viernes, 22 de junio de 2018 Actualizado a las 19:20

El asesino de Finlandia llevaba seis años planeando la masacre

por 24 septiembre, 2008

"El contenido de las notas indica que odiaba a la humanidad y a la raza humana y que había empezado a planear esto en 2002", declaró el jefe de la investigación.


Matti Juhani Saari, el estudiante de 22 años que este martes asesinó a diez personas antes de suicidarse en un centro de formación profesional finlandés de Kauhajoki, llevaba planeando la masacre desde 2002, según nuevos detalles del caso que se han conocido hoy.



Fuentes de la investigación informaron de que Saari había dejado en el apartamento donde residía dos breves notas escritas a mano en las que daba a entender que había empezado a planear la matanza hace seis años.



"El contenido de las notas indica que odiaba a la humanidad y a la raza humana y que había empezado a planear esto en 2002", declaró a los medios de comunicación locales Jari Neulaniemi, el jefe de la investigación.



En uno de los mensajes manuscritos, Saari afirmaba que "la solución es Walther", en referencia a la marca de la pistola automática calibre 22 con la que cometió la matanza, una Walther P22.



Las diez víctimas de la masacre fueron trasladadas anoche a Helsinki para proceder a su identificación ya que, según los servicios médicos, varios de los cuerpos se quemaron parcialmente en el incendio que provocó el asesino tras la matanza, probablemente usando cócteles molotov.



Aunque aún no se han realizado las autopsias, fuentes médicas apuntan a que varias de la víctimas pudieron morir asfixiadas por el humo del incendio, y no a consecuencia de los disparos.



Las mismas fuentes indicaron que las labores de identificación podrían tardar entre uno y dos días si fuera necesario realizar pruebas de ADN.



También informaron de que las personas fallecidas son nueve alumnos del centro, un adulto -probablemente un profesor- y el propio atacante, que murió en un hospital de Tampere horas después de intentar suicidarse de un disparo en la cabeza.



Respecto a la personalidad de Matti Saari, los medios de comunicación locales que han hablado con gente que le conocía se han encontrado con versiones muy contradictorias.



Algunos compañeros del centro de formación profesional de Kauhajoki donde cursaba segundo año de hostelería lo describen como un joven alegre y con muchos amigos, mientras que otros conocidos dicen que era tímido y retraído.



Al parecer, Saari no era natural de Kauhajoki, por lo que vivía en una residencia de estudiantes próxima a la escuela de formación profesional.



Las investigaciones continúan para esclarecer todos los detalles que rodean a esta tragedia, la segunda de este tipo que se produce en Finlandia en menos de un año.



Entre otras cosas, la policía sospecha que alguien le ayudó a grabar uno de los vídeos que colgó en el portal de internet YouTube, en el que aparecía haciendo prácticas de tiro con su pistola.



Además, las autoridades quieren saber por qué la policía local, que interrogó al asesino la víspera de la matanza a raíz de estos vídeos, no le consideró peligroso y decidió no confiscar su pistola y su licencia de armas.



EFE

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV