Viernes, 2 de diciembre de 2016Actualizado a las 19:18

Se sentarán frente a frente este jueves

El cara a cara de Zelaya y Micheletti

por 9 julio 2009

El cara a cara de Zelaya y Micheletti
Con la mediación del mandatario costarricense, Oscar Arias, intentarán buscar una salida política a la crisis en Honduras.

Tras varias dudas respecto a la presencia en Costa Rica de Roberto Micheletti, el mismo presidente interino de Honduras -designado por el Congreso después del golpe de Estado contra Manuel Zelaya- confirmó en las últimas horas del martes en Tegucigalpa que viajará a territorio costarricense acompañado por una delegación de cinco personas.

El mandatario interino había sembrado la incertidumbre al decir que esperaba las conclusiones de sus asesores de seguridad para saber si asistiría a la reunión con Zelaya que tendrá como mediador al presidente costarricense, Oscar Arias, y que cuenta con el aval de Estados Unidos.

Los dos hombres que claman ser el presidente "legítimo" de Honduras se sentarán frente a frente este jueves para intentar buscar una salida política a la crisis que afecta al país tras el golpe de Estado del 28 de junio.

Sin embargo, los dos antagonistas de esta historia han hecho declaraciones que hacen pensar que será casi imposible acercar a las partes en conflicto.

Al llegar a Costa Rica, Zelaya anunció que demandará la inmediata remoción del gobierno interino, mientras que Micheletti declaró en Honduras que el retorno de Zelaya al poder "es innegociable".

Adelantar las elecciones

Más que una mesa de diálogo, la reunión de este jueves parece el escenario de un duelo. Y muchos se preguntan cómo Arias logrará una flexibilización de las posiciones.

El tono de los enemigos tampoco ha sido muy alentador. Zelaya calificó a Micheletti como "un gorila" y un "traidor" y el gobernante interino lo señaló como un delincuente. "Él cometió delitos, tiene que pagar", dijo Micheletti.

Así las cosas, las piezas del rompecabezas apuntan a la creación de mecanismos intermedios en que los dos lados sientan que han conseguido algunas garantías.

Y la propuesta de adelantar las elecciones presidenciales previstas para fines de noviembre es una de las salidas que suena fuerte aquí en Tegucigalpa.

El misterio, sin embargo, es qué ocurrirá en el período que va desde ahora hasta esos presuntos comicios adelantados.

Fuentes diplomáticas consultadas por BBC Mundo han señalado que la única presión efectiva sobre el gobierno de Micheletti para que ceda en su postura sería una combinación entre sanciones económicas y masivas manifestaciones a favor de Zelaya.

Manifestaciones en Tegucigalpa

El aeropuerto de Toncontín había retomado sus actividades normales este miércoles, tras haber permanecido varios días cerrado.

Partidarios del Zelaya realizaron una marcha por el centro de la capital hondureña, mientras que los detractores se manifestaron en Choluteca, ciudad cercana a la frontera con Nicaragua.

Por segundo día consecutivo la esposa del mandatario derrocado, Xiomara Castro, protestó en las calles de Tegucigalpa exigiendo el regreso de su marido.

Sin embargo, con el inicio del diálogo en San José, la tensión ha bajado y el país tiene puestos los ojos en la construcción de un consenso político que permita poner fin a la crisis.

"Yo tengo fe en las negociaciones y confío en la capacidad del señor Arias. En el nombre de Dios espero que todo salga bien", le dijo a BBC Mundo Erika Almendares, una joven trabajadora, madre y estudiante que está preocupada por el futuro de su país.

Por lo pronto el toque de queda implementado en el país se ha reducido y ahora sólo está vigente entre las once de la noche y las cinco de la mañana.

El papel de EE.UU.

La secretaria de Estrado de EE.UU., Hillary Clinton, dijo que está "muy preocupada" por la crisis hondureña y destacó que su país se ha implicado a fondo en buscar una salida.

"Tanto mi equipo como yo hemos trabajado muy duro estos días para alcanzar un proceso de mediación", señaló Clinton.

Por su parte el nuevo encargado de la política estadounidense para América Latina, Arturo Valenzuela, criticó el golpe de Estado y consideró que aunque había graves problemas en Honduras, “la solución no era que los militares expulsaran a Zelaya y lo enviaran fuera del país”.

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly, se mostró optimista respecto a las conversaciones de San José.

"Ahora tenemos un diálogo en marcha que abre una posibilidad real de resolver esto", señaló.

Mientras avanza la vía diplomática, muchos hondureños están preocupados por la situación económica.

Venezuela suspende venta de petróleo

Venezuela suspendió los envíos de petróleo a Honduras y organismos internacionales han cancelado los programas de crédito para el país como un mecanismo de presión para que se restituya el orden institucional.

"Nosotros no podemos transferir el beneficio de Petrocaribe a una dictadura", dijo el ministro de Energía de Venezuela, Rafael Ramírez, refiriéndose a los precios preferenciales con que Caracas le vendía el crudo al gobierno de Zelaya.

Pese a las presiones, empresarios y economistas consultados por BBC Mundo han dicho que el país puede sobrevivir por unos tres a cuatro meses con un bloqueo crediticio y comprando petróleo a precios normales.

El problema es que nadie sabe si esto es sólo el comienzo de una serie de sanciones que podría aplicar la comunidad internacional si el gobierno de Micheletti decide hacer caso omiso de los llamados y advertencias de los organismos multilaterales.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes