Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 12:51

A 30 años de la revolución islámica

Irán: la batalla que se libra en internet

por 26 febrero 2009

Irán: la batalla que se libra en internet
El país de los ayatollah cuenta con una de las comunidades de bloggeros más vibrante del mundo, a pesar de que el gobierno presume que tiene bloqueados cinco millones de sitios web. Jon Leyne, de la BBC, conversó con bloggeros iraníes para ver qué es lo que los hace funcionar tan bien pese a las restricciones.

Gran parte de los medios oficiales de comunicación están bajo control del gobierno o de conservadores de línea dura. En tal contexto, internet se ha convertido en la vía preferida de comunicación para la generación más joven de Irán, bien educada y curiosa.

Navegue en línea en Irán y encontrará blogs y páginas de internet cubriendo cualquier tema que se pueda uno imaginar.

Política, por supuesto, pero también artes, el cine de Hollywood, temas de mujeres, deporte femenino, música pop. Hay que decirlo en voz baja: en la Republica Islámica hay incluso sitios de internet de citas para encontrar pareja.

Día con día tiene lugar una curiosa ciberguerra, ya que el gobierno lucha por el control de internet, y los bloggeros iraníes contraatacan con sus teclas.

Irán alberga cerca de 65.000 bloggeros, y tiene alrededor de 22 millones de usuarios de internet. Nada mal para un país donde en algunas áreas remotas todavía no tienen red eléctrica. La población total es de 71,2 millones de habitantes (ONU, 2007).

Incluso algunos periodistas que trabajan en los medios de comunicación establecidos usan internet para publicar artículos que no pasarían los controles editoriales del diario o el programa, o la censura oficial.

Blogósfera en la mira

El atractivo real para los bloggeros, en este claustrofóbico clima político, es que alguien los está escuchando.

Este es el punto de vista de Seyed Vahid Aqili, profesor asistente de medios de comunicación de la Universidad Islámica Azad en Teherán.

"La generación joven ahora tiene acceso al mundo, para expresar sus ideas y sus creencias y sus actitudes. Internet es un buen vehículo para dejar que la gente se exprese a sí misma", dice.

Sin embargo, incluso en internet, el libre discurso es limitado.

Amir solía escribir un blog político. Mientras insiste en que nunca incluyó nada "ofensivo", un día encendió su computadora y descubrió que su blog había sido bloqueado por las autoridades, sólo por atreverse a tratar temas políticos.

Para esquivar las restricciones, muchos sitios se ven forzados a cambiar regularmente sus direcciones de internet.

Los usuarios de la red aprenden a descargar programas antifiltros y otras tecnologías para vencer las restricciones.

Autoridades preocupadas

Hay también algunos informes recientes de bloggeros que han sido arrestados, pero los datos son muy difíciles de precisar.

Y hace algunos meses, el parlamento empezó a considerar una ley para imponer la pena de muerte a bloggeros declarados culpables de utilizar la red para difundir corrupción, prostitución o apostasía.

No está claro cómo ha progresado ese proyecto de ley.

Con todo, algunos de los intentos del gobierno por controlar internet son extrañamente tibios.

Una reciente ordenanza que urgía a los bloggeros a registrarse en el Ministerio de Cultura y Consejería Islámica fue silenciosamente abandonada luego de que muy pocos la cumplieran.

Tal vez las autoridades se dieron cuenta que apretar demasiado los tornillos podría ser contraproducente.

No obstante, las autoridades están claramente preocupadas por el impacto de internet en la sociedad y cultura islámica que trabajan por fomentar.

En una reciente publicación, la Guardia Revolucionaria protestaba por el "imperialismo de internet" y advertía que la CIA estaba tratando de utilizar la red para provocar una "suave revolución" en Irán.

Acusaron a los medios internacionales, incluyendo la BBC, CNN y The New York Times, de formar parte de esta conspiración.

Pero lo que asombra de internet en Irán es lo apolítico que es.

La vida en línea en Irán está completamente divorciada de todo lo que se ve y se oye en los medios oficiales.

"La mayoría de los blogs se enfocan en temas sociales, tópicos de arte, diarios personales, poemas y comentarios sobre asuntos que van de las artes al cine y la música", dice Aqili.

"La mayoría de los bloggeros sólo quieren compartir sus ideas y sus vidas privadas con sus amigos", dice Amir.

"Es algo que la juventud en Irán necesita, porque no tienen ningún entretenimiento o pasatiempo especial. Y no pueden decir nada libremente".

"Instrumento del demonio"

Pero incluso si no existe una amenaza política directa contra el gobierno, lo que ocurre en el internet iraní proporciona un fascinante comentario sobre la sociedad iraní.

No es un panorama, quizá, que haga muy felices a los defensores de la revolución.

Véase, por ejemplo, la música pop y el rock. Tocar la guitarra eléctrica en público está prohibido (¡instrumento del diablo!). Cantar en inglés es un No definitivo. Y que las mujeres canten solas, olvídenlo.

Así que todo esto se ha ido a la clandestinidad, en línea.

Los cientos o posiblemente miles de bandas iraníes distribuyen su música en internet, con todo desde heavy metal hasta trance. Y cada día se puede escuchar la música que suena en cintas de cassette en taxis en todo Teherán.

No es que la generación de la música rock iraní tenga el monopolio en internet.

El gobierno recientemente anunció planes para publicar 10.000 weblogs para 10.000 bases de la milicia armada de la Guardia Revolucionaria.

La capital religiosa de Qom ya es una de las ciudades mejor conectadas de Irán. Clérigos investigan el Islam y publican sus hallazgos en numerosos sitios de internet religiosos.

El gobierno también promueve sus ideas en la red. Las noticias sobre el presidente Mahmoud Ahmadinejad a menudo aparecen primero en su página de internet personal.

Irán ha vivido con frecuencia bajo una mentalidad de sitio desde el origen de la Revolución Islámica hace tres décadas.

Las antenas parabólicas de la televisión por satélite están prohibidas. Las tarjetas de crédito internacionales son inútiles en el país. Los líderes políticos, religiosos y militares advierten de los peligros del extranjero, y hablan del peligro a un ataque.

Sin embargo, al mismo tiempo, los iraníes están fascinados con el resto del mundo, y valoran el contacto con extranjeros. Y nunca como ahora cuando en Irán florece la cultura de internet.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes