sábado, 20 de octubre de 2018 Actualizado a las 10:59

Tendencia autoritaria y criminalización amenazan a DD.HH. en Perú

por 14 junio, 2008

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos alertó sobre la legislación impulsada por el Gobierno que "otorga a los sancionadores facultades que exceden sus poderes (...) y da pie a que muchos de los abusos que puedan realizar los efectivos policiales para menguar estas protestas sociales queden impunes".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Las tendencias cada vez más autoritarias del Gobierno y la agudización y criminalización de los conflictos sociales son las mayores amenazas a los Derechos Humanos en Perú, señaló este viernes el Informe 2007 de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) presentado en Lima.



En el documento, la organización denunció que durante el último año el Gobierno "ha abandonado el diálogo y ha dado paso a un discurso agresivo y confrontacional, apoyado en una serie de medidas cuyo fin es la criminalización de la protesta social".



La CNDHH alertó, en este sentido, sobre la legislación impulsada por el Gobierno que "otorga a los sancionadores facultades que exceden sus poderes (...) y da pie a que muchos de los abusos que puedan realizar los efectivos policiales para menguar estas protestas sociales queden impunes".



Asimismo, criticó la posición "severa e intransigente" del Ejecutivo en su defensa y promoción de proyectos mineros y petroleros en zonas donde chocan con la población y que "siempre favorece a los grupos económicos en desmedro de los agraviados".



Para los defensores de los derechos humanos, en 2007 también se produjo un "claro proceso de estancamiento en la judicialización de los casos" presentados por la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR) sobre la guerra interna que asoló al país andino entre 1980 y 2000.



El informe consideró "lamentable la desnaturalización" del sistema de defensa de los Derechos Humanos, al haberle asignado casos que no son de su competencia, como el tráfico de drogas, que incrementan su carga procesal.



Además, cuestionó la resistencia del sistema judicial por considerar delitos de lesa humanidad crímenes cometidos durante el conflicto interno, lo que favorece su prescripción, así como la lentitud en la asignación de ayuda letrada a los familiares de las víctimas, lo que atenta contra sus derechos.



En el lado positivo, la CNDDHH consideró como un "hecho histórico sin precedentes" el desarrollo del juicio al ex presidente Alberto Fujimori (1990-2000) por violaciones a los derechos humanos, que, a su juicio, dejará "un gran aprendizaje político y social".



"Es destacable la diligencia con que se inició el juicio, lo que muestra la intención de enfrentar correctamente el complicado proceso. La previsión se ha traducido en un juicio puntual, con correcto manejo de pruebas y que no deja espacio para el escándalo y la protesta de los operadores fujimoristas", afirmó el documento.



Otro aspecto destacado por la CNDDHH fue la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos a Perú por el asesinato en 1989 del líder sindical Saúl Cantoral, la cual señala la obligación del Estado de investigar activamente los casos de violación de los derechos humanos.



EFE

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV