jueves, 19 de julio de 2018 Actualizado a las 14:48

Caracas deploró "desatinados comentarios" del vicecanciller chileno

por 20 septiembre, 2008

El Gobierno venezolano calificó este sábado como un deplorable desatino los "comentarios" del vicecanciller chileno, Alberto Van Klaveren, en los que tildó de "desproporcionada" la medida de Caracas de expulsar al directivo de la organización Human Rigths Wacth (HRW), el chileno José Miguel Vivanco.

La Cancillería venezolana reiteró en un comunicado que el Gobierno del presidente Hugo Chávez "no tolerará intromisión ni injerencia alguna en sus asuntos internos de parte de extranjeros que transiten por su territorio".



"El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela deplora los desatinados comentarios formulados por el vicecanciller" chileno, por la expulsión de Vivanco, un "infractor a la regulación migratoria y violador de las leyes nacionales (...) que se inmiscuyó en asuntos internos (...) de manera abusiva", aseveró el comunicado oficial.



El Gobierno de Chile consideró este viernes "desproporcionada" la expulsión de Venezuela, este jueves en la noche, de Vivanco y otro directivo de la HRW, y anunció que pedirá explicaciones a Caracas, según informó van Klaveren.



"Expulsar a un ciudadano, a un luchador por los derechos humanos nos parece muy lamentable, nos parece que la reacción que ha tenido el Gobierno venezolano ha sido absolutamente desproporcionada", afirmó van Klaveren.



El Gobierno de Chávez expulsó a Vivanco, con pasaporte chileno, y al estadounidense Daniel Wilkinson, horas después de que presentaron en la capital venezolana un informe de HRW que destacó el supuesto "desprecio" de la "revolución bolivariana" por las "garantías institucionales y derechos fundamentales".



Para Caracas, "resulta particularmente escandaloso" que van Klaveren "mancille la memoria" de "miles" de "caídos en la batalla por la libertad, al calificar de 'luchador por los derechos humanos" a Vivanco.



La Cancillería argumentó que el director para las Américas de HRW es un "asalariado" de una "organización que recibe financiamiento" del Gobierno de EE.UU., que es "autor de la más larga y atroz lista de violaciones a los derechos humanos en el mundo, en particular en América latina y el Caribe".



Reiteró que el Gobierno venezolano es "promotor de las más amplias libertades", y está "auténticamente comprometido con la defensa y garantía de los derechos humanos", actitud que "reivindica la justeza de esta decisión" contra Vivanco.



El Gobierno de Chávez "no tolerará intromisión ni injerencia alguna en sus asuntos internos de parte de extranjeros que transiten por su territorio, menos aún cuando ésta provenga de títeres del gobierno de Estados Unidos que, con sus mentiras e injurias, pretendan perturbar el proceso democrático" del país, agregó el comunicado oficial.



El canciller venezolano, Nicolás Maduro, dijo anoche que "nadie debe meterse en la decisión soberana" de Venezuela de expulsar a Vivanco, en lo que fue su primera reacción al pedido de explicaciones presentador el Gobierno chileno.



Maduro sostuvo que el directivo de HRW fue expulsado del país porque a través de "mentiras" ofendió la "dignidad" de Venezuela, cuestión que Caracas no tolerará más, según dijo.



La organización no gubernamental advirtió este viernes en un comunicado que la expulsión de dos de sus directivos subraya la creciente intolerancia del Gobierno de Chávez ante sus críticos, y el peligro que corren las libertades civiles en el país suramericano.



EFE

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV