Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 17:10

"Prometo aprender de mis errores"

Karzai inicia su segundo mandato

por 19 noviembre 2009

Karzai inicia su segundo mandato
"Estamos decididos a que, en los próximos cinco años, las fuerzas afganas sean capaces de asumir el liderazgo en (la tarea de) garantizar la seguridad y la estabilidad en todo el país", declaró el presidente afgano.

El presidente afgano, Hamid Karzai, se comprometió a asumir un mayor peso en las operaciones contra la insurgencia talibán y a combatir la corrupción en un discurso tras jurar su nuevo mandato con el que quiso responder a las inquietudes de sus socios internacionales.

"Estamos decididos a que, en los próximos cinco años, las fuerzas afganas sean capaces de asumir el liderazgo en (la tarea de) garantizar la seguridad y la estabilidad en todo el país", declaró el presidente.

Según dijo, pretende que sea el Ejército afgano el que, en los próximos tres años, lleve la iniciativa en las operaciones militares en "las muchas áreas inseguras del país", como ya hace en Kabul.

"Nuestras propias fuerzas de seguridad deberían ser capaces de hacerse con el control de la seguridad en otras provincias también, y así el papel de las tropas internacionales se reducirá gradualmente y se limitará a apoyar y entrenar a las fuerzas afganas", abundó.

Compromiso de EE.UU.

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, y sus colegas del Reino Unido, David Miliband, y Francia, Bernard Kouchner, asistieron a la toma de posesión, en la que el único jefe de Estado presente fue el paquistaní, Asif Alí Zardari.

EEUU -que envió a su vicepresidente Dick Cheney a la anterior jura de Karzai, en 2004- estudia un refuerzo sustancial de su contingente en Afganistán, que con 68.000 soldados lleva el peso de la fuerza ISAF.

Pero tanto el Gobierno estadounidense como el británico han dado a entender que su compromiso con Afganistán no puede ser eterno y que Karzai ha de asumir más responsabilidad, formar un Ejecutivo capaz y un Ejército que pueda hacerse con el control de la seguridad del país en un plazo viable.

Corrupción

El presidente afgano reiteró su agradecimiento a estos y otros países aliados y pidió más ayuda para entrenar y equipar al Ejército y la Policía de Afganistán.

"Sólo así se hará real la esperanza de Afganistán por un rápido retorno a sus países de los soldados de nuestros amigos, permitiéndonos asumir la responsabilidad completa por nuestra seguridad", apostilló.

Karzai mencionó entre otra de las tareas prioritarias de su nuevo Gobierno la lucha contra la corrupción, otra de las inquietudes manifiestas de la Administración del presidente estadounidense, Barack Obama.

"El Gobierno de Afganistán está comprometido a acabar con la cultura de la impunidad y la violación de la ley y a llevar ante la Justicia a aquellos implicados en la expansión de la corrupción", prometió.

Karzai anunció una próxima conferencia en Kabul para explorar "medidas nuevas y eficaces" contra la corrupción así como la aprobación de una ley que obligará a los cargos gubernamentales a declarar sus ingresos y posesiones.

"La corrupción y el chantaje son un problema muy peligroso. Atenderemos esta cuestión seriamente", aseguró.

Talibanes

En el discurso, no faltó la consabida oferta de "reconciliación" a los talibanes y de cooperación a los opositores como su rival principal para la Presidencia, Abdulá Abdulá, quien se retiró de la segunda ronda electoral denunciando que volvería a haber fraude como en la primera, del 20 de agosto.

Karzai invitó a los "compatriotas desencantados" que no tengan vínculos "directos" con el terrorismo internacional a "volver a casa" y aceptar la Constitución, y pidió expresamente a Arabia Saudí que siga mediando con los talibanes, que hasta ahora han negado su participación en negociaciones "secretas" con el Gobierno.

El presidente mencionó una serie de esferas en las que pretende que su Ejecutivo asuma un mayor papel, anunció elecciones locales y una próxima Loya Jirga (asamblea de notables afganos) y adelantó la convocatoria en Kabul de una conferencia internacional para abrir un "nuevo capítulo en la cooperación y asistencia entre Afganistán y la comunidad internacional".

Entre sus intenciones declaradas, está la de conseguir que los países donantes doblen el porcentaje -hasta el 40- de las ayudas que ahora gestiona el propio Gobierno afgano y lo eleven al 50 por ciento en dos años.

EFE

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes