamento de Comercio informó este jueves que la economía de Estados Unidos, que entre julio y septiembre había crecido a un ritmo anual del 4,9 por ciento, creció en el último trimestre un 0,6 por ciento, la misma cifra dada a conocer de manera preliminar a finales de enero.



La agencia, después de la revisión de los cálculos preliminares, indicó que durante todo 2007 el Producto Interior Bruto (PIB) de Estados Unidos creció un 2,2 por ciento, esto es el menor incremento en cinco años. En 2006 la economía creció un 2,9 por ciento.



La mayoría de los analistas había calculado que se revisaría al alza en una décima el crecimiento del PIB trimestral, hasta el 0,7 por ciento, y que el crecimiento anual quedaría en el 2,6 por ciento.



El presidente instó al Congreso a que apruebe "una legislación sensata" que ayude a las millones de personas que enfrentan dificultades para el pago de sus hipotecas.



"A mí me preocupan los trabajadores", añadió. "Hemos aprobado y puesto en marcha ya un paquete de estímulo económico por 150.000 millones de dólares. Estamos actuando de manera enérgica"



El plan, aprobado por el Congreso y promulgado por Bush a comienzos de febrero, incluye reembolsos de impuestos para millones de contribuyentes.



El presidente dijo que los ciudadanos empezarán a recibir los cheques en la segunda mitad de mayo, de manera que a finales de ese mes la economía comenzará a sentir los efectos positivos de esta inyección.



Pese a que finalmente se mantuvieron las cifras preliminares, la información publicada este jueves constata que la actividad económica se desaceleró bruscamente en el cuarto trimestre de 2007, en comparación con el trimestre anterior.



El Departamento de Comercio indicó que entre octubre y diciembre, las compras brutas dentro del país -esto es el valor total de los bienes y servicios adquiridos por residentes en el país- cayeron 0,3 por ciento, la mayor disminución desde el último trimestre en recesión en 2001.



El informe del Gobierno cambió los cálculos de inflación del 3,9 al 4,1 por ciento en el cuarto trimestre. Pero la inflación subyacente, que excluye los precios de alimentos y combustibles, se mantuvo en el 2,7 por ciento del cálculo inicial.



En 2007 los precios a nivel de consumo subieron 3,4 por ciento, en tanto la inflación subyacente en todo el año fue del 2,1 por ciento, justo por encima de los niveles que la Reserva Federal considera aceptables, entre el 1 y el 2 por ciento.



Bush reconoció que los consumidores encaran crecientes incertidumbres, incluida la expectativa de que el precio de la gasolina suba a 4 dólares por galón (1,05 dólares por litro), pero insistió en que el estímulo "dará a los consumidores el empujón que necesitan".



El gasto de los consumidores representa más de dos tercios de lo que en Estados Unidos se llama el "producto" interior bruto.



La revisión más grande en el informe divulgado este jueves ocurrió en la balanza comercial: las exportaciones de Estados Unidos crecieron más que lo calculado inicialmente y las importaciones disminuyeron.



Al aumento de las exportaciones ha contribuido enormemente la fuerte debilidad del dólar, que hoy mismo tocó un nuevo mínimo histórico con la moneda única europea, en el nivel de los 1,5128 dólares por euro.



El presidente Bush aprovechó el dato para criticar, sin nombrarlos, a los candidatos presidenciales demócratas Hillary Clinton y Barack Obama que esta semana dijeron que buscarán una renegociación del tratado de comercio de EE.UU. con Canadá y México.



"El comercio libre es esencial para la formación de buenos empleos con alta remuneración", sostuvo Bush. "Una porción importante del crecimiento de nuestra economía el año pasado provino de las exportaciones".



"La amenaza de que nos retiraremos del acuerdo comercial no es buena política", agregó.



El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, también se refirió a la crisis económica, y en una comparecencia ante el Comité de Banca del Senado, advirtió que espera que se produzcan quiebras en entidades financieras pequeñas debido a la crisis inmobiliaria.



EFE

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV